El yoga es una opción de tratamiento adicional para los pacientes con asma

Antecedentes

El yoga es una enfermedad crónica frecuente que afecta a unos 300 millones de personas en todo el mundo. El yoga, cuya popularidad se ha extendido a nivel mundial, tiene la capacidad de aliviar ciertas afecciones relacionadas con el asma. Sin embargo, se deben confirmar los efectos del yoga para el asma, debido a los hallazgos contradictorios de los estudios actuales.

Características de los estudios

Se revisaron 15 estudios que compararon los efectos del yoga con el tratamiento habitual o yoga "simulado" en 1048 participantes.

Resultados

Se halló que el yoga podría mejorar la calidad de vida y los síntomas del asma, en cierta medida. Sin embargo, la confianza en los resultados es baja y la mayoría de los estudios presentaban diferentes tipos de deficiencias. Los efectos del yoga en la función pulmonar fueron contradictorios y se halló una pequeña cantidad de pruebas que indicó que el yoga puede reducir la administración de fármacos. La información sobre los efectos secundarios no deseados fue muy escasa; se necesitan más estudios para evaluar esto. Se necesitan estudios de alta calidad que incluyan grandes cantidades de participantes para poder establecer una conclusión definitiva acerca de los efectos del yoga para tratar el asma.

Conclusiones de los autores: 

Se hallaron pruebas de calidad moderada acerca de que el yoga pueda provocar mejorías pequeñas en la calidad de vida y en los síntomas en pacientes con asma. Existe más incertidumbre acerca de los posibles efectos adversos del yoga y sus efectos en la función pulmonar y la administración de fármacos. Se necesitan ECA con un gran tamaño de la muestra y una alta calidad metodológica y de informe para confirmar los efectos del yoga en el asma.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El asma es un trastorno inflamatorio crónico que afecta a cerca de 300 millones de personas en todo el mundo. El yoga, como terapia holística, tiene la capacidad de aliviar tanto el sufrimiento físico como psicológico de los pacientes con asma y su popularidad se ha extendido de forma global. Se realizaron varios ensayos clínicos para evaluar los efectos de la práctica de yoga y se obtuvieron resultados discordantes.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del yoga en pacientes con asma.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscó sistemáticamente en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group), que se deriva de las búsquedas sistemáticas en bases de datos bibliográficas como el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE, CINAHL, AMED, PsycINFO, y se hicieron búsquedas manuales en revistas y resúmenes de congresos de enfermedades respiratorias. También se buscó en PEDro. Se hicieron búsquedas en ClinicalTrials.gov y en el portal de búsqueda de WHO ICTRP. Se realizaron búsquedas en todas las bases de datos desde su inicio hasta el 22 julio 2015, y no se aplicaron restricciones de idioma de publicación. Se verificaron las listas de referencias de los estudios elegibles y artículos de revisión pertinentes para obtener estudios adicionales. Se intentó establecer contacto con los investigadores de los estudios elegibles y expertos en el tema para conocer otros estudios publicados y no publicados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon el yoga con la atención habitual (o ninguna intervención) o una intervención simulada en pacientes con asma y se informaron al menos los siguientes resultados: calidad de vida, puntuación de los síntomas de asma, control del asma, mediciones de la función pulmonar, administración de fármacos para el asma y eventos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se obtuvo información bibliográfica, las características de los participantes, las características de las intervenciones y los controles, las características de la metodología y los resultados de las medidas de resultado de interés a partir de los estudios elegibles. Para las medidas de resultado continuas, se utilizó la diferencia de medias (DM) con intervalo de confianza (IC) del 95% para representar los efectos del tratamiento; en el caso de que las medidas de resultado se midieran con la misma escala en todos los estudios. Opcionalmente, si las medidas de resultado se midieron con diferentes escalas entre los estudios, se utilizó una diferencia de medias estandarizada (DME) con IC del 95%. Para las medidas de resultado dicotómicas, se utilizó el cociente de riesgos (CR) con el IC del 95% para cuantificar los efectos del tratamiento. Se realizó el metanálisis mediante Review Manager 5.3. Se utilizó un modelo de efectos fijos para agrupar los datos, a menos que hubiera habido una heterogeneidad significativa entre los estudios; en dicho caso, en su lugar se utilizó un modelo de efectos aleatorios. Para las medidas de resultado inapropiadas o imposibles de agrupar en forma cuantitativa, se realizó un análisis descriptivo y se resumieron los hallazgos de manera narrativa.

Resultados principales: 

Se incluyeron 15 ECA con 1048 participantes. La mayoría de los ensayos se realizaron en la India, seguido de Europa y Estados Unidos. La mayoría de los participantes eran adultos de ambos sexos con asma leve o moderado durante seis meses y hasta más de 23 años. Cinco estudios incluyeron solamente respiración con yoga, mientras que otros estudios evaluaron las intervenciones de yoga que incluyeron: respiración, postura y meditación. Las intervenciones duraron entre dos semanas y 54 meses; en la mayoría de los estudios no superaron los seis meses. El riesgo de sesgo fue bajo a lo largo de todos los dominios, en un estudio, y fue incierto o alto en al menos un dominio en el resto.

Hubo cierta evidencia de que el yoga podría mejorar la puntuación de calidad de vida (DM en el Cuestionario de Calidad de Vida del Asma [CCVA] por ítem en 0,57 unidades de una escala de 7 puntos, IC del 95%: 0,37 a 0,77; cinco estudios; 375 participantes), mejorar los síntomas (DME 0,37; IC del 95%: 0,09 a 0,65; tres estudios; 243 participantes) y reducir la administración de fármacos (CR 5,35; IC del 95%: 1,29 a 22,11; dos estudios) en pacientes con asma. La DM para la puntuación del CCVA excedió la diferencia mínima clínicamente importante (DMCI) de 0,5; aunque no se sabe si los cambios medios excedieron la DMCI de los síntomas del asma debido a la falta de una DMCI establecida en las puntuaciones de intensidad utilizadas en los estudios incluidos. Los efectos del yoga en el cambio respecto del volumen espiratorio forzado en un segundo (DM 0,04 litros; IC del 95%: -0,10 a 0,19; siete estudios; 340 participantes; I2 = 68%) no fueron estadísticamente significativos. Dos estudios indicaron una mejoría en el control del asma, aunque no se agruparon los datos porque la heterogeneidad era muy significativa (I2 = 98%). No se informaron eventos adversos graves asociados con el yoga, aunque los datos sobre esta medida de resultado fueron escasos.

Tools
Information
Share/Save