Inmunonutrición como tratamiento adyuvante para las quemaduras

Cuando las lesiones por quemaduras involucran una gran área de la superficie corporal total, el daño y deterioro de los tejidos pueden dar lugar a un estado similar al observado en la desnutrición grave. Además, la destrucción de la barrera de piel efectiva da lugar a la desregulación de la temperatura corporal y a un aumento de la susceptibilidad a la infección y a la pérdida de líquidos. Los estudios anteriores han investigado aditivos específicos naturales al apoyo nutricional, que pueden dar lugar a un aumento de la función del sistema inmunológico y por lo tanto a una reducción de la infección, la duración de la estancia hospitalaria y las perspectivas de muerte. Dichos aditivos se denominan inmunonutrientes e incluyen glutamina, arginina, aminoácidos de cadena ramificada (AACR) y ácidos grasos omega 3 (aceite de pescado). Los autores de esta revisión realizaron búsquedas de ensayos controlados aleatorios que evalúan los efectos de los inmunonutrientes en pacientes con lesiones graves por quemaduras.

Los resultados de esta revisión indican que sólo la glutamina podría reducir potencialmente el riesgo de muerte. Sin embargo, el número total de pacientes incluido en los estudios combinados es demasiado pequeño; por lo tanto, las conclusiones pueden ser imprecisas. Se necesitan más estudios para determinar la eficacia de la inmunonutrición.

Conclusiones de los autores: 

Aunque se encontraron pruebas de un efecto de la glutamina sobre la reducción de la mortalidad, este hallazgo debe considerarse con cuidado. El número de participantes en estudio analizados en esta revisión sistemática no fue suficiente para permitir conclusiones que recomienden o refuten la administración de glutamina. La glutamina puede ser efectiva para reducir la mortalidad, aunque se necesitan estudios más amplios para determinar los efectos generales de la glutamina y otros agentes de inmunonutrición.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Cuando las lesiones por quemaduras involucran una gran área de la superficie corporal total (ASCT), el cuerpo puede entrar en un estado de deterioro, lo cual da lugar a una afección similar a la observada con la falta de nutrición adecuada grave. Además, la destrucción de la barrera de piel efectiva da lugar a la pérdida de la regulación de la temperatura corporal normal y al aumento de la infección y la pérdida de líquidos. El apoyo nutricional es frecuente en el tratamiento de las lesiones graves por quemaduras, y el enfoque de modificar la actividad del sistema inmunológico con nutrientes específicos se denomina inmunonutrición. Se identificaron tres objetivos potenciales para la inmunonutrición: función de barrera mucosa, defensa celular e inflamación local o sistémica. Los nutrientes utilizados con mayor frecuencia para la inmunonutrición son la glutamina, la arginina, los aminoácidos de cadena ramificada (AACR), los ácidos grasos omega 3 (n-3) y los nucleótidos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de un régimen dietético con inmunonutrientes agregados (glutamina, arginina, AACR, ácidos grasos n-3 [aceite de pescado], inmunonutrientes combinados o precursores de inmunonutrientes conocidos) versus un régimen dietético isonitrogénico (una dieta en que el contenido proteico general se mantiene constante, aunque los constituyentes individuales pueden cambiar) en los resultados clínicos de pacientes con lesiones graves por quemaduras.

Estrategia de búsqueda (: 

La búsqueda se realizó el 12 de agosto 2012. Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones (Cochrane Injuries Group), The Cochrane Library, MEDLINE (OvidSP), Embase (OvidSP), ISI WOS SCI-EXPANDED & CPCI-S y en otras cuatro bases de datos. Se realizaron búsquedas manuales en revistas relevantes y actas de congresos, se examinaron listas de referencia y se contactó con compañías farmacéuticas. Se actualizó esta búsqueda en octubre de 2014, pero los resultados de esta búsqueda actualizada aún no han sido incorporados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararan el agregado de inmunonutrientes a un régimen nutricional estándar versus un régimen dietético isonitrogenado u otro agente inmunonutriente.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión fueron los responsables de la búsqueda manual, la revisión de los resultados de la búsqueda electrónica y la identificación de los estudios potencialmente elegibles. Tres revisores recuperaron y revisaron de forma independiente los informes completos de estos estudios para la inclusión. Las diferencias se resolvieron mediante discusión. Dos autores de la revisión extrajeron de forma independiente e introdujeron los datos de los estudios incluidos. Un tercer autor de la revisión verificó estos datos. Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo de cada estudio incluido y los desacuerdos se resolvieron mediante discusión o consulta con el tercer y cuarto autores de la revisión. Las medidas de interés fueron: la mortalidad, la duración de la estancia hospitalaria, la tasa de infección de la herida por quemaduras y la tasa de infección no causada por la herida (bacteriemia, neumonía e infección urinaria).

Resultados principales: 

Se identificaron 16 ensayos con 678 personas que cumplieron los criterios de inclusión. Un total de 16 ensayos contribuyeron con datos para el análisis. Es interesante destacar que la mayoría de los estudios no informó los métodos de asignación al azar y los principios de intención de tratar; por lo tanto, los resultados de los estudios deben interpretarse con cautela. Las glutamina fue el inmunonutriente más común y se administró en siete de los 16 estudios incluidos. La administración de glutamina comparada con un control isonitrogénico dio lugar a una reducción en la duración de la estancia hospitalaria (estancia media -5,65 días, intervalo de confianza [IC] del 95%: -8,09 a -3,22) y a una reducción de la mortalidad (cociente de riesgos [CR] agrupado 0,25; IC del 95%: 0,08 a 0,78). Sin embargo, debido al tamaño de la muestra pequeño, es probable que estos resultados reflejen un efecto positivo falso. No hay hallazgos de estudios que indiquen que la glutamina tiene un efecto sobre la infección de la herida por quemadura o sobre la infección no causada por la herida. Todos los otros agentes investigados no mostraron pruebas de un efecto sobre la mortalidad, la duración de la estancia hospitalaria ni las tasas de infección de la herida por quemadura o de infección no causada por la herida.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save