¿Cómo se compara el uso de la tecnología para la rehabilitación pulmonar (RP) a distancia con la RP en un centro o ninguna RP en personas con enfermedad pulmonar crónica?

Antecedentes

Está demostrado que la rehabilitación pulmonar mejora la función física y el bienestar general de las personas con enfermedades pulmonares crónicas y que reduce los síntomas, especialmente la respiración dificultosa. La rehabilitación pulmonar es un programa de educación y entrenamiento con ejercicios que tradicionalmente se ofrece como un programa presencial en un centro sanitario como un hospital, donde las personas asisten a las citas del programa, pero no son hospitalizadas durante la noche. Para facilitar el acceso de más personas a la rehabilitación pulmonar, se han investigado nuevas formas de impartir los programas a través de la tecnología. La rehabilitación pulmonar realizada a través de la tecnología se conoce como telerrehabilitación. Los modelos de telerrehabilitación pueden incluir, entre otros, hablar con un profesional sanitario o con otros pacientes por teléfono, a través de sitios web o de una aplicación móvil, o por videoconferencia. En algunas circunstancias, realizar la telerrehabilitación puede requerir que los pacientes tengan acceso a su propio dispositivo (p.ej., teléfono, teléfono inteligente, tableta u ordenador) para poder participar.

Características de los estudios

En esta revisión se incluyeron 15 estudios con 1904 personas con enfermedad pulmonar crónica, la mayoría de las cuales (99%) presentaba enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Los estudios describieron varias formas diferentes de utilizar la tecnología para ofrecer rehabilitación pulmonar, que incluyen por teléfono, el uso de aplicaciones para teléfonos móviles, por videoconferencia en un grupo virtual y a través de sitios web. Los estudios de telerrehabilitación se compararon en conjunto con la RP presencial tradicional o ninguna rehabilitación. La variedad de la tecnología empleada, así como los distintos niveles de apoyo por parte de los profesionales sanitarios de los diferentes estudios, hace que sea difícil establecer si existe un tipo de tecnología, una cantidad de asistencia o un lugar que sean mejores para realizar un programa de telerrehabilitación.

Resultados clave

En los múltiples estudios que utilizan diferentes tipos de tecnología para realizar la rehabilitación pulmonar, la telerrehabilitación probablemente produce resultados similares a los programas presenciales ambulatorios tradicionales de rehabilitación pulmonar. La telerrehabilitación podría ayudar a las personas a caminar más en comparación con ninguna rehabilitación, pero se tiene poca confianza en estos resultados. Las personas tuvieron más probabilidades de terminar un programa completo de telerrehabilitación en comparación con la rehabilitación pulmonar tradicional (93% frente al 70% de finalización). Muy pocos de los estudios hicieron un seguimiento de las personas una vez terminada la intervención, por lo que es difícil determinar cuál es el efecto a largo plazo de la telerrehabilitación.

Certeza de la evidencia

La certeza de la evidencia (la confianza en que las estimaciones estadísticas del efecto son correctas) fue generalmente baja, porque el número de estudios, pacientes y afecciones pulmonares en los que se estudió la telerrehabilitación es pequeño. Esto significa que estos resultados podrían no ser aplicables a todas las personas con enfermedades pulmonares crónicas o a todos los tipos de tecnología empleados para administrar la rehabilitación pulmonar.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión indica que la rehabilitación pulmonar primaria, o la rehabilitación de mantenimiento, realizadas mediante telerrehabilitación en las personas con enfermedades respiratorias crónicas logra resultados similares a los de la rehabilitación pulmonar tradicional en un centro, sin que se identifiquen problemas de seguridad. Sin embargo, la certeza de la evidencia proporcionada por esta revisión está limitada por el escaso número de estudios, de modelos variados de telerrehabilitación, con relativamente pocos participantes. Los futuros estudios de investigación deberían considerar el efecto clínico de la telerrehabilitación en personas con enfermedades respiratorias crónicas distintas de la EPOC, la duración del beneficio de la telerrehabilitación más allá del período de la intervención y su coste económico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La rehabilitación pulmonar es una intervención comprobada y eficaz para las personas con enfermedades respiratorias crónicas, incluida la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la enfermedad pulmonar intersticial (EPI) y las bronquiectasias. Sin embargo, son relativamente pocas las personas que asisten a un programa o lo completan, debido a factores como la falta de programas, los problemas relacionados con los desplazamientos y el transporte, y otros problemas de salud. Tradicionalmente, la rehabilitación pulmonar se realiza de manera presencial y ambulatoria en un hospital u otro centro sanitario (lo que se conoce como rehabilitación pulmonar en un centro). Entre los nuevos modos alternativos de ofrecer rehabilitación pulmonar se encuentran los modelos domiciliarios y el uso de la telesalud.

La telerrehabilitación es la prestación de servicios de rehabilitación a distancia, utilizando las tecnologías de la información y la comunicación. Hasta la fecha, no se ha realizado una evaluación exhaustiva de la eficacia clínica o la seguridad de la telerrehabilitación, ni de su capacidad para mejorar la aceptación y el acceso a los servicios de rehabilitación, para las personas con enfermedades respiratorias crónicas.

Objetivos: 

Determinar la efectividad y seguridad de la telerrehabilitación para personas con enfermedades respiratorias crónicas.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas hasta el 30 de noviembre de 2020 en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Vías respiratorias (Cochrane Airways), Registro Cochrane central de ensayos controlados (CENTRAL), seis bases de datos incluidas MEDLINE y Embase y tres registros de ensayos. Se verificaron las listas de referencias de todos los estudios incluidos en busca de referencias adicionales, y se realizaron búsquedas manuales en revistas relevantes de salud respiratoria y en resúmenes de congresos.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron para inclusión todos los ensayos controlados aleatorizados y los ensayos clínicos controlados de telerrehabilitación para la administración de rehabilitación pulmonar. La intervención de telerrehabilitación debía incluir el entrenamiento con ejercicios, y al menos el 50% de la intervención de rehabilitación se debía realizar por telerrehabilitación.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los métodos estándar recomendados por Cochrane. Se evaluó el riesgo de sesgo de todos los estudios, y se utilizó la herramienta ROBINS-I para evaluar el sesgo en los ensayos clínicos controlados no aleatorizados. La certeza de la evidencia se evaluó con el sistema GRADE. Las comparaciones fueron telerrehabilitación comparada con rehabilitación pulmonar presencial tradicional (en un centro) y telerrehabilitación comparada con ninguna rehabilitación. Los estudios de telerrehabilitación para la rehabilitación de mantenimiento se analizaron separados de los ensayos de telerrehabilitación para la rehabilitación pulmonar primaria inicial.

Resultados principales: 

Se incluyeron 15 estudios (32 informes) con 1904 participantes, que utilizaron cinco modelos de telerrehabilitación distintos. Casi todos los participantes (99%) presentaban enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Tres estudios eran ensayos clínicos controlados. Para la rehabilitación pulmonar primaria, probablemente hubo poca o ninguna diferencia entre la telerrehabilitación y la rehabilitación pulmonar presencial en la capacidad de ejercicio medida como distancia de caminata de seis minutos (6-Minute Walking Distance [6MWD]) (diferencia de medias [DM] 0,06 metros [m]; intervalo de confianza [IC] del 95%: -10,82 a 10,94 m; 556 participantes; cuatro estudios; evidencia de certeza moderada). También podría haber poca o ninguna diferencia en la calidad de vida medida con la puntuación total del St George's Respiratory Questionnaire (SGRQ) (DM -1,26; IC del 95%: -3,97 a 1,45; 274 participantes; dos estudios; evidencia de certeza baja), o en la disnea en la puntuación del dominio de disnea del Chronic Respiratory Questionnaire (CRQ) (DM 0,13; IC del 95%: -0,13 a 0,40; 426 participantes; tres estudios; evidencia de certeza baja). Los participantes tuvieron más probabilidades de completar un programa de telerrehabilitación con una tasa de finalización del 93% (IC del 95%: 90% a 96%), en comparación con una tasa de finalización del 70% con la rehabilitación presencial. Cuando se compara con un control sin rehabilitación, los ensayos de telerrehabilitación primaria podrían aumentar la capacidad de ejercicio en la 6MWD (DM 22,17 m; IC del 95%: -38,89 a 83,23 m; 94 participantes; dos estudios; evidencia de certeza baja) y también podrían aumentar la 6MWD cuando se administra como rehabilitación de mantenimiento (DM 78,1 m; IC del 95%: 49,6 m a 106,6 m; 209 participantes; dos estudios; evidencia de certeza baja). No se identificaron más efectos adversos con la telerrehabilitación que los que se informaron con la rehabilitación presencial o con ninguna rehabilitación.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save