¿Qué medicamentos, tomados por vía oral o inyectados, funcionan mejor para tratar las alergias oculares graves en niños y jóvenes menores de 16 años?

¿Qué es la alergia ocular?
La respuesta inmunitaria es la forma en que el cuerpo reconoce y se defiende de las sustancias que parecen dañinas, generalmente produciendo proteínas sanguíneas específicas (anticuerpos) contra ellas. Una alergia es una reacción del sistema inmunitario del cuerpo a una sustancia en particular (un alérgeno) que suele ser inofensiva, como la hierba o el polen de los árboles en el aire. Diferentes alérgenos afectan a diferentes tejidos, y sus efectos pueden ser leves o graves.

En el ojo, las reacciones alérgicas pueden causar conjuntivitis: la conjuntiva (el tejido que cubre la parte blanca del ojo y que recubre el interior de los párpados) se hincha y duele. Las alergias oculares graves también pueden afectar a la córnea (la parte clara y delantera del ojo), causando queratoconjuntivitis.

La queratoconjuntivitis vernal (QCV) y la queratoconjuntivitis atópica (QCA) son tipos muy poco frecuentes de alergias oculares graves. La QCV suele presentarse en la infancia y es más habitual en chicos, pero la QCA puede afectar a niños y adultos. Estas afecciones suelen afectar a ambos ojos que se enrojecen, pican, duelen, se ponen llorosos y sensibles a la luz. Ambas afecciones pueden dañar la córnea, lo que puede afectar a la visión y llevar a la ceguera. El tratamiento es esencial para salvar la visión.

Tratamientos para la alergia ocular grave
Ambas enfermedades se tratan con medicamentos que tratan de bloquear la reacción alérgica y reducir la hinchazón. Los síntomas pueden mejorar con medicamentos administrados en forma de gotas oculares, pero si no funcionan, se pueden tomar otros medicamentos por vía oral o inyectados (medicamentos sistémicos). Los medicamentos sistémicos que se suelen utilizar para tratar las alergias oculares graves incluyen los que se dirigen a la respuesta inmunitaria o la suprimen, como los antiinflamatorios y los anticuerpos.

¿Por qué se ha realizado esta revisión Cochrane?
Se quiso determinar qué tratamientos sistémicos funcionan mejor para tratar las alergias oculares graves en niños y jóvenes.

¿Qué se hizo?
Se buscaron estudios que analizaran medicamentos sistémicos para tratar las alergias oculares graves en niños y jóvenes menores de 16 años. Se quisieron encontrar estudios que compararan un solo medicamento con un placebo (medicamento simulado), o que compararan dos o más medicamentos entre sí.

Se buscaron estudios controlados aleatorizados, en los que se decide al azar el tratamiento administrado a las personas, porque estos estudios suelen proporcionar la evidencia más fiable sobre los efectos de un tratamiento.

Fecha de la búsqueda: Se buscó evidencia publicada hasta el 17 de febrero de 2020.

Qué se encontró
No se encontraron ensayos controlados aleatorizados en niños y jóvenes con alergia ocular grave tratados con medicamentos sistémicos.

Conclusiones

No existe evidencia de ensayos controlados aleatorizados sobre cómo de bien funcionan los medicamentos sistémicos para la alergia ocular grave en niños y jóvenes menores de 16 años.

Se necesitan estudios para investigar cómo de bien funcionan los medicamentos sistémicos para tratar la alergia ocular grave en niños y jóvenes y para conocer cualquier efecto no deseado que pudieran causar estos medicamentos.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente no hay evidencia de ensayos controlados aleatorizados con respecto a la seguridad y la eficacia de los tratamientos sistémicos para la QCV y la QCA. Se requieren ensayos para analizar la eficacia y seguridad de los tratamientos actuales y futuros. Se deben desarrollar criterios de valoración que puedan captar los aspectos clínicos objetivos y los percibidos por los pacientes en cuanto a la afección y a los tratamientos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La queratoconjuntivitis atópica (QCA) y la queratoconjuntivitis vernal (QCV) son alergias oculares graves que amenazan la visión y se caracterizan por la inflamación crónica de la superficie ocular. Se utilizan tratamientos tópicos y sistémicos. Esta revisión Cochrane se centra en los tratamientos sistémicos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los tratamientos sistémicos (incluidos los corticosteroides, los AINE, los inmunomoduladores y los anticuerpos monoclonales), solos o combinados, en comparación con el placebo u otro tratamiento sistémico o tópico, para la QCA y la QCV graves en niños y jóvenes de hasta 16 años de edad.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, Ovid MEDLINE, Ovid Embase, el registro ISRCTN, ClinicalTrials.gov, y en la plataforma de registros internacionales de ensayos clínicos (ICTRP) de la Organización Mundial de la Salud (OMS). No hubo restricciones en cuanto al idioma ni al año de publicación. Se buscó por última vez en las bases de datos electrónicas el 17 de febrero de 2020.

Criterios de selección: 

Se realizaron búsquedas de ensayos controlados aleatorizados (ECA) que incluían tratamientos sistémicos en niños de hasta 16 años de edad con un diagnóstico clínico de QCA o QCV. Se planificó incluir estudios que evaluaran una medicación sistémica única versus placebo, y estudios que compararan dos o múltiples tratamientos activos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los métodos estándar previstos por Cochrane.

Resultados principales: 

Ningún ensayo cumplió con los criterios de inclusión de esta revisión Cochrane. No se han realizado ECA sobre este tema.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save