Mejora del acceso a los alimentos en los países de ingresos bajos y medios

Pregunta de la revisión

Se examinó el efecto de las intervenciones a nivel comunitario para mejorar el acceso a alimentos nutritivos en los países de ingresos bajos y medios (PIBM) en las personas, los hogares y las comunidades.

Antecedentes

La seguridad alimentaria existe cuando las personas tienen acceso físico, social y económico a alimentos suficientes, seguros y nutritivos para estar saludables. El número de personas que no tiene suficiente para comer en el mundo ha ido aumentando desde 2015. La mayoría de estas personas viven en PIBM, especialmente en Asia y África. El hecho de no poder acceder a alimentos nutritivos, ya sea por no tener suficiente dinero o por no tener un lugar donde comprar o encontrar alimentos cerca de donde residen, afecta a la salud y a la situación socioeconómica de las personas y las sociedades, tanto a corto como a largo plazo. Las estrategias centradas en las comunidades pueden ser importantes para aumentar el acceso a los alimentos en los PIBM.

Características de los estudios

Se encontraron 59 estudios que evaluaban diferentes intervenciones en los PIBM, que incluían de 214 a 169 485 participantes y de 300 a 124 644 hogares, principalmente en África y América Latina. En muchos estudios, se evaluaron las transferencias de dinero en efectivo, que son programas de bienestar en los que se proporciona dinero a los hogares. De ellos, 21 estudios evaluaron las transferencias incondicionales de dinero en efectivo (no hay condiciones para recibir el dinero), y 14 estudios evaluaron las transferencias de efectivo condicionales (hay condiciones específicas que deben cumplirse para recibirlas). Diecisiete estudios examinaron las intervenciones de generación de ingresos (por ejemplo, la gestión del ganado o los grupos de autoayuda); cuatro estudios, los cupones de alimentos; cuatro estudios, la concesión de subsidios de alimentación y nutrición; y dos estudios examinaron las intervenciones de apoyo social, como los programas de ahorro y préstamo en las aldeas y los programas de subsidios comunitarios.

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta febrero 2020.

Resultados clave

Intervenciones que mejoraron el poder adquisitivo:

Las transferencias incondicionales de dinero en efectivo (TIDE) mejoran la seguridad alimentaria y tienen poca o ninguna repercusión en la función cognitiva (pensamientos y comprensión) y el desarrollo (evidencia de calidad alta), pueden aumentar la diversidad de la dieta (variedad de los alimentos consumidos de diferentes grupos alimentarios) y reducir el retraso del crecimiento (crecimiento deficiente) (evidencia de calidad baja). No está nada claro si las TIDE reducen la proporción del gasto familiar en alimentos y disminuyen el desperdicio de alimentos. En cuanto a los desenlaces adversos, la evidencia de un ensayo indica que las TIDE reducen la proporción de lactantes con sobrepeso.

Las transferencias condicionadas de dinero en efectivo (TCDE) logran poca o ninguna diferencia en la proporción del gasto familiar en alimentos y mejoran ligeramente la función cognitiva de los niños (evidencia de calidad alta), probablemente mejoran ligeramente la diversidad de la dieta (evidencia de calidad moderada) y pueden lograr poca o ninguna diferencia en el retraso del crecimiento o el desperdicio de alimentos (bajo peso corporal) (evidencia de calidad baja). La evidencia sobre los desenlaces adversos (dos estudios) muestra que las TCDE no suponen ninguna diferencia en la proporción de niños con sobrepeso.

Las estrategias de generación de ingresos tienen poca o ninguna repercusión en el retraso del crecimiento o el desperdicio de alimentos (evidencia de calidad moderada), pueden tener poca o ninguna repercusión en la seguridad alimentaria y pueden mejorar la diversidad de la dieta de los niños, pero no de los hogares (evidencia de calidad baja).

Intervenciones que abordaron los precios de los alimentos:

Los cupones de alimentos probablemente reducen el retraso del crecimiento (evidencia de calidad moderada), pueden mejorar ligeramente la diversidad de la dieta y pueden dar lugar a poca o ninguna diferencia en el desperdicio de alimentos (evidencia de calidad baja).

Los subsidios de alimentos y nutrición pueden mejorar la diversidad de la dieta de los escolares (evidencia de calidad baja). No se conocen con seguridad los efectos sobre el gasto familiar en alimentos saludables como proporción del gasto total en alimentos (evidencia de calidad muy baja).

Intervenciones que abordaron el entorno social:

Las intervenciones de apoyo social, como las subvenciones a la comunidad, probablemente suponen poca o ninguna diferencia en el desperdicio de alimentos (evidencia de calidad moderada) y pueden marcar poca o ninguna diferencia en el retraso del crecimiento (evidencia de calidad baja). No se conocen con seguridad los efectos de los ahorros y préstamos de las aldeas sobre la seguridad alimentaria o la diversidad de la dieta (evidencia de calidad muy baja).

Ninguno de los estudios incluidos abordó la categoría de intervención de cambios de infraestructura, y ninguno de los estudios incluidos informó sobre uno de los desenlaces primarios: la prevalencia de la desnutrición.

Algunas limitaciones de la revisión son la falta de toda la información necesaria sobre lo que se midió (desenlaces), las evaluaciones que hubo que hacer con respecto a sobre qué medidas de desenlace informar y la incapacidad de agrupar los resultados de todos los estudios que informan sobre el mismo desenlace. Otra limitación fue que no se pudo averiguar qué características específicas de la intervención permiten o impiden la aplicación efectiva de la misma.

Conclusiones de los autores: 

El conjunto de evidencia indica que las TIDE pueden mejorar la seguridad alimentaria. Las intervenciones de generación de ingresos no parecen marcar diferencia en la seguridad alimentaria, pero la evidencia no está clara para las demás intervenciones. Las TCDE, las TIDE, las intervenciones que ayudan a generar ingresos, las intervenciones que ayudan a reducir al mínimo el impacto de los precios de los alimentos mediante cupones y subsidios para alimentos pueden mejorar potencialmente la diversidad de la dieta. Las TIDE y los cupones para alimentos pueden tener un impacto potencial en la reducción del retraso del crecimiento, pero las TCDE, las intervenciones de generación de ingresos o las intervenciones en el entorno social no parecen marcar una diferencia en el desperdicio de alimentos o el retraso del crecimiento. Las TCDE parecen tener un impacto positivo en la función y el desarrollo cognitivos, pero no las TIDE, que puede deberse a la asistencia a la escuela, a las visitas médicas y a otras condiciones asociadas a las TCDE.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Después de décadas de declive desde 2005, la prevalencia mundial de la desnutrición se revirtió y desde 2015 ha aumentado hasta niveles observados en 2010-2011. La prevalencia es mayor en países de ingresos bajos y medios (PIBM), especialmente en África y Asia. La inseguridad alimentaria y la desnutrición asociada afectan negativamente a la salud y al desarrollo socioeconómico a corto y largo plazo, tanto de las personas, incluidos los niños, como de las sociedades. El acceso físico y económico a los alimentos es crucial para garantizar la seguridad alimentaria. Las intervenciones a nivel comunitario podrían ser importantes para aumentar el acceso a los alimentos en los PIBM.

Objetivos: 

Determinar los efectos de las intervenciones a nivel de la comunidad que tienen por objeto mejorar el acceso a los alimentos nutritivos en los PIBM, tanto para toda la comunidad como para las personas o grupos desfavorecidos o en riesgo, como los lactantes, los niños y las mujeres; las personas de edad avanzada, los pobres o los desempleados; o los grupos minoritarios.

Métodos de búsqueda: 

Se buscaron estudios pertinentes en 16 bases de datos electrónicas, incluidos los registros de ensayos, desde 1980 hasta septiembre de 2019, y se actualizaron las búsquedas en seis bases de datos clave en febrero de 2020. No se aplicó ningún límite de idioma o de estado de publicación.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA), ensayos controlados aleatorizados por grupos (ECAg) y estudios controlados prospectivos (ECP). Se podían incluir todos los grupos de población, adultos y niños, que vivían en comunidades en PIBM expuestos a intervenciones a nivel comunitario destinadas a mejorar el acceso a los alimentos. Se excluyeron los estudios que sólo incluían a participantes con enfermedades o afecciones específicas (por ejemplo, niños con desnutrición grave).

Las intervenciones elegibles se clasificaron en general en las que mejoraban el poder adquisitivo (por ejemplo, crear oportunidades de generación de ingresos, planes de transferencia de efectivo); las que abordaban los precios de los alimentos (por ejemplo, vales y subsidios); las que abordaban la infraestructura y el transporte que afectaban al acceso físico a los puntos de venta de alimentos; las que abordaban el entorno social y las que proporcionaban apoyo social (por ejemplo, apoyo social de la familia, los vecinos o el gobierno).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores examinaron de forma independiente los títulos y resúmenes y los textos completos de los registros potencialmente elegibles, en función de los criterios de inclusión. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión o arbitraje por parte de un tercer autor, si era necesario.

Para cada estudio incluido, dos autores extrajeron los datos de forma independiente y un tercer autor arbitró los desacuerdos. Sin embargo, los datos de los desenlaces fueron extraídos por un autor y verificados por un bioestadístico.

Se evaluó el riesgo de sesgo de todos los estudios utilizando la herramienta de riesgo de sesgo del Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Effective Practice and Organization of Care (EPOC)) para los estudios con un grupo de control separado.

Se realizaron metanálisis si había un mínimo de dos estudios para intervenciones dentro de la misma categoría, que informaran sobre la misma medida de desenlace y que fueran suficientemente homogéneos. En los casos en los que se pudo hacer un metanálisis, se utilizó el modelo de efectos aleatorios para incorporar cualquier heterogeneidad existente. Cuando no se pudieron realizar metanálisis, se sintetizó usando el conteo de votos con base en la dirección del efecto.

Resultados principales: 

Se incluyeron 59 estudios, con 214 a 169 485 participantes, y de 300 a 124 644 hogares, en su mayoría de África y América Latina, en los que se abordaron los seis tipos de intervención siguientes (tres estudios evaluaron dos tipos diferentes de intervenciones).

Intervenciones que mejoraron el poder adquisitivo:

Transferencias incondicionales de dinero en efectivo (TIDE) (16 ECAg, dos ECA, tres ECP): se encontró evidencia de certeza alta de que las TIDE mejoran la seguridad alimentaria y suponen poca o ninguna diferencia en la función cognitiva y el desarrollo; se encontró evidencia de certeza baja de que las TIDE pueden aumentar la diversidad de la dieta y pueden reducir el retraso del crecimiento. La evidencia era muy incierta sobre los efectos de las TIDE en la proporción del gasto doméstico en alimentos y en el desperdicio de alimentos. En cuanto a los desenlaces adversos, la evidencia de un ensayo indica que las TIDE reducen la proporción de lactantes con sobrepeso.

Transferencias condicionales de dinero en efectivo (TCDE) (nueve ECAg, cinco ECP): se encontró evidencia de certeza alta de que las TCDE marcan poca o ninguna diferencia en la proporción del gasto familiar en alimentos y que mejoran ligeramente la función cognitiva en los niños; se identificó evidencia de certeza moderada de que las TCDE probablemente mejoran ligeramente la diversidad de la dieta; y se encontró evidencia de certeza baja de que pueden suponer poca o ninguna diferencia en el retraso del crecimiento o el desperdicio de alimentos. La evidencia sobre los desenlaces adversos (dos ECP) muestra que las TCDE no suponen ninguna diferencia en la proporción de niños con sobrepeso.

Intervenciones de generación de ingresos (seis ECA, 11 EPC): se encontró evidencia de certeza moderada de que las intervenciones de generación de ingresos probablemente tienen poca o ninguna repercusión en el retraso del crecimiento o el desperdicio de alimentos; y evidencia de baja certeza de que pueden tener poca o ninguna repercusión en la seguridad alimentaria o que pueden mejorar la diversidad de la dieta de los niños, pero no de los hogares.

Intervenciones que abordaron los precios de los alimentos:

Cupones para alimentos (tres ECAg, un ECA): se encontró evidencia de certeza moderada de que los cupones para alimentos probablemente reducen el retraso del crecimiento; y evidencia de certeza baja de que pueden mejorar ligeramente la diversidad de la dieta, y pueden lograr poca o ninguna diferencia en el desperdicio de alimentos.

Subsidios de alimentos y nutrición (un ECAg, tres ECP): se encontró evidencia de certeza baja de que los subsidios de alimentos y nutrición pueden mejorar la diversidad de la dieta de los escolares. La evidencia es muy incierta en cuanto a los efectos sobre el gasto familiar en alimentos saludables, como proporción del gasto total en alimentos (evidencia de certeza muy baja).

Intervenciones que abordaron el entorno social:

Intervenciones de apoyo social (un ECAg, un ECP): se encontró evidencia de certeza moderada de que las subvenciones a la comunidad probablemente marcan poca o ninguna diferencia en el desperdicio de alimentos; evidencia de baja certeza de que pueden suponer poca o ninguna diferencia en el retraso del crecimiento. La evidencia es muy incierta sobre los efectos de los ahorros y préstamos de las aldeas en la seguridad alimentaria y la diversidad de la dieta.

Ninguno de los estudios incluidos abordó la categoría de intervención de cambios en la infraestructura. Además, ninguno de los estudios informó sobre uno de los desenlaces primarios de esta revisión, la prevalencia de la desnutrición.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save