Corticosteroides para el tratamiento de la enfermedad de Kawasaki en niños

Pregunta de la revisión

Se analizó la administración de un conjunto de fármacos conocidos como corticosteroides en los niños afectados por la enfermedad de Kawasaki para la reducción de las perspectivas de problemas cardíacos a futuro, así como el efecto sobre la duración de la fiebre, los signos de infección en la sangre y el número de días en el hospital.

Antecedentes

Es limitada la comprensión actual sobre la enfermedad de Kawasaki y la mejor forma de tratamiento. Lo anterior es importante porque una de las consecuencias a largo plazo puede comprometer el corazón, lo que coloca al niño en un riesgo más alto de resultados que acortan la vida.

Características de los estudios

Las pruebas están actualizadas hasta noviembre 2016. Se incluyeron en esta revisión niños y niñas con diagnóstico de enfermedad de Kawasaki. Sólo se seleccionaron ensayos clínicos con asignación aleatoria. Los ensayos compararon la administración de corticosteroides con el no uso de corticosteroides. Esta revisión involucra siete ensayos con 922 participantes.

Resultados clave

Los corticosteroides parecen reducir el riesgo de problemas cardíacos después de la enfermedad de Kawasaki sin causar ningún efecto secundario importante. También reducen la duración de los síntomas (fiebre y erupción cutánea), la duración de la estancia hospitalaria y los marcadores sanguíneos asociados con el malestar. Algunos grupos (como los residentes en Asia, los que presentan puntuaciones de riesgo más altas y lo que reciben tratamiento con corticosteroides por más tiempo) pueden obtener más beneficios con los corticosteroides, sobre todo en cuanto a una tasa más baja de problemas cardíacos, aunque se necesitan más exámenes para responder estas preguntas. Se necesitan también más pruebas para obtener un marcador más exacto del riesgo de efectos secundarios graves y determinar si hay menores perspectivas de muerte cuando se usan los corticosteroides. Las pruebas presentadas en esta revisión indican que el tratamiento con un ciclo prolongado de corticosteroides debe considerarse para todos los niños con diagnóstico de EK hasta que se realicen más estudios.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia se clasificó según el sistema GRADE. Las pruebas se consideraron de alta calidad para los eventos adversos graves, la mortalidad y el tiempo hasta la normalización de los parámetros de laboratorio. Las pruebas se consideraron de calidad moderada para el riesgo de problemas cardíacos a futuro, la duración de los síntomas clínicos (fiebre, erupción cutánea) y la duración de la estancia hospitalaria. Esto significa que es razonable confiar en que el verdadero efecto se acerca al calculado en este trabajo.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas de calidad moderada indican que la administración de corticosteroides en la fase aguda de la EK puede asociarse con una mejoría en las anomalías de la arteria coronaria, una duración más corta de la estancia hospitalaria y una menor duración de los síntomas clínicos. Las pruebas de alta calidad muestran una reducción de los niveles de marcadores inflamatorios. Se disponía de datos insuficientes con respecto a la incidencia de los efectos adversos atribuibles a los corticosteroides, la mortalidad y la morbilidad coronaria a largo plazo (> 1 año). Algunos grupos (como los residentes en Asia, los que presentan puntuaciones de riesgo más altas y lo que reciben tratamiento con corticosteroides por más tiempo) pueden obtener más beneficios con los corticosteroides, sobre todo en cuanto a una tasa más baja de problemas cardíacos, aunque se necesitan más exámenes para responder estas preguntas. Las pruebas presentadas en este estudio indican que el tratamiento con un ciclo prolongado de corticosteroides debe considerarse para todos los niños con diagnóstico de EK hasta que se realicen más estudios.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La enfermedad Kawasaki (EK) o síndrome mucocutáneo es la principal causa de cardiopatía adquirida en la niñez en países desarrollados. Existe mucha polémica acerca del mejor tratamiento para los niños con EK y en particular quiénes pueden beneficiarse con el tratamiento adicional además de la inmunoglobulina intravenosa (IgIV) y la aspirina estándar, como el agregado de corticosteroides.

Objetivos: 

Evaluar la repercusión de la administración de corticosteroides en la incidencia de anomalías de la arteria coronaria en la EK como tratamiento de primera o segunda línea. Los corticosteroides pueden administrarse solos o con otros tratamientos aceptados para la EK. Los objetivos secundarios son: el efecto de los corticosteroides en la mortalidad, el tiempo hasta la normalización de los parámetros de laboratorio, la duración de los síntomas agudos (como la fiebre), la repercusión a largo plazo del uso de corticosteroides y la evaluación de la seguridad en la EK y la eficacia en subgrupos relevantes de la población.

Estrategia de búsqueda (: 

El especialista en información del Grupo Cochrane Vascular (Cochrane Vascular Information Specialist) buscó en el registro especializado del Grupo Cochrane Vascular (Cochrane Vascular's Specialised Register) (25 noviembre 2016) y en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; 2016, número 10) en la Cochrane Library (búsqueda 25 noviembre 2016). También se realizaron búsquedas en registros de ensayos para obtener detalles de estudios en curso o no publicados.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron los ensayos aleatorios que incorporaron niños con EK de cualquier gravedad, tratados con corticosteroides, incluidos diferentes tipos de corticosteroides y diferentes duraciones de tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

MJS y GMC de forma independiente, seleccionaron los estudios, evaluaron la calidad de las pruebas y extrajeron los datos. Este proceso fue supervisado por AJW.

Resultados principales: 

Se incluyeron en este análisis siete ensayos con 922 participantes. Los ensayos variaron de 32 a 242 participantes. En el análisis agrupado, los corticosteroides redujeron la aparición posterior de anomalías de la arteria coronaria (odds ratio [OR] 0,29; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,18 a 0,46; 907 participantes; siete estudios; I² = 55%) sin eventos adversos graves (ningún evento, 737 participantes) y mortalidad (ningún caso, 915 participantes). Además, los corticosteroides redujeron la duración de la fiebre (diferencia de medias [DM] −1,65 días, IC del 95%−3,31 a 0,00; 210 participantes; dos estudios; I² = 88%), el tiempo hasta la normalización de los parámetros de laboratorio (velocidad de eritrosedimentación [VES] y proteína C reactiva [PCR]) (DM −2,80 días, IC del 95%: −4,38 a −1,22; 178 participantes; 1 estudio) y la duración de la estancia hospitalaria (DM −1,41 días, IC del 95%: −2,36 a −0,46; 39 participantes; un estudio). Ningún estudio dio detalles sobre los resultados más allá de las 24 semanas. El análisis de subgrupos mostró algunos grupos potenciales que pueden beneficiarse más que otros; sin embargo, se necesitan más ensayos controlados aleatorios antes de que ésta pueda ser la base para la práctica clínica.

La calidad de la evidencia se clasificó según el sistema GRADE. Las pruebas se consideraron de alta calidad para la incidencia de eventos adversos graves, la mortalidad y el tiempo hasta la normalización de los parámetros de laboratorio. Las pruebas se consideraron moderadas para la incidencia de anomalías de la arteria coronaria debido a las incongruencias potenciales en la geografía de datos y los beneficios de los pacientes según el agrupamiento. Las pruebas fueron moderadas para la duración de los síntomas clínicos (fiebre, erupción cutánea) debido a la subjetividad potencial en la medición. Las pruebas fueron moderadas para la duración de la estancia hospitalaria ya que sólo un estudio registró este resultado. Esto significa que es razonable confiar en que el verdadero efecto se acerca al calculado en este trabajo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save