Uso de ecografía para la inserción de los catéteres arteriales en los niños

Antecedentes

Un catéter arterial es un tubo delgado o vía que puede insertarse en una arteria. Los catéteres arteriales se usan para controlar la presión arterial durante cirugías complejas y durante la estancia en la unidad de cuidados intensivos. La imaginología con ecografía (una imagen de las partes blandas creada con ondas sonoras) permite a los anestesiólogos y al personal de la unidad de cuidados intensivos observar las estructuras circundantes. La ecografía puede ayudar a los médicos a localizar exactamente la arteria e insertar el catéter y, en particular cuando las cirugías involucran a los niños, la ecografía puede prevenir la necesidad de pinchazos de aguja múltiples. Lo anterior reduce la aparición de hematomas (una colección localizada de sangre por fuera de los vasos sanguíneos) o el daño a la arteria, en comparación con otras técnicas como la palpación de la arteria (sentir a través de la piel para encontrar el pulso) o la asistencia auditiva con Doppler (escuchar un cambio a un tono mayor en la ubicación exacta de la arteria). El objetivo era determinar si la ecografía ofrece alguna ventaja sobre la palpación de la arteria o la asistencia auditiva con Doppler.

Características de los estudios

Las pruebas están actualizadas hasta enero 2016. Se encontraron cinco estudios aptos: cuatro que compararon la ecografía con palpación y uno que comparó la ecografía con asistencia auditiva con Doppler.

Resultados clave

Se incluyeron en la revisión niños de edades comprendidas entre un mes y 18 años. Se encontró que la ecografía aumentó la tasa de canulación exitosa al primer intento y redujo la formación de hematomas. La ecografía también aumentó la tasa de éxito de dos intentos. Es probable que la ecografía sea más útil para los neonatos y los niños pequeños que para los niños mayores. También es probable que la ecografía sea más útil si el profesional tiene experiencia en cuanto su uso.

Calidad de las pruebas

Se observaron variaciones en el riesgo de sesgo de los estudios incluidos. Se ha evaluado la calidad de las pruebas como moderada, principalmente debido a que el número de estudios fue limitado. Por la misma razón, no fue posible confirmar el efecto de la edad y la pericia en el uso de ecografía.

Conclusiones

Las pruebas indican que la ecografía es superior a otras técnicas para la inserción de catéteres arteriales, en particular en los recién nacidos y los niños pequeños.

Conclusiones de los autores: 

Se identificaron pruebas de calidad moderada que indicaron que la guía ecográfica para la canulación de la arteria radial mejora las tasas de éxito del primer y segundo intento y reduce la tasa de complicaciones en comparación con la palpación o la asistencia auditiva con Doppler. La mejoría en la tasa de éxito del primer intento puede ser más pronunciada en los neonatos y los niños pequeños, en los que la canulación en la vía arterial es más desafiante que en los niños mayores.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La canulación en una vía arterial en pacientes pediátricos se realiza tradicionalmente mediante palpación o ayuda auditiva con Doppler para localizar la arteria antes del cateterismo. No está claro si la guía ecográfica brinda beneficios sobre estos métodos.

Objetivos: 

Evaluar las tasas de éxito del primer intento y las tasas de complicación con el uso de la guía ecográfica para la colocación de vías arteriales en la población pediátrica, en comparación con las técnicas tradicionales (palpación, asistencia auditiva con Doppler), en todos los sitios potenciales de canulación arterial (arteria radial, cubital, braquial, femoral o pedis dorsalis, izquierda o derecha).

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE (Ovid) y Embase (Ovid). También se hicieron búsquedas en bases de datos de ensayos en curso (ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov/), Current Controlled Trials metaRegister (www.controlled-trials.com/), el EU Clinical Trials register (www.clinicaltrialsregister.eu/) y en la WHO International Clinical Trials Registry Platform (http://apps.who.int/trialsearch/). Se trató de identificar otros ensayos potencialmente elegibles mediante búsquedas en las listas de referencias de los ensayos incluidos recuperados y revisiones sistemáticas relacionadas u otras revisiones. Se hicieron búsquedas hasta enero 2016.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que comparaban la guía ecográfica versus palpación o asistencia auditiva con Doppler para guiar la canulación en una vía arterial en pacientes pediátricos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo de los estudios incluidos y extrajeron los datos. Se utilizaron procedimientos metanalíticos Cochrane estándar, y se aplicó el método GRADE para evaluar la calidad de las pruebas.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco ECA que informaban 444 canulaciones arteriales en participantes pediátricos. Cuatro ECA compararon ecografía con palpación, y uno comparó ecografía con asistencia auditiva con Doppler.

El riesgo de sesgo varió en los estudios, y algunos estudios carecieron de detalles sobre la ocultación de la asignación. No fue posible cegar a los profesionales en todos los estudios incluidos; este hecho agrega un sesgo de realización que es inherente al tipo de intervención estudiada en la revisión. Sólo dos estudios informaron la tasa de complicaciones.

El metanálisis mostró que la guía ecográfica produce tasas de éxito superiores en el primer intento (cociente de riesgos [CR] 1,96; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,34 a 2,85; 404 catéteres, cuatro ECA, pruebas de calidad moderada) y menos complicaciones, como formación de hematomas (CR 0,20; IC del 95%: 0,07 a 0,60; 222 catéteres, dos ECA, pruebas de calidad moderada). Los resultados sugieren, pero no confirman, que la ventaja posible de la guía ecográfica para la tasa de éxito del primer intento sobre otras técnicas es más pronunciada en los neonatos y los niños pequeños que en los niños mayores. De igual manera, los resultados sugieren, pero no confirman, la posibilidad de una influencia positiva de la pericia en el uso de ecografía en la tasa de éxito del primer intento. También se encontraron mejorías en las tasas de éxito en dos intentos (CR 1,78; IC del 95%: 1,25 a 2,51; 134 catéteres, dos ECA, pruebas de calidad moderada) con la guía ecográfica en comparación con otros tipos de guía. Ningún estudio informó datos acerca del daño isquémico. La calidad de las pruebas para todos los resultados se consideró moderada debido a la imprecisión causada por los intervalos de confianza amplios, los tamaños de la muestra moderados y los números limitados de eventos.

Tools
Information
Share/Save