Intervenciones para facilitar la administración de anestesia local en niños y adolescentes durante el tratamiento dental

Pregunta de la revisión

Con esta revisión Cochrane se intentó averiguar la mejor manera de conseguir que los niños acepten recibir una inyección de anestesia local durante el tratamiento dental.

Antecedentes

Es importante que el tratamiento odontológico se realice en niños y adolescentes sin dolor para que presenten menos miedo y ansiedad. También les ayudará a aceptar el tratamiento en el futuro. La administración de un anestésico local, un medicamento que detiene temporalmente la sensación de dolor en una pequeña zona del cuerpo mientras el niño permanece despierto y alerta, ayudará a lograrlo. Sin embargo, no siempre es fácil administrar anestesia local a los niños. Algunos niños no pueden lidiar de forma adecuada con la inyección. Hay una serie de intervenciones que pueden ayudar a los niños a aceptar la anestesia local dental, sin embargo, no hay acuerdo sobre cuál es el mejor método.

Características de los estudios

Esta revisión está actualizada al 24 de mayo 2019. Se incluyeron 26 estudios con un total de 2435 niños de entre 2 y 16 años. Los estudios se llevaron a cabo entre 2002 y 2019 en clínicas dentales del Reino Unido, EE.UU., los Países Bajos, Irán, India, Francia, Egipto, Arabia Saudita, Siria, México y Corea.

Se incluyeron estudios que compararon el uso de diferentes equipos como gafas audiovisuales o un dispositivo computarizado de inyección llamado «The Wand» (la varita), o intervenciones relacionadas con el dentista como hipnosis, contraestimulación/distracción, un modelo en video, para aumentar la aceptación de la administración de anestesia local. Estas intervenciones se compararon con la administración de un anestésico local mediante una jeringa convencional (atención habitual) o con cualquier otro equipo dental o intervención relacionada con el dentista. Las intervenciones se administraron justo antes de la inyección y otras se administraron justo antes y durante la inyección y continuaron durante el tratamiento dental.

Resultados clave

La evidencia fue incierta en cuanto a la distracción audiovisual (uso de gafas para video 3D como distracción) en comparación con el tratamiento convencional. La evidencia fue incierta en cuanto a la comparación de «The Wand» con el tratamiento convencional. La evidencia también fue incierta en lo que respecta a la contraestimulación/distracción en comparación con el tratamiento convencional y en lo que respecta a la hipnosis en comparación con el tratamiento convencional.

Otras comparaciones consideradas incluyeron el preenfriamiento del sitio de la inyección, «The Wand» versus otro sistema electrónico llamado Sleeper One, el uso de una jeringa de camuflaje, el uso de un dispositivo de contraestimulación eléctrica y el modelo en video. Solo hubo un estudio de cada una. Los resultados de estas otras comparaciones no fueron suficientes para poder decidir sobre su efectividad.

Los estudios incluidos no mencionaron si había algún efecto perjudicial de las diferentes intervenciones.

Certeza de la evidencia

El nivel de confianza que se tiene en estos hallazgos es muy bajo. Este hecho se debió principalmente al riesgo de sesgo y al número reducido de personas estudiadas en los ensayos incluidos.

Conclusión

No hay evidencia suficiente para establecer qué intervención funciona mejor para aumentar la aceptación de la anestesia local en niños y adolescentes. Se sugiere que se lleven a cabo más estudios bien realizados en esta área.

Conclusiones de los autores: 

No se encontró evidencia suficiente para establecer conclusiones sólidas sobre las mejores intervenciones para aumentar la aceptación de la AL en los niños debido a la variación en la metodología y la naturaleza/momento adecuado de las medidas de resultado. Se recomienda la realización de más ECA paralelos, informados de acuerdo con la declaración CONSORT. Se debe tener cuidado al elegir las medidas de resultado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La prestación de servicios de odontología sin dolor es fundamental para reducir el miedo y la ansiedad, completar el tratamiento y aumentar la aceptación de los tratamientos dentales futuros en los niños. La anestesia local (AL) facilita este enfoque sin dolor, pero sigue siendo un desafío. Se han descrito varias intervenciones para ayudar a los niños a enfrentar la administración de AL, sin que haya consenso sobre el mejor método para aumentar su aceptación.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los métodos de aceptación de la AL en niños y adolescentes durante el tratamiento dental.

Métodos de búsqueda: 

El especialista en Información del Grupo Cochrane de Salud Oral realizó búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (CENTRAL; 2019 Número 4) en la Biblioteca Cochrane (búsqueda el 24 de mayo 2019); MEDLINE Ovid (1946 al 24 de mayo 2019); Embase Ovid (1980 al 24 de mayo 2019); y la Web of Science (1900 al 24 de mayo 2019). También se hicieron búsquedas en el National Institutes of Health Ongoing Trials Register (ClinicalTrials.gov) y en la International Clinical Trials Registry Platform de la Organización Mundial de la Salud hasta el 24 de mayo 2019. No hubo restricciones en cuanto al idioma ni la fecha de publicación.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) paralelos de intervenciones utilizadas para aumentar la aceptación de la AL dental en niños y adolescentes menores de 18 años de edad.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane. Se realizó la extracción de datos y la evaluación del riesgo de sesgo de forma independiente y por duplicado. Se estableció contacto con los autores para obtener la información faltante. La certeza del grupo de evidencia se evaluó con los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 26 ensayos con 2435 participantes asignados al azar de entre dos y 16 años de edad. Los estudios se llevaron a cabo entre 2002 y 2019 en consultorios odontológicos del Reino Unido, EE.UU., los Países Bajos, Irán, India, Francia, Egipto, Arabia Saudita, Siria, México y Corea. Los estudios incluyeron intervenciones con equipos (con el uso de varios dispositivos de administración de AL para la inyección o ayudas audiovisuales utilizadas inmediatamente antes o durante la administración de AL o ambas) e intervenciones relacionadas con el dentista (intervenciones relacionadas con el comportamiento psicológico proporcionadas antes de la administración de la AL [modelo en video], o inmediatamente antes o durante la administración de la AL o ambas [hipnosis, contraestimulación]).

Un estudio se consideró en riesgo de sesgo bajo y el resto en riesgo de sesgo alto. La heterogeneidad clínica de los estudios incluidos hizo imposible agrupar los datos en un metanálisis. Ninguno de los estudios informó del resultado primario de la aceptación de la AL. Ningún estudio informó sobre los siguientes resultados secundarios: finalización del tratamiento dental, AL exitosa/tratamiento indoloro, satisfacción del paciente, satisfacción de los padres y eventos adversos.

Distracción audiovisual en comparación con tratamiento convencional: la evidencia fue incierta en cuanto al resultado del comportamiento relacionado con el dolor durante la administración de AL con una reducción del comportamiento negativo cuando se utilizaron gafas para video 3D en el grupo de distracción audiovisual (riesgo relativo [RR] 0,13; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,03 a 0,50; 1 ensayo, 60 participantes; evidencia de certeza muy baja).

«The Wand» versus tratamiento convencional: la evidencia fue incierta en cuanto al efecto de «The Wand» en el comportamiento relacionado con el dolor durante la administración de AL. Cuatro estudios informaron de un beneficio en el uso de «The Wand», mientras que los resultados de los estudios restantes no sugirieron ninguna diferencia entre los dos métodos de administración de AL (6 ensayos, 704 participantes; evidencia de certeza muy baja).

Contraestimulación/distracción versus tratamiento convencional: la evidencia fue incierta para el resultado de la experiencia del dolor durante la administración de AL y los niños presentaron menos dolor cuando se usó la contraestimulación (RR 0,12; IC del 95%: 0,04 a 0,34; 1 ensayo, 134 participantes; evidencia de certeza muy baja).

Hipnosis versus tratamiento convencional: la evidencia fue incierta para el resultado de la experiencia del dolor durante la administración de AL y los participantes del grupo de hipnosis presentaron menos dolor (diferencia de medias [DM] -1,79; IC del 95%: -3,01 a -0,57; 1 ensayo, 29 participantes; evidencia de certeza muy baja).

Otras comparaciones consideradas incluyeron el preenfriamiento del sitio de inyección, «The Wand» versus Sleeper One, el uso de una jeringa de camuflaje, el uso de un dispositivo eléctrico de contraestimulación y la aclimatación con modelo en video, y tuvieron un único estudio cada una. Los resultados de estas otras comparaciones fueron insuficientes para establecer conclusiones afirmativas sobre la efectividad y se consideraron evidencia de certeza muy baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save