Presión positiva nasal continua en las vías respiratorias inmediatamente después de la extubación para prevenir la morbilidad en recién nacidos.

La presión positiva continua en las vías aéreas (CPAP en inglés, de Continuous Positive Airways Pressure) ofrece un flujo de gas extra a través de la nariz y ayuda a reducir los problemas respiratorios en los recién nacidos prematuros, después de que la sonda usada para la asistencia respiratoria es extraída de la tráquea.

Los recién nacidos prematuros (nacidos antes de las 37 semanas) pueden necesitar ayuda para respirar adecuadamente. Algunas veces, esto se realiza mediante una sonda que se coloca dentro de la tráquea, a través de la boca o la nariz, para administrar el oxígeno desde una máquina (asistencia respiratoria mecánica). Este método ayuda a restablecer la respiración, pero cuando se retira la sonda (este proceso de extracción de la sonda se llama extubación), puede haber problemas en la respiración. La presión positiva nasal continua en las vías respiratorias (PPNCVR) ofrece un flujo de gas adicional a través de la nariz. La revisión de los ensayos encontró que la PPNCVR es efectiva para prevenir el fracaso de la extubación después de un periodo de asistencia respiratoria mecánica.

Conclusiones de los autores: 

Implicaciones para la práctica: la PPNCVR es efectiva para prevenir el fracaso de la extubación en recién nacidos prematuros, después de un periodo de intubación endotraqueal y de VPPI.

Implicación para la investigación: es necesario realizar definiciones adicionales de los grupos, por edad gestacional y por peso, en los que estos resultados son válidos. No se han determinado aún los niveles óptimos de PPNCVR, así como los métodos de administración.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los recién nacidos prematuros a los que se les retira la intubación después de un período de ventilación con presión positiva intermitente a través de una sonda endotraqueal, corren el riesgo de desarrollar insuficiencia respiratoria como resultado de apnea, acidosis respiratoria e hipoxia. La presión positiva nasal continua estabiliza las vías respiratorias superiores, mejora la función pulmonar y reduce la apnea, y por lo tanto, facilita la extubación en esta población.

Objetivos: 

En recién nacidos prematuros, a quienes se les extrajo la sonda endotraqueal luego de un período de ventilación con presión positiva intermitente (VPPI), ¿provoca el tratamiento con presión positiva nasal continua en las vías respiratorias (PPNCVR) una reducción en la proporción de niños que necesitan asistencia respiratoria adicional, comparado con los que reciben oxígeno en casco cefálico directamente luego de la extubación?

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en la Base de Datos de Oxford de Ensayos Clínicos Perinatales (Oxford Database of Perinatal Trials), MEDLINE, hasta noviembre 2002, Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (La Cochrane Library, Número 4, 2002), en revisiones anteriores, incluyendo las referencias cruzadas, en resúmenes de conferencias y publicaciones de simposios, entre informantes expertos y mediante búsqueda manual de revistas, principalmente en idioma inglés.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos que utilizaron la asignación aleatoria o cuasialeatoria de pacientes, en los cuales la PPNCVR (realizada por cualquier método) se comparó con la administración de oxígeno en casco cefálico después de la extubación. La calidad metodológica fue evaluada de forma independiente por los dos autores.

Obtención y análisis de los datos: 

Los dos autores obtuvieron independientemente los datos. Se realizaron también análisis por subgrupos, especificados con anterioridad, para determinar el impacto de diferentes niveles de la PPNCVR, las diferencias en la duración de la VPPI y el uso de aminofilina, utilizando el mismo envase. Los datos se analizaron utilizando el riesgo relativo (RR), diferencia de riesgo (DR) y número necesario de pacientes a tratar (NNT).

Resultados principales: 

La PPNCVR, cuando se aplicó a los recién nacidos prematuros a los que se les extrajo la intubación luego de la VPPI, redujo la incidencia de eventos clínicos adversos (apnea, acidosis respiratoria y mayores requerimientos de oxígeno) que indican la necesidad de asistencia respiratoria adicional [RR 0,62 (0,49; 0,77), RD -0,17(-0,24; 0,10), NNT 6 (4; 10)].

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save