Alimentos integrales para la prevención de la diabetes mellitus tipo 2

Se necesitan más investigaciones para confirmar los efectos potenciales de los alimentos integrales para la prevención de diabetes mellitus tipo 2

Los productos alimentarios derivados de los cereales como el trigo, el arroz, el maíz, el centeno, la avena y la cebada constituyen una parte principal de la dieta diaria en muchos países. En los productos de granos refinados, se extrajeron el salvado y el germen de los granos, que contienen la mayor cantidad de nutrientes y fibra dietética, y sólo se usa la parte interna con almidón de los granos (ca. 80% de los granos integrales). Los alimentos integrales contienen granos intactos, agrietados o descascarados, granos molidos gruesos o harina elaborada con granos integrales (harina integral). En esta revisión el efecto de los alimentos integrales y la fibra de cereales (como un marcador de consumo de alimentos de granos integrales) en la prevención de la diabetes tipo 2 mellitus (DMT2) se evaluó con el uso de todos los estudios de cohortes prospectivos y ensayos controlados aleatorios disponibles. Sólo se identificó un ensayo controlado aleatorio, que fue de mala calidad metodológica. Este estudio investigó el efecto del consumo de los alimentos con granos refinados versus alimentos integrales en la sensibilidad a la insulina (factor de riesgo del desarrollo de la DMT2) en 12 pacientes con sobrepeso durante seis semanas. El consumo de alimentos integrales resultó en una mejoría leve de la sensibilidad a la insulina, un aumento de las evacuaciones intestinales y ningún efecto adverso. No se facilitó información acerca de la satisfacción del paciente, la calidad de vida relacionada con la salud, la mortalidad y la morbilidad total. Además, se identificaron once estudios de cohortes prospectivos. Un estudio se realizó en Finlandia y el resto en los Estados Unidos de América, de los cuales siete incluyeron profesionales de la asistencia sanitaria. Algunos de los estudios fueron de calidad limitada. Indicaron sistemáticamente que la ingesta alta de alimentos integrales o fibra de cereales se asocia con un riesgo menor de desarrollo de la DMT2. Sin embargo, las pruebas de un efecto protector a partir de los estudios de cohortes prospectivos sólo deben considerarse débiles ya que con este diseño no puede establecerse una relación causa y efecto. Se necesitan ensayos controlados aleatorios bien diseñados para establecer conclusiones definitivas acerca de los efectos preventivos del consumo de granos integrales en el desarrollo de la DMT2.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas de los ensayos de cohortes prospectivos solamente se consideran demasiado débiles para establecer una conclusión definitiva acerca del efecto preventivo de los alimentos integrales en el desarrollo de la DMT2. Se necesitan ensayos controlados aleatorios a largo plazo con un diseño adecuado. Para facilitar este proceso, las investigaciones mecanicistas adicionales deben centrarse en la búsqueda de un conjunto de variables principales de evaluación intermedias relevantes para la DMT2 y en la identificación de subgrupos genéticos de la población en riesgo, que son más susceptibles a una intervención dietética.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se considera que la dieta, como uno de los aspectos del estilo de vida, es uno de los factores de riesgo modificables de la diabetes mellitus tipo 2 (DMT2). Se necesita información acerca de qué componentes de la dieta previenen esta enfermedad.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los alimentos integrales para la prevención de la DMT2.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, CINAHL y AMED.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron los estudios de cohortes con una duración mínima de cinco años que evaluaron la asociación entre la ingesta de alimentos integrales o fibra de cereales y la incidencia de DMT2. Se seleccionaron los ensayos controlados aleatorios con una duración mínima de seis semanas que evaluaron el efecto de una dieta con alto contenido de alimentos integrales en comparación con una dieta con alto contenido de alimentos integrales refinados en la DMT2 y sus factores de riesgo principales.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, seleccionaron los estudios, evaluaron su calidad y extrajeron los datos. No se agruparon los datos de los estudios debido a la diversidad metodológica.

Resultados principales

Se identificó un ensayo controlado aleatorio y once estudios de cohortes prospectivos. El ensayo controlado aleatorio, que fue de baja calidad metodológica, informó el cambio en la sensibilidad a la insulina en 12 participantes hiperinsulinémicos obesos después de intervenciones de seis semanas. La ingesta de alimentos integrales resultó en una leve mejoría de la sensibilidad a la insulina y en ningún efecto adverso. No se informó la satisfacción del paciente, la calidad de vida relacionada con la salud, la mortalidad y la morbilidad total.
Cuatro de los once estudios de cohortes midieron la ingesta de fibra de cereales, tres estudios la ingesta de alimentos integrales y dos estudios, ambas. Dos estudios midieron el cambio en la ingesta de alimentos integrales y uno de ellos también midió el cambio en la ingesta de fibra de cereales. La incidencia de DMT2 se evaluó en nueve estudios y los cambios en el aumento de peso en dos estudios. Los estudios prospectivos revelaron sistemáticamente un riesgo reducido de la ingesta alta de alimentos integrales (27% a 30%) o fibra de cereales (28% a 37%) en el desarrollo de la DMT2.

Conclusiones de los autores

Las pruebas de los ensayos de cohortes prospectivos solamente se consideran demasiado débiles para establecer una conclusión definitiva acerca del efecto preventivo de los alimentos integrales en el desarrollo de la DMT2. Se necesitan ensayos controlados aleatorios a largo plazo con un diseño adecuado. Para facilitar este proceso, las investigaciones mecanicistas adicionales deben centrarse en la búsqueda de un conjunto de variables principales de evaluación intermedias relevantes para la DMT2 y en la identificación de subgrupos genéticos de la población en riesgo, que son más susceptibles a una intervención dietética.

Esta revisión debería citarse como:Priebe MG, van Binsbergen JJ, de Vos R, Vonk RJLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificó un ensayo controlado aleatorio y once estudios de cohortes prospectivos. El ensayo controlado aleatorio, que fue de baja calidad metodológica, informó el cambio en la sensibilidad a la insulina en 12 participantes hiperinsulinémicos obesos después de intervenciones de seis semanas. La ingesta de alimentos integrales resultó en una leve mejoría de la sensibilidad a la insulina y en ningún efecto adverso. No se informó la satisfacción del paciente, la calidad de vida relacionada con la salud, la mortalidad y la morbilidad total.
Cuatro de los once estudios de cohortes midieron la ingesta de fibra de cereales, tres estudios la ingesta de alimentos integrales y dos estudios, ambas. Dos estudios midieron el cambio en la ingesta de alimentos integrales y uno de ellos también midió el cambio en la ingesta de fibra de cereales. La incidencia de DMT2 se evaluó en nueve estudios y los cambios en el aumento de peso en dos estudios. Los estudios prospectivos revelaron sistemáticamente un riesgo reducido de la ingesta alta de alimentos integrales (27% a 30%) o fibra de cereales (28% a 37%) en el desarrollo de la DMT2.

Tools
Information
Share/Save