Coito programado para parejas que intentan concebir

Pregunta de la revisión

Los investigadores de la Colaboración Cochrane examinaron las pruebas acerca del efecto del coito programado versus el coito espontáneo en parejas que intentaban concebir.

Antecedentes

Muchas parejas tienen dificultades para lograr un embarazo y preocupaciones por su fertilidad. Cada ciclo, una mujer es fértil desde aproximadamente cinco días antes de la ovulación hasta varias horas después de la ovulación, debido al tiempo de supervivencia limitado de los espermatozoides y el óvulo. Por lo tanto, la identificación prospectiva de este período fértil del ciclo menstrual de la mujer para guiar el momento del coito puede mejorar las tasas de concepción. Lo anterior puede reducir el tratamiento médico innecesario y los costos del tratamiento avanzado de la infertilidad, pero también podría causar eventos adversos como el estrés. El período fértil se puede identificar mediante diferentes métodos, que incluyen la monitorización urinaria de la fertilidad, el calendario graficado, la observación de los cambios en el moco cervical y la temperatura corporal basal, o la maduración folicular por ecografía. El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos beneficiosos y los riesgos del coito programado sobre resultados del embarazo en parejas que intentaban concebir.

Características de los estudios

Se encontraron cinco ensayos controlados aleatorios que compararon coito programado versus coito sin predicción de la ovulación en 2840 mujeres o parejas que intentaban concebir. Las pruebas estaban actualizadas hasta agosto 2014.

Resultados clave

Un estudio grande incluido (1453 mujeres) no ha publicado los resultados utilizables y por lo tanto, no pudo ser analizado. Un estudio informó las tasas de nacidos vivos y no encontró pruebas de una diferencia; sin embargo, el estudio fue demasiado pequeño para tener valor clínico. Solamente un estudio informó los niveles de estrés y no mostró pruebas de una diferencia entre el coito programado con monitorización urinaria de la fertilidad y el coito sin monitorización urinaria de la fertilidad. No se informaron otros eventos adversos. Tan solo dos estudios informaron las tasas de embarazo clínico y no mostraron pruebas de una diferencia en las tasas de embarazo en parejas con subfertilidad. Las pruebas indicaron que si se supone que las probabilidades de un embarazo clínico después del coito sin predicción de la ovulación son del 16%, las probabilidades de un embarazo clínico después del coito programado estarían entre el 9% y el 33%. Sin embargo, si se incluyen los embarazos autoinformados (no confirmados por ecografía), las tasas de embarazo fueron mayores después del coito programado. Las pruebas indicaron que si las probabilidades de un embarazo después del coito sin predicción de la ovulación son del 13%, las probabilidades después del coito programado estarían entre el 14% y el 23%.

No se encontraron diferencias en el efecto entre las parejas que intentaron concebir durante menos de 12 meses versus 12 meses o más. Un ensayo informó datos del tiempo hasta la concepción y no mostró pruebas de una diferencia en este resultado.

Calidad de la evidencia

La calidad general de las pruebas varió de baja a muy baja para todos los resultados. Las limitaciones principales de las pruebas fueron la falta de precisión, el informe deficiente de resultados clínicamente relevantes y el alto riesgo de sesgo de publicación, ya que aún no se ha publicado un estudio grande. Por lo tanto, los resultados deben tomarse con cautela.

Conclusiones de los autores: 

Los datos disponibles no son suficientes para establecer conclusiones sobre la efectividad del coito programado en los resultados nacidos vivos, eventos adversos y embarazo clínico. El coito programado puede mejorar las tasas de embarazo (embarazo clínico o autoinformado, todavía no confirmado por ecografía) en comparación con el coito sin predicción de la ovulación. La calidad de estas pruebas es de baja a muy baja y por lo tanto, los resultados deben tomarse con precaución. Hay un alto riesgo de sesgo de publicación, ya que continúa sin publicarse un estudio grande ocho años después de que terminase el reclutamiento. Se necesita investigación adicional que informe resultados clínicamente relevantes (nacidos vivos, tasas de embarazo clínico y efectos adversos), para determinar si el coito programado es seguro y eficaz en parejas que intentan concebir.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los problemas de fertilidad son muy frecuentes, ya que la subfertilidad afecta a entre el 10% y el 15% de las parejas que intentan concebir. Hay muchos factores que pueden repercutir sobre la capacidad de la pareja para concebir; uno de ellos puede ser el momento incorrecto del coito. La concepción solo es posible desde aproximadamente cinco días antes y hasta varias horas después de la ovulación. Por lo tanto, para ser eficaz, el coito debe tener lugar durante este período fértil. El "coito programado" es la práctica de identificar de manera prospectiva la ovulación y, por lo tanto, el período fértil para aumentar la probabilidad de la concepción. Aunque el coito programado puede aumentar las tasas de concepción y reducir las intervenciones innecesarias y los costos, puede haber aspectos adversos asociados, incluido el consumo de tiempo y el estrés. Los métodos de predicción de la ovulación utilizados para el coito programado incluyen la medición de hormonas urinarias (hormona luteinizante [LH], estrógeno), el seguimiento de la temperatura corporal basal, la investigación del moco cervical, el calendario graficado y la ecografía. Esta revisión consideró las pruebas de los ensayos controlados aleatorios del uso del coito programado sobre resultados positivos del embarazo.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y los riesgos de los métodos de predicción de la ovulación para el coito programado sobre la concepción en parejas que intentan concebir.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes fuentes para identificar ensayos controlados aleatorios relevantes, registro especializado del Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad (Menstrual Disorders and Subfertility Group), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, PubMed, LILACS, Web of Knowledge, la World Health Organization (WHO) Clinical Trials Register Platform y ClinicalTrials.gov. Además, se realizaron búsquedas manuales en las referencias de los artículos relevantes. La búsqueda no estuvo limitada por idioma o estado de publicación. La última búsqueda fue el 5 de agosto de 2014.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon coito programado versus coito sin predicción de la ovulación o que compararon diferentes métodos de predicción de la ovulación para el coito programado entre sí en parejas que intentaban concebir.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron la elegibilidad de los ensayos y el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Los resultados primarios de la revisión fueron los nacidos vivos y los eventos adversos acumulativos (como calidad de vida, depresión y estrés). Los resultados secundarios fueron embarazo clínico, embarazo (embarazo clínico o autoinformado, no confirmado todavía por ecografía) y el tiempo hasta la concepción. Se combinaron los datos para calcular los cocientes de riesgos (CR) agrupados y los intervalos de confianza (IC) del 95%. La heterogeneidad estadística se evaluó con la estadística I2. La calidad general de las pruebas para las comparaciones principales se evaluó mediante los métodos GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco ECA (2840 mujeres o parejas) que compararon coito programado versus coito sin predicción de la ovulación. Desafortunadamente un estudio grande (n = 1453) que informó nacidos vivos y embarazos no ha publicado los datos de resultado por grupo asignado al azar, por lo que no fue posible analizarlo. En consecuencia, cuatro ECA (n = 1387) fueron incluidos en el metanálisis. Las pruebas fueron de baja a muy baja calidad. Las limitaciones principales para la disminución de la calificación de las pruebas incluyeron falta de precisión, falta de información sobre resultados clínicamente relevantes y alto riesgo de sesgo de publicación.

Un estudio informó los nacidos vivos, pero el tamaño de la muestra fue demasiado pequeño para establecer cualquier conclusión relevante sobre el efecto del coito programado (CR 0,75; IC del 95%: 0,16 a 3,41; un ECA, n = 17, calidad muy baja).
Un estudio informó el estrés como un evento adverso. No hubo pruebas de una diferencia en los niveles de estrés (diferencia de medias 1,98; IC del 95%: -0,87 a 4,83; un ECA, n = 77, pruebas de calidad baja). Ningún otro estudio informó eventos adversos.
Dos estudios informaron el embarazo clínico. No hubo pruebas de una diferencia en las tasas de embarazo clínico (CR 1,10; IC del 95%: 0,57 a 2,12; dos ECA, n = 177, I2 = 0%, pruebas de calidad baja). Lo anterior indicó que si se supone que las probabilidades de un embarazo clínico después del coito sin predicción de la ovulación son del 16%, las probabilidades de éxito después del coito programado estarían entre el 9% y el 33%. Cuatro estudios informaron la tasa de embarazo (embarazo clínico o autoinformado). El coito programado se asoció con tasas mayores de embarazo comparado con el coito sin predicción de la ovulación en parejas que intentaban concebir (CR 1,35; IC del 95%: 1,06 a 1,71; cuatro ECA, n = 1387, I2 = 0%, pruebas de calidad muy baja). Lo anterior indica que si se supone que las probabilidades de un embarazo después del coito sin predicción de la ovulación son del 13%, las probabilidades después del coito programado estarían entre el 14% y el 23%. El análisis de subgrupos por la duración de la subfertilidad no mostró diferencias en el efecto entre las parejas que intentaron concebir durante < 12 meses versus las parejas que lo intentaron durante ≥ 12 meses. Un ensayo informó datos del tiempo hasta la concepción y no mostró pruebas de una diferencia en este resultado.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save