Estrategias de cribado de la hipertensión

Pregunta de la revisión

¿Qué efectos tienen las diferentes formas de cribado de la hipertensión (masivo, específico u oportunista) en la disminución de la enfermedad y la muerte?

Antecedentes

La hipertensión es una enfermedad no transmisible (ENT) a largo plazo, también conocida como presión arterial alta o elevada. La presión arterial se expresa mediante dos mediciones (presión sistólica [PAS] y diastólica [PAD]), que son las presiones máxima y mínima. Por lo general, la presión arterial alta se diagnostica cuando la presión arterial en reposo persiste en una PAS ≥ 130/140 milímetros de mercurio (mmHg) o en una PAD ≥ 80/90 mmHg para los adultos.

Aunque la presión arterial en las arterias es continuamente elevada, en muchos casos, la presión arterial alta no causa síntomas. No obstante, la hipertensión puede aumentar el riesgo de insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular, pérdida de visión y nefropatía crónica, etc., a largo plazo. Las personas que consumen dietas poco saludables, que consumen cantidades perjudiciales de alcohol o tabaco y que son físicamente inactivas se encuentran en mayor riesgo de padecer hipertensión.

La detección temprana, el tratamiento adecuado y un buen control de la presión arterial alta pueden reducir el riesgo de complicaciones asociadas con la hipertensión. Si bien la detección temprana mediante el cribado de la hipertensión tiene el potencial de contener los costes relacionados con la salud, la reducción de la carga de la hipertensión involucrará en cierta medida la posibilidad de considerar los factores de riesgo conductuales y socioeconómicos (como los ingresos, la ocupación y el nivel de educación). Por lo tanto, no está claro si la detección temprana de la hipertensión leve puede repercutir de forma positiva en los costes relacionados con la salud a largo plazo y mejorar los resultados sanitarios al reducir la necesidad de hospitalización y el tratamiento de las complicaciones relacionadas con la hipertensión, que pueden ser graves.

Métodos de la revisión

Se realizaron búsquedas en varias bases de datos electrónicas sobre este tema hasta el 9 de abril 2020. Se buscaron estudios escritos en cualquier idioma, publicados o no. Se planificó incluir estudios que compararan un tipo de estrategia de cribado para la hipertensión versus ninguna estrategia de cribado, es decir, cribado masivo versus ningún cribado, cribado específico versus ningún cribado, y cribado oportunista versus ningún cribado. El interés se centró en los estudios en los que los participantes eran personas de edad muy avanzada, adultos y adolescentes sanos, y en los que los investigadores habían medido los resultados clínicos, los resultados relacionados con el sistema de salud y los eventos adversos.

Resultados clave

No se encontraron estudios que cumplieran con los criterios descritos anteriormente.

Calidad de la evidencia

Hubo una falta de evidencia de certeza alta para poder establecer si las estrategias de cribado masivo, específico u oportunista son efectivas para reducir la enfermedad y la muerte asociadas con la hipertensión.

Conclusiones de los autores: 

Existe la presunción implícita de que la detección temprana de la hipertensión mediante el cribado puede reducir la carga de morbilidad y mortalidad, pero esta presunción no se ha puesto a prueba en estudios de investigación rigurosos. Hay una falta de evidencia de calidad alta de ECA o evidencia programática de ECNA sobre la efectividad y los costes o los efectos perjudiciales de las diferentes estrategias de cribado de la hipertensión (masivo, específico u oportunista) para reducir la morbilidad y la mortalidad relacionadas con la hipertensión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La hipertensión es un problema de salud pública importante que afecta a más de 1 000 000 000 de personas en todo el mundo; afecta de manera desproporcionada a las poblaciones de los países de ingresos bajos y medios (PIBM), en los que los sistemas de salud suelen ser deficientes. La prevalencia creciente de la hipertensión está asociada al crecimiento de la población, el envejecimiento, los factores genéticos y los factores de riesgo conductual, como el consumo excesivo de sal y grasas, la inactividad física, el sobrepeso y la obesidad, el consumo nocivo de alcohol y el manejo deficiente del estrés. A largo plazo, la hipertensión conlleva un riesgo de eventos cardiovasculares, como enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, discapacidad y mortalidad prematura.

Los eventos cardiovasculares pueden ser prevenibles cuando las intervenciones se dirigen a poblaciones de alto riesgo, por ejemplo, mediante estrategias de cribado en toda la población. Cuando los recursos disponibles son limitados, la adopción de un enfoque de riesgo total en el que se tienen en cuenta varios factores de riesgo de hipertensión (por ejemplo, la edad, el sexo, los factores relacionados con el estilo de vida, la diabetes, el colesterol en sangre) puede permitir la posibilidad de dirigirse de forma más precisa hacia los grupos de alto riesgo. La posibilidad de dirigirse a los grupos de alto riesgo puede ayudar a reducir los costes, ya que los recursos no se emplean en toda la población.

La detección temprana en forma de cribado de la hipertensión (y los factores de riesgo asociados) puede ayudar a identificar a los grupos de alto riesgo, lo cual puede dar lugar a un tratamiento y a un manejo oportunos de los factores de riesgo. En última instancia, la detección temprana puede ayudar a reducir la morbilidad y la mortalidad relacionadas con la misma y puede contribuir a contener los costes relacionados con la salud, por ejemplo, los asociados a la hospitalización por enfermedades graves y a los factores de riesgo y comorbilidades manejados de forma deficiente.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las diferentes estrategias de cribado de la hipertensión (masivo, específico u oportunista) para reducir la morbilidad y la mortalidad asociadas a la hipertensión.

Métodos de búsqueda: 

Un especialista en información realizó búsquedas en el Registro Cochrane de Estudios (Cochrane Register of Studies, CRS-Web), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE, Embase, Latin American Caribbean Health Sciences Literature (LILACS) Bireme, ClinicalTrials.gov y la International Clinical Trials Registry Platform de la Organización Mundial de la Salud (ICTRP de la OMS) sin restricciones de idioma, año de publicación o estado de publicación. Las búsquedas se realizaron desde el inicio hasta el 9 de abril 2020.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) y ensayos controlados no aleatorizados (ECNA), es decir, estudios controlados de antes y después (CAD), series de tiempo interrumpido (STI) y estudios de cohorte analíticos prospectivos de personas de edad muy avanzada, adultos y adolescentes sanos que participaron en un cribado masivo, específico u oportunista de la hipertensión.

Obtención y análisis de los datos: 

El cribado de todos los estudios recuperados se realizó en Covidence. Un equipo de autores de la revisión, en pares y de forma independiente, evaluó los títulos y resúmenes de los estudios identificados y adquirió los textos completos de los estudios potencialmente elegibles. Los estudios se consideraron aptos para ser examinados en su totalidad cuando dos autor de la revisión estaban de acuerdo, o si se llegaba a un consenso mediante el debate con un tercer autor de la revisión. Se planificó que al menos dos autores de la revisión extrajeran de forma independiente los datos de los estudios incluidos, evaluaran el riesgo de sesgo utilizando criterios Cochrane preestablecidos y realizaran un metaanálisis de estudios suficientemente similares o presentaran una síntesis narrativa de los resultados.

Resultados principales: 

Se revisaron 9335 títulos y resúmenes. Se identificaron 54 estudios potencialmente elegibles para la evaluación de texto completo. Sin embargo, ningún estudio cumplió con los criterios de elegibilidad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save