Dietas cetogénicas para la epilepsia farmacorresistente

Antecedentes

La epilepsia es una enfermedad en la que se producen ataques (crisis) recurrentes causados por descargas eléctricas anormales del cerebro. En la mayoría de las personas las crisis pueden ser controladas por uno o más medicamentos antiepilépticos, pero es posible que estos medicamentos no ayuden a las crisis después de un tiempo (lo que se denomina epilepsia farmacorresistente). Para las personas que tienen epilepsia farmacorresistente, se puede considerar una dieta especial (llamada dieta cetogénica). Las dietas cetogénicas son altas en grasas y bajas en hidratos de carbono.

El objetivo de esta revisión fue investigar el efecto de las dietas cetogénicas en el control de las crisis, la cognición (por ejemplo, el aprendizaje, la concentración y el rendimiento académico en los niños; el aprendizaje, la concentración y la memoria en los adultos) y el comportamiento. También se investigaron los efectos secundarios de la dieta y el número de participantes que abandonaron los estudios y las razones de ello.

Características de los estudios

Se efectuaron búsquedas en las bases de datos médicas para encontrar ensayos controlados aleatorizados (estudios clínicos donde las personas se asignan al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento) de adultos o niños con epilepsia en los que se comparara una dieta cetogénica con otro tratamiento. Se encontraron 11 ensayos controlados aleatorizados con 778 participantes. Los ensayos duraron entre dos y 16 meses.

Resultados clave

Los efectos secundarios a corto plazo de las dietas cetogénicas incluyeron diarrea, estreñimiento y vómitos. En estos estudios se desconocen los efectos a largo plazo.

Todos los estudios informaron de participantes que abandonaron el estudio debido a la falta de mejora de las crisis y a la escasa tolerancia de la dieta.

Un estudio informó sobre el efecto de las dietas cetogénicas en la calidad de vida, la cognición y el comportamiento. No se observaron diferencias en la calidad de vida de los que seguían una dieta cetogénica y del grupo que recibía atención habitual, pero se comprobó que los participantes que seguían la dieta cetogénica eran más activos, más productivos y menos ansiosos. Se necesita más investigación en estas áreas.

Recientemente, otras dietas cetogénicas mejor toleradas, como la dieta Atkins modificada, encontraron efectos similares en el control de las crisis que las dietas cetogénicas más restrictivas. No obstante, se necesitan más estudios de investigación.

Calidad de la evidencia

Los estudios incluidos en esta revisión se limitaron a un número reducido de participantes y sólo se incluyeron niños en 10 de los 11 estudios, por lo que se consideró que la calidad de la evidencia fue de baja a muy baja.

En la actualidad hay pocas investigaciones sobre el uso de estas dietas en los adultos, por lo que se requiere más investigación en esta área.

Esta evidencia está actualizada hasta abril de 2017.

Conclusiones de los autores: 

Los ECA discutidos en esta revisión muestran resultados prometedores para el uso de la CD en la epilepsia. Sin embargo, el número limitado de estudios, el pequeño tamaño de las muestras y los limitados estudios en adultos, dieron como resultado una calidad general de la evidencia de baja a muy baja.

Hubo efectos adversos en todos los estudios y en todas las variaciones de DC, como alteraciones gastrointestinales a corto plazo y aumento del colesterol. Sin embargo, los períodos de estudio fueron cortos, por lo que se desconocen los riesgos a largo plazo asociados a estos efectos adversos. Las tasas de desgaste siguieron siendo un problema en todas las DC en todos los estudios; las razones de ello son la falta de eficacia observada y la tolerancia alimentaria.

Sólo un estudio informó sobre el uso de la DC en adultos con epilepsia; por lo tanto, sería beneficioso realizar más investigaciones.

Otras dietas más sabrosas pero relacionadas, como la DAM, pueden tener un efecto similar sobre el control de las crisis que la clásica DC, pero esta suposición requiere más investigación. En el caso de las personas que tienen epilepsia médicamente intratable o que no son aptas para una intervención quirúrgica, las DC siguen siendo una opción válida; sin embargo, es necesario seguir investigando.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se ha sugerido que las dietas cetogénicas (DC), por ser altas en grasas y bajas en hidratos de carbono, reducen la frecuencia de las crisis en las personas con epilepsia. En la actualidad, esas dietas se recomiendan principalmente para los niños que siguen teniendo convulsiones a pesar del tratamiento con medicamentos antiepilépticos (epilepsia resistente a los medicamentos). Recientemente, ha habido interés en las DC menos restrictivas, incluida la dieta Atkins modificada (DAM), y el uso de estas dietas se ha extendido a la práctica de los adultos. Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2003 y actualizada por última vez en 2016.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las DC en la epilepsia farmacorresistente mediante la revisión de la evidencia de los ensayos controlados aleatorizados.

Estrategia de búsqueda (: 

Para la última actualización, se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Epilepsia (Cochrane Epilepsy Group's Specialized Register) (11 de abril de 2017), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) vía Cochrane Register of Studies Online (CRSO, 11 de abril de 2017), MEDLINE (Ovid, 11 de abril de 2017), ClinicalTrials.gov (11 de abril de 2017), y en la International Clinical Trials Registry Platform de la OMS (ICTRP, 11 de abril de 2017). No se impuso ninguna restricción de idioma. Se buscaron informes adicionales de estudios pertinentes en las listas de referencias de los estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados de dietas cetogénicas para personas con epilepsia farmacorresistente.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión aplicaron de forma independiente los criterios predefinidos para extraer los datos y evaluar la calidad de los ensayos.

Resultados principales: 

Se identificaron 11 ensayos controlados aleatorizados (ECA) que generaron 15 publicaciones.

Todos los ensayos aplicaron un análisis por tipo intención de tratar con diversos métodos de aleatorización. En los 11 estudios se reclutaron 778 pacientes; 712 niños y adolescentes y 66 adultos. Se evaluó que los 11 estudios tenían un riesgo de sesgo bajo a incierto en los siguientes ámbitos: generación de secuencias aleatorias, ocultación de la asignación y informe selectivo. En los demás ámbitos (cegamiento, datos de resultados incompletos, otros sesgos) las evaluaciones fueron variadas (bajo, incierto y alto riesgo de sesgo). No se pudo realizar un metanálisis debido a la heterogeneidad de los estudios y a que la calidad de la evidencia era de baja a muy baja (calificaciones de GRADE).

Las tasas informadas de ausencia de crisis alcanzaron hasta el 55% en un grupo de DC clásica de 4:1 después de tres meses y las tasas informadas de reducción de crisis alcanzaron hasta el 85% en un grupo de DC clásica de 4:1 después de tres meses (calificación de GRADE baja).

En un ensayo no se encontró ninguna diferencia significativa entre la DC de inicio de ayuno y la de inicio gradual en cuanto a las tasas de ausencia de crisis, y se informó de una mayor tasa de reducción de las crisis en el grupo de la DC de inicio gradual.

Los estudios que evaluaron la eficacia de la DAM informaron de tasas de ausencia de crisis de hasta el 25% y de reducción de crisis de hasta el 60% en los niños. Un estudio utilizó una DAM simplificada (DAMs) e informó de tasas de ausencia de crisis del 15% y tasas de reducción de crisis del 56% en niños. Un estudio utilizó una DAM en adultos y informó tasas de reducción de crisis del 35%, pero ningún paciente dejó de tener crisis (calificación de GRADE baja).

En todos los estudios se observaron efectos adversos de las intervenciones dietéticas. Los eventos gastrointestinales fueron los efectos adversos informados más habitualmente. Fue habitual que los efectos adversos fueran la razón por la que los participantes abandonaban los ensayos (calificación de GRADE baja). Otros motivos de abandono fueron la falta de eficacia y la no aceptación de la dieta (calificación de GRADE baja).

Aunque hubo cierta evidencia de una mayor eficacia antiepiléptica para una DC clásica de 4:1 sobre ratios más bajos, la DC clásica de 4:1 se asoció consistentemente con más efectos adversos.

Un estudio evaluó el efecto de las intervenciones dietéticas en la calidad de vida, la cognición y el funcionamiento conductual, e informó de que los participantes en el grupo de DC eran más activos, más productivos y menos ansiosos después de cuatro meses, en comparación con el grupo de control. Sin embargo, no se encontró ninguna diferencia significativa en los años de vida ajustados por calidad (AVAC) entre el grupo de DC y el grupo de control a los cuatro o 16 meses (calificación de GRADE muy baja).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save