¿Cuáles son las pruebas rápidas en el sitio de atención más precisas para detectar la clamidia?

Pregunta de revisión
La Chlamydia trachomatis (C trachomatis) es una infección de transmisión sexual frecuente. Puede causar problemas graves de salud si no se trata a tiempo, pero muchos pacientes con C trachomatis no notan síntomas y se deben hacer un análisis de orina o un hisopado para confirmar la infección. El objetivo de esta revisión fue determinar cuán precisos son los nuevos métodos de prueba como las pruebas rápidas en los puntos de atención (pruebas en el momento y lugar de la atención del paciente) para el diagnóstico de la infección por C trachomatis.

Antecedentes
Hay alrededor de 90 000 000 de casos de infección por C trachomatis en todo el mundo y 3 000 000 de casos anuales entre personas jóvenes y sexualmente activas. Se pueden realizar pruebas rápidas en el sitio de atención en menos de 30 minutos sin necesidad de equipos caros o sofisticados. La principal ventaja de esta tecnología es la visualización inmediata de los resultados para que el tratamiento pueda comenzar de inmediato.

Características de los estudios
Se realizaron búsquedas de evidencia en noviembre 2019 y se encontraron 19 estudios pertinentes con 13 676 participantes, publicados entre 1999 y 2016. Los estudios compararon la precisión de la prueba de referencia (gold standard) actual (pruebas de amplificación de ácido nucleico [PAAN]), con un total de nueve marcas diferentes de pruebas rápidas en el punto de atención.

Resultados clave
Esta revisión analizó la precisión de las pruebas rápidas en el punto de atención para el diagnóstico de la infección por C trachomatis en mujeres no embarazadas y hombres. Los resultados muestran que hay una probabilidad del 42% al 62% de que el resultado de la prueba indique incorrectamente que no hay infección por C trachomatis, y de alrededor del 2% de que la prueba indique incorrectamente una infección por C trachomatis. Lo anterior significa que por cada 1000 pacientes examinados, la prueba en el punto de atención podría fracasar en el diagnóstico de entre 420 y 620 personas, que podrían llegar a desarrollar problemas de salud graves como resultado del diagnóstico incorrecto.

Calidad de la evidencia
Todos los estudios incluidos utilizaron métodos fiables para examinar las pruebas, por lo que se consideraron de calidad alta. Sin embargo, en algunos estudios la mayoría de los participantes presentaban un riesgo alto de infección por C trachomatis o ya mostraban síntomas, por lo que no existe seguridad acerca de la utilidad de sus resultados para las personas en riesgo bajo que no muestran síntomas. Además, algunos estudios informaron resultados muy diferentes de otros y no fue posible explicar las diferencias.

Conclusión
La infección por
C trachomatis puede ser muy grave, por lo que se cree que los proveedores de servicios sanitarios no deben confiar en las pruebas rápidas en los puntos de atención para diagnosticar la infección por C trachomatis. En el futuro, los estudios deberían investigar diferentes tecnologías.

Conclusiones de los autores: 

Según los resultados de esta revisión sistemática, la prueba en el sitio de atención basada en la detección de antígenos tiene una sensibilidad subóptima, pero una buena especificidad. La ejecución de esta prueba se traduce, en promedio, en un 52% de posibilidades de indicar erróneamente la ausencia de infección y un 2% de posibilidades de indicar erróneamente la presencia de esta enfermedad. Debido a sus consecuencias perjudiciales para la salud reproductiva, y al considerar la disponibilidad actual de intervenciones seguras y efectivas para tratar la infección por C trachomatis, la estrategia de detección en el sitio de atención no se debe basar en una prueba de diagnóstico rápido para la detección de antígenos. Los estudios de investigación sobre este tema se deberían centrar en diferentes tecnologías.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La Chlamydia trachomatis (C trachomatis) es una de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes y una fuente de efectos perjudiciales para la salud reproductiva de los hombres y las mujeres. Debido a que esta infección es probablemente asintomática y se asocia con subfertilidad, embarazo ectópico y dolor crónico, es necesario confirmar su presencia. Las tecnologías disponibles para el diagnóstico de la infección por C trachomatis se pueden clasificar en pruebas de laboratorio y pruebas rápidas en el punto de atención. Las pruebas de laboratorio incluyen cultivos, pruebas de amplificación de ácidos nucleicos, inmunoensayos enzimáticos (IEE), anticuerpos fluorescentes directos, hibridación de ácidos nucleicos y pruebas de transformación. Las pruebas rápidas incluyen IEE de fase sólida e inmunoensayo óptico de fase sólida. Las pruebas en el punto de atención se pueden realizar en 30 minutos sin necesidad de equipos caros o sofisticados. La principal ventaja de esta tecnología es la presentación inmediata de los resultados, con la consiguiente posibilidad de iniciar inmediatamente el tratamiento de los pacientes infectados.

Objetivos: 

Determinar la precisión diagnóstica de las pruebas de diagnóstico rápido en el punto de atención para detectar la infección urogenital por C trachomatis en mujeres no embarazadas y hombres en edad reproductiva, verificada mediante las pruebas de amplificación de ácidos nucleicos (PAAN) como el estándar de referencia.

Métodos de búsqueda: 

En noviembre 2019 se realizaron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase y LILACS. También se buscó en la Web of Science, en dos registros de ensayos y en una base de datos de resúmenes. Se examinaron las listas de referencias de los estudios incluidos para obtener referencias adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron estudios de precisión diagnóstica en mujeres no embarazadas y hombres en edad reproductiva, sintomáticos o asintomáticos. Los ensayos incluidos debían tener participantes reclutados de manera prospectiva sin pruebas diagnósticas previas, coinfecciones o complicaciones, y de forma consecutiva o mediante muestreo aleatorio en centros de atención primaria o secundaria. Solo se consideraron elegibles para su inclusión los estudios que informaban de que todos los participantes habían recibido la prueba índice y el estándar de referencia y que presentaron los datos en tablas de 2 x 2. Se excluyeron los estudios de casos y controles de diagnóstico.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de revisión examinaron de forma independiente la relevancia de los títulos y resúmenes. Dos autores de la revisión de forma independiente y por duplicado evaluaron la elegibilidad, extrajeron los datos y evaluaron la calidad. Las diferencias se resolvieron mediante consenso o con la participación de un tercer autor de la revisión. La calidad metodológica de los estudios se evaluó mediante QUADAS-2 y se utilizó el metanálisis para combinar los resultados de los estudios mediante el enfoque de dos variables para calcular los valores de sensibilidad y especificidad esperados. La calidad de la evidencia se evaluó mediante los criterios de GRADE y se exploraron las fuentes de heterogeneidad.

Resultados principales: 

En total se incluyeron 19 estudios con 13 676 participantes que evaluaron la precisión diagnóstica de las pruebas en el punto de atención para la infección por C trachomatis en mujeres no embarazadas y hombres en edad reproductiva, verificada mediante PAAN como el estándar de referencia. Los distribuidores proporcionaron las pruebas rápidas en nueve estudios. Siete estudios reclutaron una población predominantemente de alto riesgo o sintomática; los estudios se realizaron en América, Asia, África, Europa y Oceanía, con una prevalencia mediana del 10% (rango del 8% al 28%); se evaluaron nueve marcas diferentes. La sensibilidad media de las pruebas rápidas para la detección de la infección urogenital fue 0,48 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,39 a 0,58; evidencia de calidad baja) con una especificidad media de 0,98 (IC del 95%: 0,97 a 0,99; evidencia de calidad moderada). Se exploraron las fuentes de heterogeneidad al examinar las diferencias en la precisión diagnóstica según la muestra (endocervical versus orina o vaginal), los síntomas en los participantes (sintomáticos versus asintomáticos) y el entorno (países de ingresos bajos/medios versus países de ingresos altos). Las pruebas del cociente de verosimilitud no difirieron significativamente en términos de sensibilidad ni especificidad por muestra (p = 0,27) ni por contexto (p = 0,28); por este motivo, dichas covariables no parecen explicar la variabilidad observada. Los estudios incluidos no proporcionaron suficiente información para evaluar la covariable de la «presencia de síntomas». La calidad de la evidencia se disminuyó debido a algunas limitaciones en la aplicabilidad y la heterogeneidad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save