Preparación de la piel para la prevención de la infección después de una cesárea

Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2012 y actualizada en 2014.

¿Cuál es el problema?
El objetivo de esta revisión Cochrane fue determinar qué métodos de preparación de la piel antes de la cesárea fueron más efectivos para prevenir la infección después de la operación. Se recopilaron y analizaron todos los estudios que evaluaron la efectividad de los antisépticos utilizados para preparar la piel antes de hacer una incisión (o corte) para una cesárea. Solos e incluyó el análisis de los compuestos que se utilizaron para preparar el sitio quirúrgico en el abdomen antes de la cesárea; no se examinó el lavado de manos por el equipo quirúrgico, ni el baño de la madre.

¿Por qué es esto importante?
Las infecciones de las incisiones quirúrgicas son las terceras infecciones más frecuentes que se registran en los hospitales. Las mujeres que dan a luz por cesárea están expuestas a la infección de gérmenes ya presentes en la propia piel de la madre, o de fuentes externas. El riesgo de infección después de una cesárea puede ser diez veces mayor que el del parto vaginal. Por lo tanto, la prevención de la infección mediante la preparación adecuada de la piel antes de hacer la incisión es una parte importante de los cuidados generales que les brindan a las mujeres antes del parto por cesárea. Un antiséptico es una sustancia que se aplica para eliminar las bacterias que pueden causar daño a la madre o al recién nacido cuando se multiplican. Los antisépticos incluyen el yodo o la povidona yodada, el alcohol, la clorhexidina y el paraclorometaxileno. Se pueden aplicar en forma de líquidos o polvos, exfoliantes, tinturas, hisopos, o en "paños" impregnadas que se adhieren a la piel, que el cirujano luego corta. También se pueden aplicar paños no impregnados, una vez que la piel ha sido frotada, con el objetivo de reducir la propagación de cualquier bacteria restante durante la cirugía. Es importante conocer si algunos de estos antisépticos o métodos funcionan mejor que otros.

¿Qué evidencia se encontró?
Esta revisión actualizada incluyó 11 ensayos con 6237 mujeres. Seis se realizaron en los Estados Unidos; los restantes ensayos se realizaron en Nigeria, Sudáfrica, Francia, Dinamarca e Indonesia. La revisión examinó qué fue mejor para las mujeres y los recién nacidos cuando se trataba de resultados importantes, entre ellos: la infección del sitio donde el cirujano hizo el corte para realizar la cesárea; la inflamación del revestimiento del útero (metritis y endometritis); el tiempo que la mujer permaneció en el hospital; y cualquier otro efecto adverso como la irritación de la piel de la mujer, o cualquier repercusión informada sobre el recién nacido. No todos los 11 ensayos exploraron todos estos resultados, y la evidencia para cada resultado se basó generalmente en los resultados de mucho menos de 6237 mujeres.

Gran parte de la evidencia que se encontró fue de calidad relativamente deficiente, debido a las limitaciones en la forma en la que se realizaron los estudios. Lo anterior significa que no es posible tener certeza sobre la mayoría de los hallazgos, incluso cuando se combinaron los resultados de varios estudios diferentes. La evidencia indicó que probablemente hubo poca o ninguna diferencia entre los diversos antisépticos en cuanto a la incidencia de la infección del sitio quirúrgico, la endometritis, la irritación de la piel o la reacción alérgica de la piel en la madre. Sin embargo, en un estudio se observó una reducción del crecimiento bacteriano en la piel a las 18 horas de la cesárea en las mujeres que recibieron un preparado cutáneo con gluconato de clorhexidina, en comparación con las mujeres que recibieron el preparado cutáneo con povidona yodada, pero se necesitan más datos para ver si esta intervención reduce realmente las infecciones en las mujeres.

¿Qué significa esto?
La evidencia disponible de los ensayos que se han realizado no fue suficiente para determinar cuál es el mejor tipo de preparación de la piel para prevenir la infección del sitio quirúrgico después de una cesárea. Se necesitan más estudios de investigación de calidad alta. Se encontraron cuatro estudios que aún están en curso. Los resultados de estos estudios se incorporarán a esta revisión en futuras actualizaciones.

Conclusiones de los autores: 

No hubo suficiente evidencia disponible a partir de los ECA incluidos para evaluar de manera completa los diferentes agentes y métodos de preparación de la piel para la prevención de la infección después de una cesárea. Por lo tanto, todavía no está claro qué tipo de preparación de la piel puede ser más efectivo para prevenir la infección del sitio quirúrgico después de la cesárea, o para reducir otros resultados indeseables para la madre y el recién nacido.

La mayoría de la evidencia de esta revisión se consideró de calidad muy baja. Lo anterior significa que para la mayoría de los hallazgos, la confianza en cualquier evidencia de un efecto de intervención es limitada, e indica la necesidad de estudios de investigación de mayor calidad.

Esta área necesita ECA de calidad alta, bien diseñados y con tamaños de muestra más grandes. Entre las preguntas de alta prioridad figuran la comparación de los tipos de antisépticos (especialmente yodo versus clorhexidina) y los métodos de aplicación (frotar, lavar o cubrir). Se encontraron cuatro estudios en curso; los resultados de estos estudios se incorporarán a las actualizaciones futuras de esta revisión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El riesgo de mortalidad y morbilidad materna (particularmente de infección posoperatoria) es mayor para la cesárea que para el parto vaginal. Con el aumento de la tasa de cesárea, es importante minimizar los riesgos para la madre tanto como sea posible. Esta revisión se centra en diferentes formas y métodos para la preparación preoperatoria de la piel con el objetivo de prevenir la infección. Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2012 y actualizada en 2014.

Objetivos: 

Comparar los efectos de diferentes agentes antisépticos, diferentes métodos de aplicación o diferentes formas de antisépticos utilizados para la preparación de la piel en el preoperatorio para prevenir la infección post cesárea.

Estrategia de búsqueda (: 

Para esta actualización se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth), ClinicalTrials.gov, la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) el 27 de noviembre 2017, y en las listas de referencias de los estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados y cuasialeatorizados, que evaluaron cualquier tipo de agentes de preparación cutánea preoperatoria, formas y métodos de aplicación para la cesárea.

Las comparaciones de interés en esta revisión fueron entre diferentes agentes antisépticos utilizados para la preparación de la piel para la cesárea (p.ej. alcohol, povidona yodada), diferentes métodos de aplicación de antisépticos (p.ej. lavado, tinturas, paños), diferentes formas de antisépticos (p.ej. polvo, líquido), y también entre diferentes preparaciones de la piel, como un paño plástico para la incisión, que puede o no estar impregnado con agentes antisépticos.

Solo se incluyeron estudios que examinaron la preparación de la zona de incisión. Esta revisión no cubrió los estudios sobre el lavado de manos preoperatorio por el equipo quirúrgico o el baño preoperatorio.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión de forma independiente evaluaron todos los estudios potenciales para inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos mediante un formulario prediseñado. Se verificó la exactitud de los datos. La calidad de la evidencia se evaluó mediante los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Para esta actualización, se incluyeron 11 ensayos controlados aleatorizados (ECA), con un total de 6237 mujeres a las que se les realizó una cesárea. Diez ensayos (6.215 mujeres) proporcionaron datos para esta revisión. Todos los estudios incluidos fueron ECA individuales. No se identificaron ECA grupales ni cuasi ECA. Las fechas de los ensayos variaron entre 1983 y 2016. Se realizaron seis ensayos en los EE.UU. y el resto en Nigeria, Sudáfrica, Francia, Dinamarca e Indonesia.

En general los estudios incluidos fueron metodológicamente sólidos, pero plantearon algunas preocupaciones específicas con respecto al riesgo de sesgo en varios casos.

Paños versus ningún paño

Esta comparación investigó el uso de un paño no impregnado versus ningún paño, después de la preparación de la piel con antisépticos. Para las mujeres que se someten a una cesárea, evidencia de calidad baja indicó que el uso de un paño antes de la cirugía, comparado con ningún paño, puede hacer poca o ninguna diferencia en cuanto a la incidencia de la infección del sitio quirúrgico (riesgo relativo [RR] 1,29; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,97 a 1,71; dos ensayos, 1294 mujeres), o la duración de la estancia hospitalaria (diferencia de medias [DM] 0,10 días; IC del 95%: -0,27 a 0,46; un ensayo, 603 mujeres).

Un minuto de exfoliación alcohólica con un paño con yodóforos versus cinco minutos de exfoliación con yodóforos sin paño

Un ensayo comparó un lavado con alcohol y un paño con yodóforo con un lavado con yodóforo de cinco minutos solamente, y no informó infecciones del sitio quirúrgico en los grupos (79 mujeres, evidencia de calidad muy baja). No se conoce si la combinación de un minuto de lavado con alcohol y un paño reduce la incidencia de endometritis, en comparación con cinco minutos de lavado, ya que la calidad de la evidencia fue muy baja (RR 1,62; IC del 95%: 0,29 a 9,16; un ensayo, 79 mujeres).

Paraclorometaxilenol con yodo versus yodo solo

No se conoce si el paraclorometaxilenol con yodo antes de la cesárea hizo alguna diferencia en cuanto a la incidencia de infección del sitio quirúrgico (RR 0,33; IC del 95%: 0,04 a 2,99; un ensayo, 50 mujeres) o la endometritis (RR 0,88; IC del 95%: 0,56 a 1,38; un ensayo, 50 mujeres) en comparación con el yodo solo, ya que la calidad de la evidencia fue muy baja.

Gluconato de clorhexidina versus povidona yodada

Evidencia de calidad baja indicó que el gluconato de clorhexidina antes de la cesárea, comparado con la povidona yodada, puede hacer poca o ninguna diferencia en cuanto a la incidencia de infección del sitio quirúrgico (RR 0,80; IC del 95%: 0,62 a 1,02; seis ensayos, 3607 mujeres). Sin embargo, la infección del sitio quirúrgico pareció reducirse ligeramente en las mujeres en las que se utilizó el gluconato de clorhexidina en comparación con la povidona yodada, después de que se eliminaron cuatro ensayos de alto riesgo de sesgo para la evaluación del resultado en un análisis de sensibilidad (RR 0,59; IC del 95%: 0,37 a 0,95; dos ensayos, 1321 mujeres).

Evidencia de calidad baja indicó que el gluconato de clorhexidina antes de la cesárea, comparado con la povidona yodada, puede hacer poca o ninguna diferencia en cuanto a la incidencia de endometritis (RR 1,01; IC del 95%: 0,51 a 2,01; dos ensayos, 2079 mujeres), o la reducción de la irritación de la piel materna o la reacción cutánea alérgica (RR 0,60; IC del 95%: 0,22 a 1,63; dos ensayos, 1521 mujeres).

Un estudio pequeño (60 mujeres) informó de una reducción del crecimiento bacteriano a las 18 horas después de la cesárea para las mujeres que recibieron un preparado de gluconato de clorhexidina, en comparación con las mujeres que recibieron un preparado de povidona yodada (RR 0,23; IC del 95%: 0,07 a 0,70).

Ninguno de los ensayos incluidos informó sobre la mortalidad materna o la cirugía repetida.

Clorhexidina al 0,5% versus alcohol al 70% más paños

Un ensayo que estuvo disponible solo como resumen, investigó el efecto de la preparación de la piel sobre los eventos adversos neonatales y encontró que la concentración de yodo en la sangre del cordón fue significativamente mayor en el grupo de yodo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save