Intervenciones fuera del lugar de trabajo para reducir el sedentarismo

Antecedentes

Los adultos pasan la mayor parte del tiempo que no trabajan siendo sedentarios, por ejemplo, sentados mientras ven la televisión o usan el ordenador o viajando hacia y desde el trabajo en coche. La conducta sedentaria prolongada se ha relacionado con un mayor riesgo de varias enfermedades y de muerte prematura. Todavía no se sabe si las intervenciones para reducir el sedentarismo fuera del lugar de trabajo son efectivas. Esta revisión dirá si existe evidencia de que estas intervenciones reducen la conducta sedentaria.

Principales hallazgos

Se buscaron estudios hasta el 14 de abril de 2020. Se encontraron 13 estudios relevantes con un total de 1770 participantes. Todos ellos se realizaron en países de ingresos altos, en universidades, en domicilios/comunidad, en línea y en la atención primaria. La media de edad de los participantes de estos estudios fue de entre 20 y 41 años. La mayoría de los participantes fueron mujeres. Todas las intervenciones estaban dirigidas al individuo: ninguna se centró en el entorno ni en normativas. Los componentes de la intervención incluían dispositivos de vigilancia personal, información o educación, asesoramiento y estímulos para reducir el comportamiento sedentario.

Se examinaron los siguientes criterios de valoración principales: tiempo de sedentarismo medido por el dispositivo, tiempo de sedestación autoinformado, tiempo de visualización de televisión autoinformado y pausas en el tiempo de sedentarismo. La certeza de la evidencia fue de moderada a muy baja, debido principalmente a la preocupación por el riesgo de sesgo, hallazgos incoherentes y resultados imprecisos. “Moderada” indica que es probable que la futura investigación tenga una marcada repercusión sobre la confianza en la estimación del efecto y pueda cambiar las estimaciones. “Muy baja” indica que cualquier estimación del efecto es muy incierta. En general, no hay evidencia suficiente para apoyar las conclusiones sobre la efectividad de las intervenciones para reducir el sedentarismo. En conjunto, los estudios no aportaron evidencia de un efecto sobre el tiempo sedentario total medido por el dispositivo, ni sobre los subconjuntos de tiempo de sedestación autoinformado, tiempo de visualización de la televisión o pausas en el tiempo sedentario.

Se examinaron los siguientes criterios de valoración secundarios: composición corporal, marcadores de resistencia a la insulina, dispositivo de medición de la actividad física de moderada a intensa (AFMI), actividad física (AF) ligera autoinformada y recuento de pasos. La certeza de la evidencia fue moderada para el índice de masa corporal y la glucosa, por lo que es probable que las intervenciones fuera del lugar de trabajo logren poca o ninguna diferencia en estos resultados. Las intervenciones pueden suponer poca o ninguna diferencia en la AFMI a corto plazo, los pasos y la circunferencia de la cintura (evidencia de certeza baja). No se sabe si las intervenciones mejoran la AFMI a medio plazo y la AF ligera (evidencia de certeza muy baja). Los estudios incluidos no informaron ningún dato sobre eventos adversos o síntomas.

Conclusiones

Las intervenciones fuera del lugar de trabajo para reducir el comportamiento sedentario probablemente logran poca o ninguna diferencia en el tiempo de sedentarismo. No se sabe si las intervenciones fuera del lugar de trabajo reducen el tiempo de sedestación. Las intervenciones pueden suponer poca o ninguna diferencia en el tiempo de visualización de la televisión autoinformado. Se necesitan más investigaciones para evaluar la efectividad de las intervenciones, y los estudios deben incluir participantes de diferentes edades y grupos socioeconómicos y étnicos.

Conclusiones de los autores: 

Es probable que las intervenciones fuera del lugar de trabajo para reducir el comportamiento sedentario logren poca o ninguna diferencia en el tiempo sedentario medido por el dispositivo a corto plazo, y no se sabe con certeza si reducen el tiempo sedentario medido por el dispositivo a medio plazo. No se sabe si las intervenciones fuera del lugar de trabajo reducen el tiempo de sedestación. Las intervenciones fuera del lugar de trabajo podrían dar lugar a una diferencia mínima o nula en el tiempo de visualización de la televisión autoinformado a medio o largo plazo. La certeza de la evidencia es de moderada a muy baja, debido principalmente a la preocupación por el riesgo de sesgo, hallazgos incoherentes y resultados imprecisos. Los estudios futuros deben tener mayor duración; deben reclutar a participantes de diferentes edades, grupos socioeconómicos o étnicos; y deben reunir datos sobre la calidad de vida, el costo-efectividad y los eventos adversos. Se recomienda encarecidamente que se adopten métodos normalizados de preparación y análisis de datos para permitir la comparación de los efectos de las intervenciones para reducir el sedentarismo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los adultos pasan la mayor parte del tiempo que no trabajan siendo sedentarios. El comportamiento sedentario en grandes cantidades aumenta el riesgo de diabetes tipo 2, de enfermedades cardiovasculares y de mortalidad por enfermedades cardiovasculares y por cualquier causa.

Objetivos: 

Primarios

• Evaluar los efectos sobre el tiempo sedentario de las intervenciones no ocupacionales para reducir el sedentarismo en adultos menores de 60 años de edad

Secundarios

• Describir otros efectos sobre la salud y eventos adversos o consecuencias no deseadas de esas intervenciones

• Establecer si determinados componentes de las intervenciones se asocian con cambios en el comportamiento sedentario

• Identificar si existen efectos diferenciales de las intervenciones basados en las desigualdades en materia de salud (p. ej.: edad, sexo, ingresos, empleo)

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas (Cochrane Database of Systematic Reviews), CINAHL, PsycINFO, SportDiscus y ClinicalTrials.gov el 14 de abril de 2020. Se comprobaron las referencias de los estudios incluidos, se realizaron búsquedas de citas hacia adelante y se estableció contacto con los autores del área para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) y ECA grupales de intervenciones fuera del lugar de trabajo para adultos residentes en la comunidad de 18 a 59 años de edad. Se incluyeron estudios sólo cuando la intervención tenía un objetivo o componente específico para cambiar el comportamiento sedentario.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, examinaron los títulos, los resúmenes y los artículos de texto completo para comprobar la aptitud de los estudios. Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Cuando fue necesario, se estableció contacto con los autores de los ensayos para pedir información o datos adicionales. Se examinaron los siguientes criterios de valoración principales: tiempo de sedentarismo medido por el dispositivo, tiempo de sedestación autoinformado, tiempo de visualización de televisión autoinformado y pausas en el tiempo de sedentarismo.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 ensayos con 1770 participantes, todos realizados en países de ingresos altos. Diez fueron ECA y tres fueron ECA grupales. La media de edad de los participantes del estudio varió entre 20 y 41 años. La mayoría de los participantes fueron mujeres. Todas las intervenciones se realizaron a nivel individual. Los componentes de la intervención incluían dispositivos de vigilancia personal, información o educación, asesoramiento y estímulos para reducir el comportamiento sedentario. Se consideró que ningún estudio tuvo bajo riesgo de sesgo en todos los dominios. Siete estudios tenían un alto riesgo de sesgo para el cegamiento de la evaluación de criterios debido al uso de criterios de valoración autoinformados.

Desenlaces primarios

Es probable que las intervenciones fuera del lugar de trabajo muestren poca o ninguna diferencia en el tiempo sedentario medido por el dispositivo a corto plazo (diferencia de medias (DM) -8,36 min/d, intervalo de confianza (IC) del 95% -27,12 a 10,40; cuatro estudios; I² = 0%; evidencia de certeza moderada). No se sabe con certeza si las intervenciones reducen el tiempo sedentario medido por el dispositivo a medio plazo (DM -51,37 min/d, IC del 95%: -126,34 a 23,59; tres estudios; I² = 84%; evidencia de certeza muy baja)

No se sabe con certeza si las intervenciones fuera del lugar de trabajo reducen a corto plazo el tiempo de sedestación (DM -64,12 min/d, IC del 95%: -260,91 a 132,67; I² = 86%; evidencia de certeza muy baja).

Las intervenciones fuera del lugar de trabajo podrían mostrar poca o ninguna diferencia en el tiempo de visualización de televisión autoinformado a medio plazo (DM -12,45 min/d, IC del 95%: -50,40 a 25,49; dos estudios; I² = 86%; evidencia de baja certeza) o a largo plazo (DM 0,30 min/d, IC del 95%: -0,63 a 1,23; dos estudios; I² = 0%; evidencia de certeza baja).

No fue posible agrupar los cinco estudios que informaron sobre las interrupciones del tiempo sedentario dada la variación de las definiciones utilizadas.

Resultados secundarios

Es probable que las intervenciones fuera del lugar de trabajo logren poca o ninguna diferencia en el índice de masa corporal a medio plazo (DM -0,25 kg/m², IC del 95%: -0,48 a -0,01; tres estudios; I² = 0%; evidencia de certeza moderada). Las intervenciones podrían suponer poca o ninguna diferencia en la circunferencia de la cintura a medio plazo (DM -2,04 cm, IC del 95%: -9,06 a 4,98; dos estudios; I² = 65%; evidencia de certeza baja).

Es probable que las intervenciones tengan poca o ninguna repercusión sobre la glucosa a corto plazo (DM -0,18 mmol/l, IC del 95%: -0,30 a -0,06; dos estudios; I² = 0%; evidencia de certeza moderada) y a medio plazo (DM -0,08 mmol/l, IC del 95%: -0,21 a 0,05; dos estudios, I² = 0%; evidencia de certeza moderada)

Las intervenciones fuera del lugar de trabajo podrían suponer poca o ninguna diferencia en la AFMI medida por el dispositivo a corto plazo (DM 1,99 min/d, IC del 95%: -4,27 a 8,25; cuatro estudios; I² = 23%; evidencia de baja certeza). No se sabe con certeza si las intervenciones mejoran la AFMI medida por el dispositivo a medio plazo (DM 6,59 min/d, IC del 95%: -7,35 a 20,53; tres estudios; I² = 70%; evidencia de certeza muy baja).

No se sabe con certeza si las intervenciones fuera del lugar de trabajo mejoran a corto plazo la AF ligera autoinformada (DM 156,32 min/d, IC del 95%: 34,34 a 278,31; dos estudios; I² = 79%; evidencia de certeza muy baja).

Las intervenciones podrían suponer poca o ninguna diferencia en el recuento de pasos a corto plazo (DM 226,90 pasos/día, IC del 95%: -519,78 a 973,59; tres estudios; I² = 0%; evidencia de certeza baja).

Los estudios incluidos no informaron acerca de ningún dato sobre eventos adversos o síntomas.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save