Quimioterapia versus cirugía para el tratamiento inicial del cáncer epitelial de ovario avanzado

El cáncer epitelial de ovario es el séptimo cáncer más frecuente en todo el mundo en las mujeres menores de 65 años de edad y es la forma más habitual de cáncer de ovario (aproximadamente el 90% de los casos de cáncer de ovario). Desafortunadamente, la mayoría de las pacientes con cáncer de ovario se presentan a la consulta en un estadio tardío cuando la enfermedad se ha diseminado en todo el abdomen. Lo anterior se debe a que los síntomas no son precisos, a menudo ocurren solo después de la diseminación del cáncer y se pueden diagnosticar erróneamente como causados por otras enfermedades benignas. En Europa, más de un tercio de las pacientes diagnosticadas con cáncer de ovario aún están vivas cinco años después del diagnóstico.

El tratamiento convencional para el cáncer de ovario es la cirugía (laparotomía) para extraer el útero, los ovarios, el epiplón (una estructura grasa [delantal] que cuelga del estómago y cubre los intestinos en el abdomen superior) y obtener muestras de los ganglios linfáticos (glándulas) en la pelvis y el abdomen. La intención de la cirugía es clasificar la enfermedad (evaluar donde se diseminó el cáncer) y extraer la mayor parte posible del cáncer (resección o citorreducción). Sin embargo, debido a que la mayoría de las pacientes presentan la enfermedad muy diseminada, la cirugía sola no cura la enfermedad y se necesita tratamiento adicional en forma de quimioterapia. La quimioterapia para el cáncer de ovario emplea fármacos con platino (carboplatino y cisplatino) para tratar cualquier célula cancerosa que no se puede eliminar por cirugía o que son demasiado pequeñas para poder verlas (enfermedad microscópica).

La quimioterapia se puede utilizar antes de la cirugía (también denominada quimioterapia neoadyuvante) con la intención de reducir el cáncer y hacer más fácil su extracción completa.

En esta revisión se incluyó un estudio de buena calidad en pacientes con cáncer de ovario avanzado. Este estudio comparó 336 mujeres que recibieron quimioterapia inicialmente con 334 mujeres a las que se les realizó la cirugía primero y no encontró diferencias entre los dos tratamientos con respecto al tiempo hasta la muerte o el tiempo hasta la progresión de la enfermedad, o sea que la quimioterapia antes de la cirugía tuvo un efecto similar sobre la supervivencia que el tratamiento convencional. El estudio solo incluyó a pacientes con cáncer de ovario en estadio IIIc/IV. (El estadio IIIc es cuando el tumor que se ha diseminado en el abdomen tiene un tamaño mayor de 2 cm). Una gran parte de las pacientes del estudio presentó tumores muy voluminosos. Por lo tanto, las pruebas se evaluaron de calidad moderada y se concluyó que la quimioterapia neoadyuvante es una alternativa razonable a la cirugía primaria en las pacientes que presentan enfermedad tumoral en estadio IIIc/IV. Actualmente se realizan tres estudios que se espera que contribuyan con más pruebas para guiar la práctica clínica en esta área en el futuro.

Conclusiones de los autores: 

Se considera que el uso de QTNA en pacientes con cáncer de ovario en estadio IIIc/IV es una alternativa razonable a la cirugía de resección primaria, en particular en la enfermedad tumoral. Con respecto a la selección de quién se beneficiará con la QTNA, el tratamiento se debe adaptar a la paciente y se debe considerar la resecabilidad, la edad, la histología, el estadio y el estado funcional. Estos resultados no se pueden generalizar a las pacientes con cáncer de ovario en estadio IIIa y IIIb; en estas pacientes la cirugía de resección primaria es el tratamiento estándar. Se esperan los resultados de tres ensayos en curso que pueden cambiar estas conclusiones.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cáncer epitelial de ovario se presenta en un estadio avanzado en la mayoría de las mujeres. Estas pacientes necesitan cirugía y quimioterapia para un tratamiento óptimo. El tratamiento convencional consiste en realizar primero la cirugía y luego la quimioterapia. Sin embargo, todavía no está claro si existen ventajas con el uso de quimioterapia antes de la cirugía.

Objetivos: 

Evaluar si existen ventajas del tratamiento con quimioterapia antes de la cirugía citorreductora (quimioterapia neoadyuvante [QTNA]) en comparación con el tratamiento convencional, en el que la quimioterapia sigue a la cirugía citorreductora máxima, en mujeres con cáncer epitelial de ovario avanzado.

Estrategia de búsqueda (: 

Para la revisión original se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, número 3, 2006), MEDLINE (Silver Platter, desde 1966 hasta el 1 de septiembre de 2006), EMBASE vía Ovid (desde 1980 hasta el 1 de septiembre de 2006), CANCERLIT (desde 1966 hasta el 1 de septiembre de 2006), PDQ (búsqueda de ensayos abiertos y cerrados) y en MetaRegister (búsqueda más actual en septiembre de 2006). Para esta actualización los ensayos controlados aleatorios (ECA) se identificaron mediante búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, número 3, 2011) y en el Registro especializado del Grupo Cochrane de Cáncer Ginecológico (Cochrane Gynaecological Cancer) (2011), MEDLINE (semana 1 de agosto de 2011), EMBASE (hasta la semana 31 de 2011), PDQ (búsqueda de ensayos abiertos y cerrados) y en MetaRegister (agosto de 2011).

Criterios de selección: 

ECA de pacientes con cáncer epitelial de ovario avanzado (estadio III/IV de la Federation of International Gynaecologists and Obstetricians [FIGO]) que se asignaron al azar a grupos de tratamiento y que compararon la quimioterapia con platino antes de la cirugía citorreductora con quimioterapia con platino posterior a la cirugía citorreductora.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos de forma independiente y dos revisores evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos.

Resultados principales: 

Un ECA de alta calidad cumplió los criterios de inclusión. Este ensayo multicéntrico asignó al azar a 718 pacientes con cáncer de ovario en estadio IIIc/IV a QTNA seguida de cirugía de resección intermedia o a cirugía de resección primaria seguida de quimioterapia. No hubo diferencias significativas entre los grupos de estudio con respecto a la supervivencia general (SG) (670 pacientes; CRI 0,98; IC del 95%: 0,82 a 1,18) ni a la supervivencia libre de progresión (SLP) (670 pacientes; CRI 1,01; IC del 95%: 0,86 a 1,17).

Hubo diferencias significativas entre los grupos de QTNA y los de cirugía de resección primaria con respecto a algunos efectos adversos graves relacionados con la cirugía (EAG de grado 3/4) que incluyeron hemorragia (12 en el grupo de QTNA versus 23 en el grupo de cirugía de resección primaria; CR 0,50; IC del 95%: 0,25 a 0,99), tromboembolia venosa (ninguna en el grupo de QTNA versus ocho en el grupo de cirugía de resección primaria; CR 0,06; IC del 95%: 0 a 0,98) e infección (cinco en el grupo de QTNA versus 25 en el grupo de cirugía de resección primaria; CR 0,19; IC del 95%: 0,07 a 0,50). Se informó que la calidad de vida (CdV) fue similar para los grupos de QTNA y de cirugía de resección primaria.

También se identificaron tres ECA en curso.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save