Aspirina (dosis única) para el alivio del dolor perineal después del parto

¿Cuál es el problema?

¿Se puede administrar aspirina a las pacientes que presentan dolor perineal después del parto para aliviar el dolor sin causar efectos secundarios a ellas o los recién nacidos?

¿Por qué es esto importante?

Muchas mujeres presentan dolor en el perineo (el área entre la vagina y ano) después del parto. El perineo puede presentar hematomas o desgarros durante el parto, o un corte realizado para que nazca el recién nacido (episiotomía). Después del parto, el dolor perineal puede interferir con la capacidad de la mujer de cuidar al recién nacido y con la lactancia. Si el dolor perineal no se alivia de forma efectiva, los problemas a más largo plazo para las mujeres pueden incluir relaciones sexuales dolorosas, problemas en el suelo pélvico que dan lugar a incontinencia, prolapso o dolor perineal crónico. La aspirina se puede administrar a las pacientes que presentan dolor perineal después del parto, aunque su efectividad y seguridad no se han evaluado en una revisión sistemática. Esta es una actualización de una revisión publicada por última vez en 2017. Esta revisión forma parte de una serie de revisiones que analizan los fármacos que ayudan a aliviar el dolor perineal en las primeras semanas después del parto.

¿Qué evidencia se encontró?

Se buscó evidencia en octubre de 2019 y se incluyeron 17 estudios controlados aleatorizados con 1132 pacientes, publicados entre 1967 y 1997. Todas las pacientes presentaban dolor perineal después de una episiotomía (generalmente en el transcurso de 48 horas después del parto) y no estaban amamantando. Las pacientes recibieron aspirina (la dosis varió entre 300 a 1200 mg) o pastillas falsas (placebo) por vía oral. La calidad metodológica de los estudios a menudo no estuvo clara. Dos estudios no aportaron datos para los análisis.

La aspirina, comparada con placebo, puede aumentar el alivio suficiente del dolor en las madres de cuatro a ocho horas después de su administración (evidencia de certeza baja). No se sabe con certeza si la aspirina, comparada con placebo, tiene efecto sobre la necesidad de un alivio adicional del dolor o sobre los efectos adversos en las madres, en las cuatro a ocho horas posteriores a su administración (en ambos casos se trata de evidencia de certeza muy baja).

Los efectos de administrar 300 mg versus 600 mg de aspirina (un estudio), 600 mg versus 1200 mg de aspirina (dos estudios), o 300 mg versus 1200 mg de aspirina (un estudio) no están claros en cuanto al alivio suficiente del dolor, la necesidad de un alivio adicional del dolor o los efectos adversos para la madre.

Ningún estudio informó sobre los efectos adversos de la aspirina para el recién nacido, ni sobre otros desenlaces que se planificó evaluar: la estancia hospitalaria prolongada, o el reingreso en el hospital debido a dolor perineal; el dolor perineal seis semanas después del parto, la opinión de las pacientes o la depresión posparto.

¿Qué significa esto?

Una dosis única de aspirina puede ayudar con el dolor perineal tras la episiotomía en pacientes que no están amamantando, cuando la medición se realizó cuatro a ocho horas después de la administración.

No se encontró información para evaluar los efectos de la aspirina en pacientes que están amamantando.

Conclusiones de los autores: 

La aspirina de dosis única puede aumentar el alivio suficiente del dolor en pacientes con dolor perineal después de una episiotomía en comparación con placebo. No se sabe con certeza si la aspirina tiene un efecto en la necesidad de analgesia adicional o en los efectos adversos para la madre, en comparación con placebo. Se disminuyó la certeza de la evidencia por las limitaciones de los estudios (riesgo de sesgo), la imprecisión y el sesgo de publicación.

Se puede considerar la administración de aspirina en pacientes que no están amamantando y que presentan dolor perineal posepisiotomía. Los ECA excluyeron a las pacientes que estaban amamantando, por lo que no existe evidencia para evaluar los efectos de la aspirina sobre los efectos adversos neonatales ni la lactancia materna.

Los ECA futuros deben estar diseñados para asegurar un riesgo de sesgo bajo, y para considerar las brechas en la evidencia, como los desenlaces secundarios establecidos en esta revisión. Los estudios de investigación actuales se han centrado en las pacientes con dolor posepisiotomía. Los ECA futuros podrían incluir pacientes con dolor perineal asociado con desgarros espontáneos o parto operatorio.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El traumatismo perineal (debido a los desgarros espontáneos, la incisión quirúrgica [episiotomía] o asociado con el parto vaginal operatorio) es frecuente después del parto vaginal, y a menudo se asocia con dolor perineal posparto. El parto a través de un perineo intacto también puede dar lugar a dolor perineal. Hay consecuencias adversas para la salud asociadas con el dolor perineal para las pacientes y los recién nacidos a corto y a largo plazo, y el dolor puede interferir con la atención del recién nacido y la lactancia. La aspirina se ha utilizado en el tratamiento del dolor perineal posparto y debe evaluarse su efectividad y seguridad. Esta es una actualización de una revisión publicada en 2017.

Objetivos: 

Determinar la eficacia de una dosis única de aspirina (ácido acetilsalicílico), en diferentes cantidades, para el alivio del dolor perineal agudo posparto.

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización, se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (4 de octubre 2019), ClinicalTrials.gov, la plataforma de registros internacionales de ensayos clínicos de la OMS (WHO International Clinical Trials Registry Platform) (ICTRP), el 4 de octubre 2019, y en las listas de referencias de los estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evaluaron la aspirina en dosis única comparada con placebo, ningún tratamiento, una dosis diferente de aspirina o paracetamol/acetaminofeno en dosis única para las pacientes con dolor perineal en el período posparto temprano. Se planificó incluir ECA con asignación al azar por grupos aunque no se identificó ninguno. Se excluyeron los estudios cruzados (cross-over) y cuasialeatorizados.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron la elegibilidad de los estudios, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los ECA incluidos. Se verificó la exactitud de los datos. La certeza de la evidencia para la comparación principal (aspirina versus placebo) se evaluó mediante el método GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 17 ECA, 16 incluyeron 1132 pacientes asignadas al azar a aspirina o placebo. Un ECA no informó del número de pacientes. Dos ECA (de 16) no contribuyeron con datos a los metanálisis. Todas las pacientes presentaban dolor perineal posepisiotomía y no estaban amamantando. Los estudios se publicaron entre 1967 y 1997 y el riesgo de sesgo a menudo fue incierto debido al informe deficiente.

Se incluyeron cuatro comparaciones: aspirina versus placebo (15 ECA); 300 mg versus 600 mg de aspirina (un ECA); 600 mg versus 1200 mg de aspirina (dos ECA); y 300 mg versus 1200 mg de aspirina (un ECA).

Aspirina versus placebo

La aspirina puede dar lugar a que más pacientes informen de un alivio suficiente del dolor de cuatro a ocho horas después de su administración en comparación con placebo (riesgo relativo [RR] 2,03; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,69 a 2,42; 13 ECA; 1001 pacientes; evidencia de certeza baja). No se sabe con certeza si la aspirina, comparada con placebo, tiene efecto sobre la necesidad de un alivio adicional del dolor, (RR 0,25; IC del 95%:0,17 a 0,37; diez ECA; 744 pacientes; evidencia de certeza muy baja), o efectos adversos maternos (RR 1,08; IC del 95%: 0,57 a 2,06; 14 ECA; 1067 pacientes; evidencia de certeza muy baja) en las cuatro a ocho horas posteriores a su administración. Los análisis basados en la dosis no revelaron una diferencia clara entre subgrupos.

Aspirina de 300 mg versus 600 mg

No se sabe con certeza si, más de cuatro horas después de la administración, 300 mg comparados con 600 mg de aspirina tienen un efecto sobre el alivio suficiente del dolor (RR 0,82; IC del 95%: 0,36 a 1,86; un ECA, 81 pacientes) o la necesidad de un alivio adicional del dolor (RR 0,68; IC del 95%: 0,12 a 3,88; un ECA, 81 pacientes). No hubo efectos adversos maternos en ninguno de los grupos de aspirina.

Aspirina de 600 mg versus 1200 mg

No se sabe con certeza si, más de cuatro a ocho horas después de la administración, 600 mg comparados con 1200 mg de aspirina tienen un efecto sobre el alivio suficiente del dolor (RR 0,85; IC del 95%: 0,52 a 1,39; dos ECA, 121 pacientes), la necesidad de un alivio adicional del dolor (RR 1,32; IC del 95%: 0,30 a 5,68; dos ECA, 121 pacientes) o los eventos adversos maternos (RR 3,00; IC del 95%: 0,13 a 69,52; dos ECA; 121 pacientes).

Aspirina de 300 mg versus 1200 mg

No se sabe con certeza si más de cuatro horas después de la administración, 300 mg comparados con 1200 mg de aspirina tienen un efecto sobre el alivio suficiente del dolor (RR 0,62; IC del 95%: 0,29 a 1,32; un ECA, 80 pacientes) o la necesidad de un alivio adicional del dolor (RR 2,00; IC del 95%: 0,19 a 21,18; un ECA, 80 pacientes). No hubo efectos adversos maternos en ninguno de los grupos de aspirina.

Ninguno de los ECA incluidos informó de los efectos adversos neonatales.

Ningún ECA informó sobre los resultados de los desenlaces secundarios de la revisión: hospitalización prolongada por dolor perineal; reingreso por dolor perineal; lactancia materna completa en el momento del alta; alimentación mixta en el momento del alta; lactancia materna completa a las seis semanas; alimentación mixta a las seis semanas; dolor perineal a las seis semanas; opinión de las madres; o depresión posparto.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save