Puntos realizados bajo la piel para cerrar las heridas después de la cirugía

¿Cuál era el objetivo de esta revisión?

El objetivo de esta revisión fue averiguar si las suturas subcuticulares (puntos de sutura colocados bajo la piel) son efectivas para cerrar las heridas después de la cirugía. El interés se centró en todo tipo de cirugía, excepto la obstétrica (cirugías relacionadas con el parto, p.ej., cesáreas). Los investigadores de Cochrane reunieron y analizaron todos los estudios relacionados con esta cuestión y encontraron 66 ensayos controlados aleatorizados relevantes. Los ensayos controlados aleatorizados son estudios médicos en que los pacientes son elegidos al azar para recibir diferentes tratamientos. Este tipo de ensayo aporta la evidencia de salud más fiable.

Mensajes clave

En cuanto a la infección de la herida después de la cirugía, no hay una diferencia clara entre los puntos de sutura que se realizan bajo la piel y otros métodos de cierre de la herida quirúrgica, como los puntos estándar que se realizan sobre la piel, la cinta quirúrgica, las grapas o el pegamento. Los puntos de sutura que se realizan debajo de la piel probablemente reducen las complicaciones de la herida en comparación con las grapas y mejoran la satisfacción del paciente en comparación con los puntos de sutura que se realizan sobre la piel o las grapas. Sin embargo, el pegamento puede mejorar la satisfacción del paciente, y los puntos de sutura que se realizan sobre la piel y las grapas pueden ser procedimientos más rápidos para los cirujanos.

¿Qué se estudió en la revisión?

Los cirujanos tienen varias opciones para cerrar las heridas quirúrgicas al final de una cirugía. El cierre cutáneo puede realizarse con puntos (suturas) que se realizan debajo de la piel, puntos que se realizan sobre la piel, grapas (clips), adhesivos tisulares (pegamento), cintas u otros dispositivos. Las suturas pueden ser absorbibles (los puntos de sutura se disuelven en el cuerpo como parte del proceso de cicatrización y no necesitan ser retirados) o no absorbibles (los puntos de sutura deben ser retirados una vez que la herida ha cicatrizado).

Las infecciones del sitio quirúrgico son un problema común después de la cirugía y pueden causar varios problemas a los pacientes. Las heridas quirúrgicas también pueden causar cicatrices antiestéticas si no cicatrizan de forma correcta. Se buscó averiguar cómo se comparan los puntos que se realizan bajo la piel con otros métodos de cierre de heridas quirúrgicas en términos de infección, formación de cicatrices, satisfacción del paciente, coste, dolor, duración de la estancia en el hospital y calidad de vida.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

En marzo 2019 se realizaron búsquedas en las bases de datos médicas y se identificaron 66 estudios que compararon los puntos que se realizan bajo la piel con otros métodos de cierre cutáneo como puntos estándar, grapas de piel, adhesivo tisular, cinta o cremalleras quirúrgicas. Se utilizaron 64 de estos estudios (con 7487 participantes) en el análisis. En promedio, en cada estudio participaron 115 pacientes. La mayoría de los participantes eran adultos (de 20 a 75 años) sometidos a cirugía en un ámbito hospitalario. La mayoría de los estudios no indicaron las fuentes de financiación.

La mayoría de los estudios compararon los puntos de sutura que se realizan bajo la piel con puntos estándar, grapas de piel o adhesivos tisulares.

El resultado de interés principal fue la infección de la herida. No hubo diferencias claras entre los puntos que se realizan bajo la piel y otros métodos de cierre en el número de pacientes que presentaron una infección de la herida.

En comparación con los puntos de sutura que se realizan sobre la piel, los puntos de sutura que se realizan debajo de la piel probablemente mejoran la satisfacción del paciente. Hay evidencia de que los puntos de sutura que se realizan bajo la piel probablemente previenen las complicaciones de la herida y mejoran la satisfacción del paciente en comparación con las grapas de la piel. Los puntos que se realizan debajo de la piel pueden prevenir la ruptura de la herida (separación de la piel) en comparación con las grapas o los adhesivos tisulares, pero los adhesivos tisulares pueden mejorar la satisfacción del paciente. Sin embargo, los métodos alternativos pueden ser más rápidos para los cirujanos que los puntos de sutura que se realizan debajo de la piel. No hubo diferencias claras entre los puntos que se realizan bajo la piel y los métodos de cierre alternativos para el nuevo cierre, el dolor, la duración de la estancia en el hospital y la calidad de vida.

Los estudios analizados a menudo incluyeron a un número reducido de participantes y, en muchos casos, no se informó de ellos de una manera que permitiera tener seguridad en cuanto a que se habían llevado a cabo de manera sólida. Por lo tanto, no es posible realizar afirmaciones concluyentes sobre la efectividad de los puntos de sutura que se realizan bajo la piel, y para todas las comparaciones, excepto la comparación con las grapas, se necesita investigación de mejor calidad para establecer conclusiones más sólidas.

¿Cómo de actualizada está esta revisión?

Se hicieron búsquedas de estudios que se habían publicado hasta marzo 2019.

Conclusiones de los autores: 

No hay diferencias claras en la incidencia de ISQ para las suturas subcuticulares en comparación con cualquier otro método de cierre cutáneo. Las suturas subcuticulares probablemente reducen las complicaciones de la herida en comparación con las grapas, y probablemente mejoran la satisfacción del paciente en comparación con las suturas transdérmicas o las grapas. Sin embargo, los adhesivos tisulares pueden mejorar la satisfacción del paciente en comparación con las suturas subcuticulares, y la aplicación de las suturas transdérmicas y las grapas para la piel puede ser más rápida en comparación con las suturas subcuticulares. La calidad de la evidencia varió de alta a muy baja; la evidencia de casi todas las comparaciones estuvo sujeta a algunas limitaciones. No parece haber necesidad de ensayos nuevos adicionales para explorar la comparación con las grapas debido a que hay estudios de calidad alta con tamaños de la muestra grandes y algunos estudios en curso. Sin embargo, es necesario realizar estudios que exploren las comparaciones con suturas transdérmicas, adhesivos tisulares, cintas y cremalleras, que sean de alta calidad y que incluyan tamaños grandes de la muestra, y evaluaciones a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Después de la cirugía, las heridas quirúrgicas pueden cerrarse con diversos dispositivos, como suturas (subcuticulares o transdérmicas), grapas y adhesivos tisulares. Las suturas subcuticulares son puntos de sutura intradérmicos (colocados inmediatamente debajo de la capa epidérmica). La mayor disponibilidad de filamentos absorbibles sintéticos (puntos de sutura que son absorbidos por el cuerpo y no tienen que ser retirados) ha dado lugar a un mayor uso de suturas subcuticulares. Sin embargo, en la cirugía no obstétrica, sigue la controversia sobre si las suturas subcuticulares aumentan la incidencia de complicaciones de la herida.

Objetivos: 

Examinar la eficacia y la aceptabilidad de las suturas subcuticulares para el cierre cutáneo en la cirugía no obstétrica.

Métodos de búsqueda: 

En marzo 2019 se hicieron búsquedas el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Heridas, en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados; Ovid MEDLINE (incluido In-Process & Other Non-Indexed Citations); Ovid Embase y EBSCO CINAHL Plus. Para identificar estudios adicionales, también se buscaron estudios en curso y no publicados en los registros de ensayos clínicos y se revisaron las listas de referencias de los estudios relevantes incluidos, así como de las revisiones, los metanálisis y los informes de tecnología de la salud. No hubo restricciones en cuanto al idioma, la fecha de publicación ni el contexto de los estudios.

Criterios de selección: 

Se incluyeron en la revisión todos los ensayos controlados aleatorizados que compararon las suturas subcuticulares con cualquier otro método para el cierre cutáneo en la cirugía no obstétrica.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión identificaron los ensayos de forma independiente, extrajeron los datos y llevaron a cabo una evaluación del riesgo de sesgo y de la certeza de la evidencia según los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 66 estudios (7487 participantes); 11 de los ensayos incluidos tuvieron más de dos brazos. La mayoría de los ensayos informaron de la metodología de manera deficiente, lo que significa que no está claro si tuvieron riesgo de sesgo alto. La mayoría de los ensayos compararon suturas subcuticulares con suturas transdérmicas, grapas de piel o adhesivos tisulares. Se informó de la mayoría de los resultados preestablecidos en el protocolo de la revisión. La certeza de la evidencia varió de alta a muy baja en las comparaciones de las suturas subcuticulares con las suturas transdérmicas o las grapas y los adhesivos tisulares; la certeza de la evidencia para la comparación con las cintas y las cremalleras quirúrgicas fue de baja a muy baja. La mayor parte de la evidencia se disminuyó debido a la imprecisión o al riesgo de sesgo.

Aunque la mayoría de los estudios incluyeron a pacientes que fueron sometidos a cirugías de clase 1 del CDC (limpias), dos tercios de los participantes fueron incluidos en estudios de cirugías de clase 2 a 4 del CDC, como apendicectomías y cirugías gastrointestinales. La mayoría de los participantes eran adultos en un entorno hospitalario.

Suturas subcuticulares versus suturas transdérmicas

Puede haber poca diferencia en la incidencia de ISQ (riesgo relativo [RR] 1,10; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,80 a 1,52; 3107 participantes; evidencia de certeza baja).

No se sabe si las suturas subcuticulares reducen las complicaciones de la herida (RR 0,83; IC del 95%: 0,40 a 1,71; 1489 participantes; evidencia de certeza muy baja). Las suturas subcuticulares probablemente mejoran la satisfacción del paciente (puntuación de 1 a 10) (a los 30 días; DM 1,60, IC del 95%: 1,32 a 1,88; 290 participantes; evidencia de certeza moderada). El tiempo de cierre de la herida probablemente es mayor cuando se utilizan suturas subcuticulares (DM 5,81 minutos; IC del 95%: 5,13 a 6,49 minutos; 585 participantes; evidencia de certeza moderada).

Suturas subcuticulares versus grapas de piel

Hay evidencia de certeza moderada de que, en comparación con las grapas de piel, las suturas subcuticulares probablemente tienen poco efecto sobre la ISQ (RR 0,81; IC del 95%: 0,64 a 1,01; 4163 participantes), pero probablemente disminuyen la incidencia de complicaciones de la herida (RR 0,79; IC del 95%: 0,64 a 0,98; 2973 participantes). Las suturas subcuticulares se asocian con una satisfacción del paciente ligeramente mayor (puntuación de 1 a 5) (DM 0,20; IC del 95%: 0,10 a 0,30; 1232 participantes; evidencia de certeza alta). El tiempo de cierre de la herida también puede ser mayor en comparación con las grapas (DM 0,30 a 5,50 minutos; 1384 participantes; evidencia de certeza baja).

Suturas subcuticulares versus adhesivos tisulares, cintas y cremalleras quirúrgicas

Hay evidencia de certeza moderada que no muestra diferencias claras en la incidencia de ISQ entre los participantes tratados con suturas subcuticulares y los tratados con adhesivos tisulares (RR 0,77; IC del 95%: 0,41 a 1,45; 869 participantes). Tampoco hay diferencias claras en la incidencia de complicaciones de la herida (RR 0,62; IC del 95%: 0,35 a 1,11; 1058 participantes; evidencia de certeza baja). Las suturas subcuticulares también pueden lograr menores puntuaciones de satisfacción del paciente (puntuación de 1 a 10) (DM -2,05; IC del 95%: -3,05 a -1,05; 131 participantes) (evidencia de certeza baja). En cuanto a la incidencia de ISQ, la evidencia es incierta al comparar las suturas subcuticulares con las cintas quirúrgicas (RR 1,31; IC del 95%: 0,40 a 4,27; 354 participantes; evidencia de certeza muy baja) o las cremalleras quirúrgicas (RR 0,80; IC del 95%: 0,08 a 8,48; 424 participantes; evidencia de certeza muy baja). Es posible que haya poca diferencia en la incidencia de complicaciones de la herida entre los participantes tratados con suturas subcuticulares y los tratados con cintas quirúrgicas (RR 0,90; IC del 95%: 0,61 a 1,34; 492 participantes; evidencia de certeza baja). No se sabe si las suturas subcuticulares reducen el riesgo de complicaciones de la herida en comparación con las cremalleras quirúrgicas (RR 0,55; IC del 95%: 0,15 a 2,04; 424 participantes; evidencia de certeza muy baja). Tampoco se sabe con certeza si se demora más en cerrar una herida con suturas subcuticulares en comparación con los adhesivos tisulares (DM -0,34 a 10,39 minutos; 895 participantes), las cintas quirúrgicas (DM 0,74 a 6,36 minutos; 169 participantes) o las cremalleras (DM 4,38 a 8,25 minutos; 424 participantes) (evidencia de certeza muy baja). Ningún estudio informó de los resultados de la satisfacción de los pacientes en comparación con las cintas o las cremalleras quirúrgicas.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save