Lesión endometrial en mujeres sometidas a fecundación in vitro (FIV)

Pregunta de la revisión

Evaluar si es seguro y eficaz realizar una lesión endometrial (también conocida como raspado endometrial), en mujeres sometidas a fecundación in vitro (FIV), con la inclusión de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) y la transferencia de embriones congelados.

Antecedentes

Las parejas que tienen problemas para quedar embarazadas pueden recurrir a tratamientos de fertilidad para ayudarles a concebir, como la FIV. En un ciclo de FIV, se recogen óvulos de la mujer y se combinan con esperma en el laboratorio para crear embriones. Los embriones se transfieren al útero con la esperanza de que se implanten y establezcan un embarazo. La implantación es el proceso por el que un embrión se adhiere al revestimiento del útero; es el primer paso para establecer un embarazo exitoso. Se ha indicado que las posibilidades de implantación aumentan si se realiza una lesión endometrial antes de la inserción del embrión en el útero.

Características de los estudios

Se incluyeron 38 ensayos clínicos (8915 mujeres) que habían probado los efectos de la lesión endometrial en los desenlaces de la FIV. Los estudios se llevaron a cabo en diferentes poblaciones de mujeres, y la forma en que se realizó la lesión endometrial también difirió entre los estudios en términos del instrumento utilizado y el momento del procedimiento en relación con el ciclo de FIV. Muchos de los estudios eran de calidad deficiente y tenían un alto riesgo de sesgo, por lo que los análisis principales se realizaron incluyendo sólo los estudios que no tenían un alto riesgo de sesgo. De los 38 estudios incluidos, sólo ocho se utilizaron en los análisis principales.

Resultados clave

No está claro si la lesión endometrial afecta la posibilidad de tener un recién nacido a partir de la FIV. Los resultados indican que, si la probabilidad de tener un recién nacido a partir de la FIV suele ser de alrededor del 27%, entonces la probabilidad de tener un recién nacido cuando se utiliza la lesión endometrial antes de la FIV estaría entre menos del 27% y el 32%. Del mismo modo, con respecto al desenlace del embarazo, si se supone que la probabilidad de embarazo con la FIV es de aproximadamente el 32%, la probabilidad de embarazo cuando se utiliza la lesión endometrial antes de la FIV se sitúa entre el 31% y el 37%.

La lesión endometrial no parece afectar a la posibilidad de sufrir un aborto espontáneo por FIV. El procedimiento de lesión endometrial provoca un dolor de leve a moderado y un pequeño sangrado vaginal, aunque éste es de corta duración. Esta evidencia no apoya el uso habitual de la lesión endometrial en las mujeres que se someten a FIV.

Un pequeño estudio comparó la lesión endometrial utilizando dos instrumentos diferentes en el ciclo previo a la FIV. Todos los desenlaces informados en este estudio se consideraron de certeza muy baja debido al riesgo de sesgo, por lo que no fue posible interpretar los resultados del estudio.

Certeza de la evidencia

Para los análisis principales, la evidencia es de certeza moderada. La calidad de la evidencia se redujo porque los resultados fueron poco precisos y coincidían en que las lesiones endometriales no tenían efectos, eran beneficiosas y eran perjudiciales para la posibilidad de quedar embarazada o tener un recién nacido.

Conclusiones de los autores: 

No está claro el efecto de las lesiones endometriales sobre los nacidos vivos ni los embarazos clínicos entre las mujeres que se someten a FIV. Los resultados de los metanálisis son consistentes con una mayor probabilidad, ningún efecto y una pequeña reducción en estos desenlaces. Por lo tanto, no está claro que las lesiones endometriales mejoren las posibilidades de que se produzcan nacidos vivos o embarazos clínicos en mujeres que se someten a FIV. La lesión endometrial no parece afectar la posibilidad de aborto. Se trata de un procedimiento algo doloroso que se asocia con un pequeño sangrado. En conclusión, la evidencia actual no apoya el uso habitual de la lesión endometrial en las mujeres que se someten a FIV.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La implantación de un embrión en la cavidad endometrial es un paso fundamental en el proceso de fecundación in vitro (FIV). Investigaciones anteriores han indicado que la lesión endometrial (también conocida como raspado endometrial), definida como el daño intencionado al endometrio, puede aumentar la probabilidad de embarazo en las mujeres que se someten a la FIV.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la lesión endometrial realizada antes de la transferencia de embriones en mujeres sometidas a fecundación in vitro (FIV), con la inclusión de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) y la transferencia de embriones congelados.

Métodos de búsqueda: 

En junio de 2020 se realizaron búsquedas en el Registro especializado del Grupo Cochrane de Ginecología y fertilidad (Cochrane Gynaecology and Fertility Group), en CENTRAL, MEDLINE, Embase, CINAHL, LILACS, DARE y en dos registros de ensayos. También se revisaron las secciones de referencias de los estudios pertinentes y se estableció contacto con expertos en el tema para obtener ensayos adicionales.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados que compararan la lesión endometrial intencional antes de la transferencia de embriones en mujeres sometidas a FIV versus ninguna intervención o un procedimiento simulado.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar recomendados por Cochrane. Dos autores de la revisión independientes examinaron los estudios, evaluaron el riesgo de sesgo y valoraron la certeza de la evidencia mediante el método GRADE (Grading of Recommendation, Assessment, Development and Evaluation). Cuando fue necesario se estableció contacto y se mantuvo correspondencia con otros investigadores de estudios. Debido al alto riesgo de sesgo asociado con muchos de los estudios, los análisis principales de todos los desenlaces de la revisión se limitaron a los estudios con bajo riesgo de sesgo de selección y otros sesgos. A continuación, se realizó un análisis de sensibilidad que incluía todos los estudios. Los desenlaces principales de la revisión fueron los nacidos vivos y el aborto espontáneo.

Resultados principales: 

Lesión endometrial versus control (ningún procedimiento o un procedimiento simulado)

En esta comparación se incluyó un total de 37 estudios (8786 mujeres). La mayoría de los estudios realizaron la lesión endometrial mediante biopsia por pipetas en la fase lútea del ciclo antes del ciclo de FIV. El análisis principal se limitó a los estudios con bajo riesgo de sesgo e incluyó ocho estudios. El efecto de la lesión endometrial sobre los nacidos vivos no está claro, ya que el resultado es consistente con ningún efecto, o una pequeña reducción, o una mejoría (odds ratio [OR] 1,12; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,98 a 1,28; participantes = 4402; estudios = 8; I2 = 15%, evidencia de certeza moderada). Lo anterior indica que si la probabilidad de un nacido vivo con la FIV es habitualmente del 27%, entonces la probabilidad cuando se utiliza la lesión endometrial estaría entre < 27% y 32%.

Del mismo modo, el efecto de la lesión endometrial sobre el embarazo clínico no está claro (OR 1,08; IC del 95%: 0,95 a 1,23; participantes = 4402; estudios = 8; I2 = 0%, evidencia de certeza moderada). Este resultado indica que si la probabilidad de embarazo clínico con la FIV es normalmente del 32%, entonces la probabilidad cuando se utiliza la lesión endometrial antes de la FIV está entre el 31% y el 37%. Cuando se incluyeron todos los estudios en el análisis de sensibilidad, no fue posible realizar el metanálisis para los desenlaces de nacidos vivos y embarazo clínico debido al alto riesgo de sesgo y la heterogeneidad estadística.

La lesión endometrial probablemente da lugar a poca o ninguna diferencia en la probabilidad de aborto espontáneo (OR 0,88; IC del 95%: 0,68 a 1,13; participantes = 4402; estudios = 8; I2 = 0%, evidencia de certeza moderada), y este resultado fue similar en el análisis de sensibilidad que incluyó todos los estudios. El resultado indica que si la probabilidad de aborto con la FIV suele ser del 6,0%, cuando se utiliza la lesión endometrial estaría entre el 4,2% y el 6,8%.

La lesión endometrial se asoció con un dolor de leve a moderado (aproximadamente 4 de 10), y en general se asoció con un sangrado mínimo.

La evidencia se disminuyó por imprecisión debido a los amplios intervalos de confianza y, por lo tanto, todos los análisis principales se consideraron de certeza moderada.

Mayor versus menor grado de lesión

Sólo se incluyó un pequeño estudio en esta comparación (participantes = 129), que comparó la lesión endometrial con el uso de dos instrumentos diferentes en el ciclo previo a la FIV: un catéter de pipetas y un catéter Shepard. Este ensayo se excluyó del análisis principal debido al riesgo de sesgo. En el análisis de sensibilidad, todos los desenlaces informados por este estudio se consideraron de certeza muy baja debido al riesgo de sesgo, y como tal no fue posible interpretar los resultados del estudio.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save