Inyecciones de toxina botulínica para el dolor lumbar y la ciática

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El dolor lumbar es un síntoma común que afecta aproximadamente al 50% de la población cada año. En la mayoría de las personas, el dolor lumbar desaparece gradualmente - generalmente en varias semanas.

Sin embargo, muchas personas presentarán otro episodio de dolor lumbar en el futuro. Cerca del 5% al 10% de la población sufrirá dolor lumbar que nunca desaparece. Como resultado, se necesitan tratamientos que puedan proporcionar alivio del dolor seguro y previsible.

Las inyecciones de toxina botulínica - es decir, una o más inyecciones de un fármaco para entumecer o debilitar momentáneamente los nervios y los músculos que quizá contribuyan al dolor lumbar - son un tratamiento cada vez más popular. Algunos de los nombres comerciales de la toxina botulínica incluyen "Botox", "Lantox", "Myobloc" y "Neurobloc".

Los organismos reguladores del gobierno, como la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Fármacos) (FDA) de los Estados Unidos o la Health Canada (Salud Canadá) de Canadá, nunca han aprobado el uso de la toxina botulínica para el dolor lumbar. Por lo tanto, todavía se cuestiona la seguridad y la efectividad de estas inyecciones. Los informes poco comunes de los efectos secundarios potencialmente mortales han impulsado a la Health Canada y a la FDA a exigir advertencias sobre los productos derivados de la NTBo.

Esta revisión consideró las inyecciones de toxina botulínica para los pacientes con dolor lumbar no específico, es decir, dolor lumbar sin una causa subyacente obvia, con o sin ciática - es decir, dolor que se dispara hacia abajo en la espalda hasta los glúteos, la pierna y a menudo el pie. Incluyó tres ensayos clínicos controlados aleatorios con 123 individuos con dolor lumbar a largo plazo, ciática o ambos.

Debido al diseño y la realización de estos ensayos, la revisión estableció la conclusión de que las pruebas a favor de las inyecciones de toxina botulínica son sólo de calidad baja o muy baja. Este hecho significa que, en el mejor de los casos, es probable que la investigación adicional tenga un impacto importante sobre la confianza en la estimación del efecto y que pueda cambiar la estimación.

Conclusiones de los autores: 

Se identificaron tres estudios que investigaron las ventajas de la NTBo para el dolor lumbar, aunque sólo uno tuvo un riesgo bajo de sesgo y evaluó a pacientes con dolor lumbar no específico (N = 31). Es muy probable que los futuros estudios de investigación tengan un impacto importante sobre la estimación del efecto y la confianza en la misma. Los ensayos futuros deben estandarizar las poblaciones de pacientes, los protocolos de tratamiento y los grupos de comparación, incluir a más participantes e incluir resultados a largo plazo, análisis del costo-beneficio y la relevancia clínica de los hallazgos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El alivio adecuado del dolor lumbar no siempre es posible. Las pruebas recientes indican que las inyecciones de la neurotoxina botulínica (NTBo) pueden tener un rol en el tratamiento de los trastornos dolorosos. Los partidarios de la NTBo sugieren que sus propiedades pueden reducir los espasmos musculares, la isquemia y los marcadores inflamatorios, y de ese modo, aliviar el dolor.

Objetivos: 

Determinar los efectos de las inyecciones de toxina botulínica en adultos con dolor lumbar.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (The Cochrane Library 2009, número 3) y en MEDLINE, EMBASE y CINAHL hasta agosto 2009; se examinaron las referencias de los estudios incluidos; se consultó a los expertos en el tema y a Allergan. Se incluyeron ensayos controlados aleatorios publicados y no publicados sin restricciones de idioma

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos aleatorios que evaluaron los serotipos de NTBo versus otros tratamientos en pacientes con dolor lumbar no específico de cualquier duración.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron los estudios, evaluaron el riesgo de sesgo mediante los criterios del Grupo de Revisión Cochrane de la Espalda (Trastornos de Columna), y extrajeron los datos mediante formularios estandarizados. Se realizó un análisis cualitativo debido a la falta de datos.

Resultados principales: 

Se excluyeron las pruebas de diecinueve estudios debido a los datos incompletos o no publicados y a la falta de asignación al azar. Se incluyeron tres ensayos aleatorios (N =123 pacientes). Solamente un estudio incluyó a pacientes con dolor lumbar crónico no específico; los otros dos examinaron a subpoblaciones únicas. Sólo uno de los tres ensayos tuvo un riesgo bajo de sesgo, y demostró que las inyecciones de NTBo aliviaron el dolor a las tres y ocho semanas y mejoraron la función a las ocho semanas en mayor medida que las inyecciones de solución salina. El segundo ensayo mostró que las inyecciones de NTBo fueron mejores que las inyecciones de corticosteroides más lidocaína o placebo en los pacientes con ciática atribuida al síndrome del piriforme. El tercer ensayo estableció la conclusión de que las inyecciones de NTBo fueron mejores que la acupuntura tradicional en los pacientes con síndrome del proceso transverso de la tercera lumbar. Ambos estudios con riesgo alto de sesgo tuvieron varias limitaciones importantes. La heterogeneidad de los estudios impidió el metanálisis. Hay pruebas de baja calidad de que las inyecciones de NTBo mejoraron el dolor, la función o ambos más que las inyecciones de solución salina y hay pruebas de muy baja calidad de que fueron mejores que la acupuntura o las inyecciones de esteroides.

Share/Save