Retirada rápida versus lenta de los medicamentos antiepilépticos

Antecedentes

La epilepsia es una enfermedad en la que se producen convulsiones (crisis) recurrentes causadas por descargas eléctricas anormales del cerebro. Los fármacos antiepilépticos se utilizan para prevenir estas convulsiones. La ingesta regular de fármacos antiepilépticos puede tener efectos secundarios a largo plazo. Cuando el paciente está en remisión (sin convulsiones durante algún tiempo), es lógico intentar interrumpir los fármacos. Dos cuestiones importantes son cómo y cuándo interrumpirlos.

Objetivo de la revisión

Esta revisión analizó los diversos estudios en busca de evidencia sobre la rapidez de la retirada de los fármacos antiepilépticos. Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados que evaluaron la retirada rápida o lenta (disminución) de estos fármacos después de períodos variables de control de las convulsiones en pacientes con epilepsia.

Resultados

Solo se incluyeron dos estudios pequeños realizados en 206 niños con epilepsia. Los estudios incluidos no encontraron diferencias en la proporción de participantes que permanecieron libres de convulsiones entre los grupos de reducción rápida y lenta en diferentes puntos temporales. No hubo datos disponibles sobre otras medidas como el estado epiléptico (una convulsión prolongada), la muerte, las enfermedades relacionadas con las convulsiones y la calidad de vida. No se encontraron ensayos completos que investigaran la retirada de los fármacos antiepilépticos en adultos.

Actualmente se realiza un ensayo italiano que investiga si un esquema de retirada lenta o rápida del fármaco antiepiléptico influye en el retorno de las convulsiones (recurrencia) en adultos con epilepsia focal o generalizada que han estado libres de convulsiones por lo menos durante dos años (no se dispone de resultados preliminares).

Fiabilidad de la evidencia

La evidencia de los dos estudios incluidos tuvo una fiabilidad muy baja. Ambos estudios se realizaron en un número reducido de participantes y no hubo suficientes datos para detectar una diferencia entre los grupos. Además, solo incluyeron niños, por lo que los resultados no se pueden generalizar a los adultos. Por lo tanto, actualmente no se dispone de evidencia fiable sobre la tasa óptima de disminución de los fármacos antiepilépticos.

La evidencia está actualizada hasta abril 2019.

Conclusiones de los autores: 

Desde que se publicó la última versión de esta revisión se encontró un nuevo estudio pediátrico. Debido a las deficiencias metodológicas y del pequeño tamaño de la muestra de los dos estudios incluidos, no es posible establecer conclusiones fiables sobre la tasa óptima de reducción de los FAE. Mediante los criterios GRADE, la certeza de la evidencia se evaluó como muy baja para los resultados para los que hubo datos disponibles. Se consideró que todos los estudios presentaron alto riesgo de sesgo.

Se necesitan más estudios en adultos y niños para investigar la tasa óptima de retirada de los FAE y estudiar los efectos de variables como los tipos de convulsiones, la etiología, el retraso mental, las anomalías en la electroencefalografía, la presencia de déficits neurológicos y otras comorbilidades, sobre la tasa de disminución.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El objetivo ideal del tratamiento de un paciente con epilepsia es inducir la remisión (libre convulsiones durante algún tiempo) mediante fármacos antiepilépticos (FAE), y retirar los FAE sin que ocurra recurrencia de las convulsiones. La administración prolongada de los FAE puede tener efectos adversos a largo plazo. Por lo tanto, cuando un paciente con epilepsia se encuentra en remisión, es lógico intentar interrumpir la medicación. El momento y la forma de la retirada son temas que surgen cuando se contempla la retirada de los FAE. En esta revisión se examina la evidencia de la tasa de retiro de los FAE (reducción rápida o lenta) y su efecto sobre la recurrencia de las convulsiones.

Esta es una versión actualizada de la revisión Cochrane original publicada en el Número 2, 2006.

Objetivos: 

Cuantificar el riesgo de recurrencia de las convulsiones después de una interrupción rápida (período de reducción de tres meses o menos) o lenta (período de reducción de más de tres meses) de los fármacos antiepilépticos en adultos y niños con epilepsia que están en remisión, y evaluar qué variables modifican el riesgo de recurrencia de las convulsiones.

Métodos de búsqueda: 

Para la última actualización, el 9 de abril 2019, se buscó en: Registro Cochrane de Estudios (CRS Web, que incluye el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Epilepsia (Cochrane Epilepsy Group), CENTRAL y ClinicalTrials.gov), MEDLINE (Ovidio; 8 de abril 2019), la WHO International Clinical Trials Registry y SCOPUS. No hubo restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados que evaluaron la retirada de los FAE mediante una reducción rápida o lenta después de períodos variables de control de las convulsiones en pacientes con epilepsia.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron los ensayos para su inclusión y extrajeron los datos. Los resultados evaluados incluyeron la ausencia de convulsiones después de uno, dos o cinco años de retiro del FAE; el tiempo hasta la recurrencia de las convulsiones después del retiro; la aparición del estado epiléptico; la mortalidad; la morbilidad debida a las convulsiones como lesiones, fracturas y neumonía por aspiración; y la calidad de vida (evaluada mediante una escala validada).

Resultados principales: 

En esta actualización de la revisión se ha incluido un estudios nuevo. El nuevo estudio asignó al azar a 57 niños con epilepsia libre de convulsiones durante al menos dos años, para reducir el FAE al mes o a los seis meses. El estudio no fue ciego y no hubo detalles sobre la aleatorización. Durante el período de 54 meses de seguimiento, 20/30 participantes del grupo de un mes permanecieron libres de convulsiones, en comparación con 15/27 participantes del grupo de seis meses (no hay evidencia de diferencias). No hubo información sobre el momento de la recurrencia de las convulsiones para cada grupo que permitiera una comparación.

Ya se había incluido un ensayo en la versión anterior de la revisión, en el que participaron 149 niños. Hubo una tendencia no significativa hacia un menor riesgo de recurrencia de las convulsiones después de un año de retiro del FAE en los participantes asignados a la reducción lenta (riesgo relativo [RR] 0,76; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,58 a 1,01; p= 0,06; evidencia de certeza muy baja). A los dos años, 30 participantes no habían tenido convulsiones en el grupo de intervención rápida y 29 en el grupo de intervención lenta (RR 0,87; IC del 95%: 0,58 a 1,29; p = 0,48; evidencia de certeza muy baja). Al cabo de cinco años, diez participantes no habían tenido convulsiones en el grupo de intervención rápida y seis en el grupo de intervención lenta (RR 1,40; IC del 95%: 0,54 a 3,65; p = 0,49; evidencia de certeza muy baja). No hubo datos sobre los otros resultados.

Debido a la heterogeneidad metodológica y a la diferencia en la duración de la reducción, no se realizó una síntesis cuantitativa de estos estudios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save