Coenzima Q10 para la insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca es un término que se utiliza para describir el estado que se presenta cuando el corazón no puede mantener el gasto cardíaco suficiente o lo puede mantener sólo a expensas de un aumento de la presión de llenado de las cavidades cardíacas. Las personas con insuficiencia cardíaca habitualmente presentan ciclos de recurrencia y remisión, con períodos de estabilidad y episodios de descompensación (imposibilidad de compensar el daño cardíaco) que provocan el empeoramiento de los síntomas y la necesidad de hospitalización.

Las opciones de tratamiento para la insuficiencia cardíaca varían desde fármacos hasta trasplante de corazón, y cada una tiene sus propias limitaciones. La coenzima Q10 (o ubiquinona) se ha indicado como una opción de tratamiento en algunos ensayos. La coenzima Q10 es un suplemento nutricional de venta sin receta. Es una molécula soluble en grasa que tiene una función en la producción de energía dentro de las células del cuerpo. También puede tener propiedades antioxidantes.

Los bajos niveles de la coenzima Q10 podrían estar relacionados con la gravedad de la insuficiencia cardíaca. La coenzima Q10 se ha encontrado en todos los tejidos y órganos del cuerpo, con concentraciones más altas en el corazón. Los nuevos datos indican que los efectos perjudiciales de las especies reactivas de oxígeno (moléculas inestables que contienen oxígeno y reaccionan fácilmente con otras moléculas) aumentan en las personas con insuficiencia cardíaca. Debido a su actividad antioxidante, la coenzima Q10 puede ayudar a reducir estos efectos tóxicos, que dañan los componentes de las células cardíacas e interrumpen la señalización celular. La coenzima Q10 desempeña un papel importante en la conducción de las señales dentro del músculo cardíaco y en la generación de energía. La concentración de coenzima Q10 se ha relacionado de forma inversa con la gravedad de la insuficiencia cardíaca. La administración de suplementos con coenzima Q10 puede mejorar la insuficiencia cardíaca. La coenzima Q10 se utiliza en ocasiones porque se piensa que tiene un perfil de seguridad aceptable, sin efectos secundarios significativos.

Esta revisión se realizó para evaluar la evidencia disponible sobre los efectos de la coenzima Q10 en personas con insuficiencia cardíaca. Se incluyeron 11 ensayos controlados aleatorizados con 1573 participantes. Estos ensayos fueron relativamente pequeños y realizaron el seguimiento de los participantes durante un período relativamente corto. Los análisis muestran que es probable que la coenzima Q10 reduzca el riesgo de mortalidad por todas las causas y las hospitalizaciones por insuficiencia cardíaca. Puede dar lugar a un aumento, o a poca o ninguna diferencia en el riesgo de infarto de miocardio, ictus o episodios adversos. El efecto de la coenzima Q10 sobre la función cardíaca y la mejoría de los síntomas no está clara.

La evidencia, actualizada hasta octubre de 2020, es de calidad moderada en el mejor de los casos, debido al alto riesgo de sesgo en algunos de los estudios incluidos y a la ausencia de resultados precisos y consistentes. No existe evidencia convincente para apoyar ni refutar la administración de la coenzima Q10 para la insuficiencia cardíaca.

Conclusiones de los autores: 

Los estudios incluidos proporcionan evidencia de calidad moderada de que la coenzima Q10 probablemente reduce la mortalidad por todas las causas y la hospitalización por insuficiencia cardíaca. Existe evidencia de calidad baja con resultados no concluyentes acerca de si la coenzima Q10 tiene un efecto sobre el riesgo de infarto de miocardio o de accidente cerebrovascular. Debido a la evidencia de calidad muy baja, no está claro si la coenzima Q10 tiene un efecto sobre la fracción de eyección del ventrículo izquierdo o la capacidad de ejercicio. Hay evidencia de calidad baja de que la coenzima Q10 podría aumentar el riesgo de efectos adversos o dar lugar a poca o ninguna diferencia.

No existe evidencia convincente para apoyar ni refutar la administración de la coenzima Q10 para la insuficiencia cardíaca. Se necesitan ensayos futuros para confirmar los hallazgos de esta revisión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La coenzima Q10, o ubiquinona, es un suplemento nutricional de venta sin receta. Es una molécula liposoluble que actúa como un portador de electrones en la mitocondria y como una coenzima para las enzimas mitocondriales. La deficiencia de la coenzima Q10 se puede asociar con múltiples enfermedades, incluida la insuficiencia cardíaca. La gravedad de la insuficiencia cardíaca se correlaciona con la gravedad de la deficiencia de la coenzima Q10. Datos recientes indican que los efectos perjudiciales de las especies de oxígeno reactivo aumentan en las personas con insuficiencia cardíaca y la coenzima Q10 podrían ayudar a reducir estos efectos tóxicos debido a su actividad antioxidante. La coenzima Q10 también podría estabilizar los canales miocárdicos de iones dependientes del calcio y evitar el consumo de los metabolitos esenciales para la síntesis de adenosina-5'-trifosfato (ATP). Aunque no es un tratamiento primario recomendado para la insuficiencia cardíaca, la coenzima Q10 podría tener efectos beneficiosos en las personas con insuficiencia cardíaca. Varios ensayos controlados aleatorizados han comparado la coenzima Q10 con otras modalidades terapéuticas, pero no se realizaron revisiones sistemáticas de los ensayos aleatorizados existentes antes de la versión original de esta revisión Cochrane, en 2014.

Objetivos: 

Examinar la seguridad y la eficacia de la coenzima Q10 en la insuficiencia cardíaca.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, Web of Science, CINAHL Plus y AMED el 16 de octubre de 2020; en ClinicalTrials.gov el 16 de julio de 2020 y en el Registro ISRCTN el 11 de noviembre de 2019. No se aplicaron restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados con diseño paralelo o cruzado (crossover) que evaluaron los efectos beneficiosos y perjudiciales de la coenzima Q10 en personas con insuficiencia cardíaca. Cuando se identificaron estudios cruzados, sólo se consideraron los datos de la primera fase.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los métodos estándar de Cochrane, se evaluó el riesgo de sesgo de los estudios mediante la herramienta "Risk of bias" de Cochrane y los métodos GRADE para evaluar la calidad de la evidencia. Para los datos dicotómicos se calculó la razón de riesgos (RR); para los datos continuos, la diferencia de medias (DM), ambas con intervalos de confianza (IC) del 95%. Cuando se dispuso de datos adecuados, se realizó un metanálisis. Cuando no fue posible realizar el metanálisis se redactó una síntesis narrativa. Se proporcionó un diagrama de flujo PRISMA para mostrar el flujo de selección de los estudios.

Resultados principales: 

Se incluyeron 11 estudios, con 1573 participantes, que compararon la coenzima Q10 con el placebo o el tratamiento convencional (control). En la mayoría de los estudios el tamaño muestral fue relativamente pequeño. Hubo diferencias importantes entre los estudios en cuanto a la dosis diaria de coenzima Q10, el período de seguimiento y las medidas del efecto del tratamiento. Todos los estudios tenían riesgo de sesgo poco claro o alto, o ambos, en uno o más dominios de sesgo. Sólo fue posible realizar un metanálisis para algunos de los desenlaces. Ninguno de los ensayos incluidos consideró la calidad de vida, medida en una escala validada, las variables del ejercicio (hemodinámica del ejercicio) ni la costo-efectividad.

La coenzima Q10 probablemente reduce el riesgo de mortalidad por todas las causas más que el control (RR 0,58; IC del 95%: 0,35 a 0,95; un estudio, 420 participantes; número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional [NNTB] 13,3; evidencia de calidad moderada).

Hubo evidencia de calidad baja de resultados no concluyentes entre los grupos de coenzima Q10 y control en el riesgo de infarto de miocardio (RR 1,62; IC del 95%: 0,27 a 9,59; un estudio, 420 participantes) y de accidente cerebrovascular (RR 0,18; IC del 95%: 0,02 a 1,48; un estudio, 420 participantes).

La coenzima Q10 probablemente reduce la hospitalización relacionada con la insuficiencia cardíaca (RR 0,62; IC del 95%: 0,49 a 0,78; dos estudios, 1061 participantes; NNTB 9,7; evidencia de calidad moderada).

Evidencia de calidad muy baja calidad indica que la coenzima Q10 podría mejorar la fracción de eyección del ventrículo izquierdo (DM 1,77; IC del 95%: 0,09 a 3,44; siete estudios, 650 participantes), pero los resultados no son concluyentes para la capacidad de ejercicio (DM 48,23; IC del 95%: -24,75 a 121,20; tres estudios, 91 participantes) ni el riesgo de desarrollar eventos adversos (RR 0,70; IC del 95%: 0,45 a 1,10; dos estudios, 568 participantes).

La calidad de la evidencia se disminuyó debido al alto riesgo de sesgo y la imprecisión.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save