Percepciones y experiencias de los profesionales sanitarios sobre la utilización de tecnologías de mSalud para la prestación de servicios de atención primaria de salud: una síntesis de evidencia cualitativa

¿Cuál fue el objetivo de esta revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane de investigación cualitativa fue explorar cómo los profesionales sanitarios ven y experimentan el uso de teléfonos móviles y tabletas cuando prestan servicios de atención primaria de salud. Para responder esta pregunta, se analizaron 43 estudios sobre las opiniones y experiencias de los profesionales sanitarios en relación con los programas sanitarios con teléfonos móviles (mSalud).

Mensajes clave

Los profesionales sanitarios aceptaron con gusto los beneficios de la mSalud e informaron sobre cómo utilizaban los teléfonos móviles para mejorar su labor y las relaciones de los profesionales entre ellos y con los usuarios. Sin embargo, también tuvieron dificultades, tales como la escasa cobertura de la red y el acceso a la electricidad. Quienes ejecutan programas de mSalud deberían tratar de abordar estas dificultades y aprovechar las experiencias positivas de los profesionales sanitarios.

¿Qué se estudió en esta revisión?

Los profesionales sanitarios suelen utilizar teléfonos móviles y tabletas para prestar atención sanitaria. Es importante comprender qué piensan los profesionales sanitarios acerca de estos dispositivos, ya que esto puede afectar a la calidad de los servicios. Se buscaron estudios que investigaron las opiniones y las experiencias de los profesionales sanitarios respecto del uso de dispositivos móviles en la atención primaria.

¿Cuáles son los principales resultados de esta revisión?

Se tomaron muestras de 43 de los 53 estudios incluidos en esta revisión. La mayoría procedía de países de ingresos bajos o medios, e incluía tanto a profesionales sanitarios legos como a profesionales sanitarios. Muchos utilizaron teléfonos móviles o tabletas cuando prestaban atención sanitaria a las madres, los hijos o los recién nacidos. Muchos de los dispositivos móviles tenían programas informáticos que ayudaban a los profesionales sanitarios a seguir los pasos correctos en el momento de prestar atención sanitaria. Los profesionales sanitarios también utilizaban los teléfonos móviles para comunicarse con los usuarios y para registrar la información sobre la salud de los usuarios.

Hay confianza moderada o alta en los siguientes hallazgos.

La mSalud cambió la forma en que los profesionales sanitarios trabajaban entre ellos : los profesionales sanitarios apreciaban estar más conectados con sus colegas, y pensaban que esto mejoraba la coordinación y la calidad de la atención. Sin embargo, algunas personas informaron de problemas cuando los colegas superiores no respondieron o respondieron con ira. Algunos prefirieron la conexión directa con los colegas. Algunos creyeron que la mSalud mejoró los informes, mientras que otras personas lo compararon con la «mirada de Gran Hermano».

La mSalud cambió la forma en que los profesionales sanitarios prestaban atención sanitaria : los profesionales sanitarios apreciaron la forma en que la mSalud les permitió asumir nuevas tareas, trabajar con flexibilidad y llegar a los usuarios en zonas de difícil acceso. Apreciaron el aporte de la mSalud cuando mejoró la retroalimentación, la velocidad y el flujo de trabajo, pero no cuando fue lento o cuando consumió mucho tiempo. Algunos profesionales sanitarios consideraron que los programas informáticos de apoyo a las decisiones fueron útiles; otros pensaron que amenazaban sus aptitudes clínicas. La mayoría de los profesionales sanitarios veían la mSalud como algo mejor que el papel, pero otros veían la mSalud como la creación de más trabajo.

La mSalud generó nuevas modalidades de compromiso y relaciones con los usuarios y las comunidades : los profesionales sanitarios consideraron que la comunicación con los usuarios por teléfono móvil mejoraba la atención y la relación con los usuarios, aunque consideraron que algunos usuarios necesitaban un contacto directo. Los profesionales sanitarios eran conscientes de la importancia de proteger la información confidencial de los usuarios cuando utilizaron dispositivos móviles. A algunos profesionales sanitarios no les importó ser contactados por los usuarios fuera de las horas de trabajo, mientras que otros querían límites. Los profesionales sanitarios describieron cómo algunos miembros de la comunidad confiaron en los profesionales sanitarios que utilizaron mSalud, mientras que otros se mostraron escépticos. Los profesionales sanitarios señalaron problemas cuando los usuarios necesitaban contar con un teléfono propio.

Las percepciones y la forma de utilizar la mSalud por parte de los profesionales sanitarios podrían verse influidas por factores relacionados con los costos, los profesionales sanitarios, la tecnología, el sistema de salud y la sociedad, el escaso acceso a la red y el acceso deficiente a la electricidad : a algunos profesionales sanitarios no les importó cubrir los costos adicionales. Otros se quejaron de que el crédito telefónico no se administró a tiempo. Los profesionales sanitarios acostumbrados a utilizar teléfonos móviles a veces se mostraron más positivos hacia la mSalud. Otros, con menos experiencia, a veces se avergonzaban de cometer errores delante de los usuarios o se preocupaban por la seguridad laboral. Los profesionales sanitarios deseaban recibir capacitación, apoyo técnico, dispositivos fáciles de usar y sistemas que se integraran a los sistemas electrónicos de salud existentes. Las principales dificultades que experimentaron los profesionales sanitarios fueron las conexiones deficientes de la red, el acceso a la electricidad y el costo de recargar los teléfonos. Otros problemas incluyeron los teléfonos dañados. Los factores ajenos al sistema de salud también influyeron en la forma en que los profesionales sanitarios experimentaron la mSalud, incluidas algunas cuestiones de idioma, de género y de pobreza. Los profesionales sanitarios consideraron que su compromiso con los usuarios les ayudaba a hacer frente a dichas dificultades.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Se buscaron estudios publicados hasta enero 2018.

Conclusiones de los autores: 

Los hallazgos de esta revisión proponen una visión matizada sobre los programas de mSalud. Las complejidades de la prestación de atención sanitaria y las interacciones humanas desafían las conclusiones simplistas sobre la forma en que los profesionales sanitarios percibirán y experimentarán la manera en que utilicen la mSalud. Las percepciones reflejan la interacción entre la tecnología, los contextos y los atributos humanos. Las descripciones detalladas del programa, los procesos de ejecución y los contextos, junto con los estudios de eficacia, ayudarán a desentrañar esta interacción para formular hipótesis sobre la efectividad de la mSalud.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La práctica sanitaria con móviles (mSalud), se refiere a las prácticas de atención de la salud apoyadas por dispositivos móviles, como teléfonos móviles y tabletas. En el marco de la atención primaria, los profesionales sanitarios suelen utilizar dispositivos móviles para registrar a los usuarios, hacer un seguimiento del estado de salud y tomar decisiones sobre la atención, así como para comunicarse con los usuarios y otros profesionales sanitarios. La comprensión de la forma en que los profesionales sanitarios se relacionan y experimentan el uso de mSalud puede ayudar en su aplicación.

Objetivos: 

Sintetizar la evidencia de investigación cualitativa sobre las percepciones y experiencias de los profesionales sanitarios en cuanto al uso de las tecnologías de mSalud para la prestación de servicios de atención primaria de salud, y elaborar hipótesis sobre las razones por las que algunas tecnologías son más efectivas que otras.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en MEDLINE, Embase, CINAHL, Science Citation Index y Social Sciences Citation Index en enero 2018. Se realizaron búsquedas en Global Health en diciembre 2015. Se cribaron las listas de referencias de los estudios incluidos y las referencias clave; además, se realizaron búsquedas de literatura gris en siete fuentes (16 de febrero al 5 de marzo 2018). Se volvieron a realizar las estrategias de búsqueda en febrero 2020. Se cribaron estos registros y cualquier estudio que se haya identificado como potencialmente relevante se encuentra en espera de clasificación.

Criterios de selección: 

Se incluyeron estudios que utilizaron métodos cualitativos de obtención y análisis de datos. Se incluyeron estudios de programas de mSalud que formaron parte de los servicios de atención primaria de salud. Estos servicios podrían implementarse en instalaciones de atención primaria de salud, públicas o privadas, en la comunidad y en el lugar de trabajo, o en los domicilios de los usuarios. Se incluyeron todas las categorías de profesionales sanitarios, así como las personas que apoyaron la ejecución y la gestión de los programas de mSalud. Se excluyó a los participantes identificados como personal técnico que desarrollaron y mantuvieron la tecnología de la mSalud, sin que participaran de otra forma en la ejecución del programa. Se incluyeron estudios realizados en cualquier país.

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluaron los resúmenes, los títulos y los textos completos de los artículos según los criterios de inclusión. Se encontraron 53 estudios que cumplieron con los criterios de inclusión y se muestrearon a 43 de ellos para el análisis. Para los 43 estudios muestreados, se extrajo información tal como: el país, la categoría del profesional sanitario y la tecnología de mSalud. Se utilizó un proceso de análisis temático. Se utilizaron los criterios GRADE-CERQual para evaluar la confianza en los hallazgos.

Resultados principales: 

La mayoría de los 43 estudios de muestras incluidos procedían de países de ingresos bajos o medios. En muchos de los estudios, los dispositivos móviles tenían cargado un programa informático de apoyo para las decisiones, que mostraba los pasos que debían seguir los profesionales sanitarios cuando proveían atención sanitaria. Otros usos incluían la comunicación directa o por mensaje de texto, y la grabación de la información sobre la salud de los usuarios. Casi la mitad de los estudios analizaron el uso de dispositivos móviles por parte de los profesionales sanitarios para la salud de la madre, el niño y el recién nacido.

Hay confianza moderada o alta en los siguientes hallazgos.

La mSalud cambió la forma en que los profesionales sanitarios trabajaban entre ellos : los profesionales sanitarios apreciaban estar más conectados con los colegas, y pensaban que esto mejoraba la coordinación y la calidad de la atención. Sin embargo, algunas personas informaron de problemas cuando los colegas superiores no respondieron o respondieron con ira. Algunos prefirieron la conexión directa con los colegas. Algunos creyeron que la mSalud mejoró los informes, mientras que otras personas lo compararon con la «mirada de Gran Hermano».

La mSalud cambió la forma en que los profesionales sanitarios prestaban atención sanitaria : los profesionales sanitarios apreciaron la forma en que la mSalud les permitió asumir nuevas tareas, trabajar con flexibilidad y llegar a los usuarios en zonas de difícil acceso. Apreciaron el aporte de la mSalud cuando mejoró la retroalimentación, la velocidad y el flujo de trabajo, pero no cuando fue lento o cuando consumió mucho tiempo. Algunos profesionales sanitarios consideraron que los programas informáticos de apoyo a las decisiones fueron útiles; otros pensaron que amenazaban sus aptitudes clínicas. La mayoría de los profesionales sanitarios consideraron la mSalud como una mejor opción que el papel, pero algunos preferían el papel. Algunos profesionales sanitarios consideraron que la mSalud generaba más trabajo.

La mSalud generó nuevas modalidades de compromiso y relaciones con los usuarios y las comunidades : los profesionales sanitarios consideraron que la comunicación con los usuarios por teléfono móvil mejoraba la atención y la relación con los usuarios, aunque consideraron que algunos usuarios necesitaban un contacto directo. Los profesionales sanitarios eran conscientes de la importancia de proteger la información confidencial de los usuarios cuando utilizaron dispositivos móviles. A algunos profesionales sanitarios no les importó ser contactados por los usuarios fuera de las horas de trabajo, mientras que otros querían límites. Los profesionales sanitarios describieron cómo algunos miembros de la comunidad confiaron en los profesionales sanitarios que utilizaron mSalud, mientras que otros se mostraron escépticos. Los profesionales sanitarios señalaron problemas cuando los usuarios necesitaban contar con un teléfono propio.

Las percepciones y la forma de utilizar la mSalud por parte de los profesionales sanitarios podrían verse influidas por factores relacionados con los costos, los profesionales sanitarios, la tecnología, el sistema de salud y la sociedad, el escaso acceso a la red y el acceso deficiente a la electricidad : a algunos profesionales sanitarios no les importó cubrir los costos adicionales. Otros se quejaron de que el crédito telefónico no se administró a tiempo. Los profesionales sanitarios acostumbrados a utilizar teléfonos móviles a veces se mostraron más positivos hacia la mSalud. Otros, con menos experiencia, a veces se avergonzaban de cometer errores delante de los usuarios o se preocupaban por la seguridad laboral. Los profesionales sanitarios deseaban recibir capacitación, apoyo técnico, dispositivos fáciles de usar y sistemas que se integraran a los sistemas electrónicos de salud existentes. Las principales dificultades que experimentaron los profesionales sanitarios fueron las conexiones deficientes de la red, el acceso a la electricidad y el costo de recargar los teléfonos. Otros problemas incluyeron los teléfonos dañados. Los factores ajenos al sistema de salud también influyeron en la forma en que los profesionales sanitarios experimentaron la mSalud, incluidas algunas cuestiones de idioma, de género y de pobreza. Los profesionales sanitarios consideraron que su compromiso con los usuarios les ayudaba a hacer frente a dichas dificultades.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save