Agregado de acetato de abiraterona a la terapia de privación de andrógenos para el tratamiento del cáncer de próstata metastásico hormonosensible

Pregunta de la revisión

El objetivo de esta revisión fue determinar cuál fue el efecto de agregar abiraterona, en hombres con cáncer de próstata que recibían y aún respondían a la terapia hormonal.

Antecedentes

El acetato de abiraterona es un medicamento que bloquea el efecto de las hormonas sexuales masculinas y, por lo tanto, retarda el crecimiento del cáncer de próstata.

Más del 15% de los hombres diagnosticados con cáncer de próstata acuden con una enfermedad que se ha extendido más allá de la próstata. Otro 15% a 30% de los hombres que se someten al tratamiento primario sufrirán una reaparición del cáncer. La terapia hormonal (medicamentos para reducir el nivel de hormonas masculinas) ha sido el tratamiento principal para la enfermedad avanzada, pero no siempre funciona. Recientes estudios han examinado si los medicamentos que bloquean el crecimiento de las células cancerosas de la próstata, como el acetato de abiraterona, pueden hacer que los hombres mejoren.

Características de los estudios

Se encontraron dos estudios (en concreto, estudios en los que el "azar" decidió el tratamiento que recibieron los hombres), con un total de 2201 hombres. Los estudios compararon el acetato de abiraterona y la terapia hormonal con la terapia hormonal sola. En uno de los estudios, la mayoría de los hombres incluidos tenían cáncer de próstata de alto riesgo y se habían sometido previamente a un tratamiento local. En el otro estudio, la mayoría de los hombres no habían recibido un tratamiento previo de la próstata. La evidencia está actualizada hasta el 15 de mayo de 2020.

Resultados clave

Agregar acetato de abiraterona a la terapia hormonal mejora la supervivencia general, pero probablemente no mejora la calidad de vida. Probablemente mejora la supervivencia específica del cáncer y reduce la progresión de la enfermedad. Sin embargo, con el agregado de acetato de abiraterona también hay un aumento de los efectos secundarios graves y potencialmente mortales, lo que probablemente dé lugar a la interrupción del tratamiento.

Calidad de la evidencia

Se consideró que la certeza de la evidencia fue alta para la supervivencia general (tiempo transcurrido hasta la muerte por cualquier causa), y los efectos secundarios graves y peligrosos para la vida. Esto significa que es probable que las estimaciones de esta revisión se acerquen al efecto real de estos desenlaces. La certeza de la evidencia fue moderada con respecto a la calidad de vida, la supervivencia específica del cáncer (tiempo transcurrido hasta la muerte por cáncer de próstata), el tiempo transcurrido hasta la progresión de la enfermedad y la interrupción del tratamiento debido a eventos adversos. Lo anterior significa que es probable que las estimaciones de esta revisión se acerquen al efecto real, pero hubo algunas limitaciones en los estudios que redujeron la confianza en los resultados.

Conclusiones de los autores: 

El agregado de acetato de abiraterona a la terapia supresora androgénica mejora la supervivencia general, pero probablemente no mejora la calidad de vida. Probablemente también aumenta la supervivencia específica de la enfermedad y retrasa la progresión de la misma en comparación con la terapia supresora androgénica sola. Sin embargo, el riesgo de eventos adversos de grados III a V es mayor, y probablemente también lo sea el riesgo de interrumpir el tratamiento debido a eventos adversos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La terapia supresora androgénica (TSA) sistémica, también conocida como terapia hormonal, ha sido durante mucho tiempo el tratamiento principal para el cáncer de próstata metastásico. Se han reservado agentes adicionales para la etapa de la enfermedad resistente a la castración, cuando la TSA comienza a ser menos efectiva. La abiraterona es un agente con una función establecida en esa etapa de la enfermedad, que sólo recientemente se ha evaluado en el contexto hormonosensible.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la administración temprana de acetato de abiraterona, en combinación con la TSA sistémica, para el cáncer de próstata metastásico hormonosensible recientemente diagnosticado.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, otras seis bases de datos, dos registros de ensayos, literatura gris y actas de congresos, hasta el 15 de mayo de 2020. No se impusieron restricciones respecto al idioma ni el estado de publicación.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos aleatorizados en los que se administró acetato de abiraterona y prednisolona con TSA, o TSA sola, a hombres diagnosticados con cáncer de próstata hormonosensible.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, clasificaron los estudios y extrajeron los datos de los estudios incluidos. Se realizaron análisis estadísticos
mediante un modelo de efectos aleatorios. La calidad de la evidencia se evaluó según el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

La búsqueda identificó dos ensayos controlados aleatorizados (ECA) con 2201 hombres, que se asignaron a recibir acetato de abiraterona 1000 mg una vez al día y prednisona en dosis bajas (5 mg) además de TSA, o TSA sola. En el ensayo LATITUDE, la edad media y el rango de los hombres del grupo de intervención fue 68 (38 a 89) años, y 67 (33 a 92) años en el grupo control. Casi todos los hombres de este estudio (97,6%) presentaban cáncer de próstata con una puntuación de Gleason de al menos 8 (grupo 4 de grado ISUP).

Desenlaces principales

El agregado de acetato de abiraterona a la TSA reduce la probabilidad de muerte por cualquier causa en comparación con la TSA sola (cociente de riesgos instantáneos [CRI] 0,64; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,56 a 0,73; dos ECA, 2201 hombres; evidencia de certeza alta); lo que corresponde a 163 muertes menos por 1000 hombres con cáncer de próstata metastásico hormonosensible (210 menos a 115 menos) a los cinco años.

El acetato de abiraterona además de la TSA probablemente da lugar a poca o ninguna diferencia en la calidad de vida en comparación con la TSA sola, medida con la puntuación total de la Functional Assessment of Cancer Therapy-prostate (FACT-P; rango: 0 a 156; los valores más altos indican una mejor calidad de vida), a los 12 meses (diferencia de medias [DM] 2,90 puntos; IC del 95%: 0,11 a 5,60; un ECA, 838 hombres; evidencia de certeza moderada).

Desenlaces secundarios

La abiraterona más la TSA aumenta el riesgo de eventos adversos de grado III a V en comparación con la TSA sola (razón de riesgos [RR] 1,34; IC del 95%: 1,22 a 1,47; un ECA, 1199 hombres; evidencia de certeza alta); lo que corresponde a 162 eventos más de grado III a V por 1000 hombres con cáncer de próstata metastásico hormonosensible (105 más a 224 más) en una mediana de seguimiento de 30 meses.

El acetato de abiraterona, además de la TSA, probablemente reduce la probabilidad de muerte por cáncer de próstata en comparación con la TSA sola (CRI 0,58; IC del 95%: 0,50 a 0,68; dos ECA, 2201 hombres; evidencia de certeza moderada). Lo anterior corresponde con 120 muertes menos por cáncer de próstata por 1000 hombres con cáncer de próstata metastásico hormonosensible (IC del 95%: 145 menos a 90 menos) después de una mediana de seguimiento de 30 meses.

El agregado de acetato de abiraterona a la TSA probablemente disminuye la probabilidad de progresión de la enfermedad en comparación con la TSA sola (CRI 0,35; IC del 95%: 0,26 a 0,49; dos ECA, 2097 hombres; evidencia de certeza moderada). Lo anterior corresponde con 369 incidencias menos de progresión de la enfermedad por 1000 hombres con cáncer de próstata metastásico hormonosensible (456 menos a 256 menos) después de una mediana de seguimiento de 30 meses.

El agregado de acetato de abiraterona a la TSA probablemente aumenta el riesgo de interrupción del tratamiento debido a eventos adversos en comparación con la TSA sola (RR 1,50; IC del 95%: 1,17 a 1,92; un ECA, 1199 hombres; evidencia de certeza moderada). Lo anterior corresponde con 51 hombres más (IC del 95%: 17 más a 93 más) que interrumpen el tratamiento debido a eventos adversos por 1000 hombres tratados con acetato de abiraterona y TSA en comparación con la TSA sola después de una mediana de seguimiento de 30 meses.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save