Celecoxib para la artrosis

Pregunta de la revisión

Se evaluaron los efectos beneficiosos y perjudiciales de celecoxib, un fármaco utilizado para tratar a pacientes con artrosis, para mejorar el dolor, el movimiento, la calidad de vida y la seguridad farmacológica.

Antecedentes

La artrosis es una enfermedad de las articulaciones (principalmente las rodillas y la cadera) que se origina cuando el cartílago se erosiona y provoca dolor, rigidez articular e inflamación, pudiendo provocar limitación de la movilidad y reducción de la calidad de vida. Celecoxib se comercializa como un medicamento igualmente efectivo que los antiinflamatorios tradicionales (AINEt como naproxeno y diclofenaco), pero con menos trastornos intestinales y de otro tipo.

Características de los estudios

Se realizaron búsquedas hasta abril de 2017 y se incluyeron 36 ensayos con 17 206 adultos que recibieron 200 mg diarios de celecoxib (9402 participantes), u otro fármaco (naproxeno, 6 ensayos; o diclofenaco, 3 ensayos; 1869 participantes en total) o un tratamiento falso (placebo, 32 ensayos, 5935 participantes).

En promedio, los participantes tenían 62 años y padecieron artrosis durante 7,9 años. Los participantes tenían artrosis en la rodilla, en la cadera, o en ambas articulaciones; la mayoría eran mujeres y blancas.

Fuentes de financiación de los estudios

La mayor parte de los estudios (34/36) fue financiada por fabricantes de fármacos en estudio, e incluyeron a autores que trabajaban para compañías farmacéuticas (34/36).

Resultados clave

Celecoxib, en comparación con placebo, redujo levemente el dolor, mejoró la función física, y probablemente no aumentó la cantidad de pacientes que se retiró de los ensayos debido a problemas con el tratamiento. Sin embargo, es poco probable que estos resultados revistan importancia clínica. Evidencia de muy baja calidad significó que no se tuvo certeza si celecoxib provocó efectos perjudiciales en comparación con placebo. Sin embargo, las agencias reguladoras de medicamentos advirtieron acerca del aumento del riesgo de trastornos cardíacos con celecoxib.

Celecoxib y los AINEt redujeron el dolor en niveles similares; celecoxib mejoró levemente la función física en comparación con los AINEt. La evidencia que compara celecoxib con AINEt fue de baja a muy baja calidad, de modo tal que hay poca certeza sobre la presentación de efectos perjudiciales (como trastornos cardíacos o intestinales) durante el tratamiento con estos fármacos.

Ninguno de los estudios de alta calidad evaluó la calidad de vida.

Calidad de la evidencia

La evidencia fue deficiente y los resultados deben interpretarse con cautela. Como se sabe que el patrocinio por parte de una compañía farmacéutica puede producir resultados y conclusiones más favorables que el patrocinio de otras fuentes, se tiene mucha reserva acerca de los resultados debido a la importante participación de la industria farmacéutica y a la escasez de los datos.

No se pudo obtener los datos de tres ensayos que incluyeron a 15 539 participantes (en espera de evaluación); Pfizer se negó a proporcionar los datos de dos informes que incluyeron a 14 042 participantes.

Es necesario tener acceso a todos los resultados de ensayos para comprender mejor los efectos beneficiosos y perjudiciales de celecoxib y de otros tratamientos. Se necesitan nuevos ensayos que investiguen los efectos beneficiosos y perjudiciales de celecoxib frente a AINEt en pacientes con artrosis, con periodos de seguimiento más prolongados, comparaciones más directas con otros AINEt y que estén financiados por fuentes no comerciales.

Conclusiones de los autores: 

Se tiene extrema reserva respecto de los resultados debido a la participación de la industria farmacéutica y a la escasez de datos. No es posible obtener datos de estos estudios, que incluyeron a 15 539 participantes y que están clasificados como en espera de evaluación. Las pruebas actuales indican que celecoxib es levemente mejor que el placebo y que ciertos AINEt para aliviar el dolor y mejorar la función física. No hay certeza de que los perjuicios entre el celecoxib, el placebo y otros AINEt sean diferentes, debido al riesgo de sesgo, la evidencia de baja calidad de muchos resultados y el hecho de que Pfizer y algunos autores del estudio se negaran a proporcionar datos de estudios culminados con gran cantidad de participantes. Para compensar esta carencia en la evidencia, es necesario tener acceso a los datos existentes y a los datos de ensayos clínicos recientes e independientes para investigar los efectos beneficiosos y perjudiciales de celecoxib frente a AINEt en pacientes con artrosis, con un seguimiento más prolongado y con comparaciones más directas con otros AINEt.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La artrosis es la modalidad de artritis más frecuente y es causada por la degeneración del cartílago articular y el crecimiento de hueso, cartílago y tejido conectivo nuevos. Se la suele asociar con discapacidad grave y deterioro de la calidad de vida. Actualmente, no existe consenso acerca de cuál es el mejor tratamiento para mejorar los síntomas de la artrosis. Celecoxib es un antiinflamatorio no esteroide (AINE) selectivo.

Objetivos: 

Evaluar los beneficios clínicos (dolor, función, calidad de vida) y la seguridad (retiros por efectos adversos, efectos adversos graves, tasas de interrupción globales) de celecoxib en la artrosis.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials; CENTRAL), MEDLINE, Embase y registros de ensayos clínicos hasta el 11 de abril de 2017, así como en referencias y listas de citas de estudios incluidos. Se estableció contacto con compañías farmacéuticas y con autores de artículos publicados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los estudios publicados (informes completos de una revista con comité de expertos) de ensayos controlados aleatorios (ECA) prospectivos que compararon celecoxib oral frente a ausencia de intervención, placebo u otro AINE tradicional (AINEt), en participantes con artrosis primaria confirmada clínica o radiológicamente, de rodilla o de cadera, o tanto de rodilla como de cadera.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, realizaron la extracción de datos, la evaluación de la calidad y compararon los resultados. Los análisis principales de los resultados informados por el paciente y de la función física se realizaron en estudios con riesgo de sesgo bajo para la generación de las secuencia, la ocultación de la asignación y el cegamiento de los participantes y del personal.

Resultados principales: 

Se incluyeron 36 ensayos que proporcionaron datos de 17 206 adultos: 9402 participantes recibieron celecoxib 200 mg/día, y 7804 se asignaron para recibir ya sea AINEt (N = 1869) o placebo (N = 5935). Se comparó celecoxib con placebo (32 ensayos), naproxeno (6 ensayos) y diclofenaco (3 ensayos). Los estudios se publicaron entre 1999 y 2014. Los estudios incluyeron a participantes con artrosis en la rodilla, en la cadera, o en la rodilla y en la cadera; la duración media de la artrosis fue de 7,9 años. La mayoría de los estudios incluyó principalmente a participantes blancos con una media de edad de 62 (± 10) años; la mayoría de los participantes eran mujeres. No hubo inconvenientes acerca del riesgo de sesgo para el sesgo de procedimiento y de detección, aunque el sesgo de selección se informó de manera inadecuada en la mayoría de los ensayos. La mayoría de los ensayos tuvo un alto sesgo de desgaste, y hubo evidencia de un informe selectivo en un tercio de los estudios.

Celecoxib frente a placebo

En comparación con placebo, celecoxib redujo levemente el dolor según el índice de la artritis WOMAC de 500 puntos de las universidades de Western Ontario y McMaster, lo que da cuenta de 3% de la mejoría absoluta (IC del 95%: 2% a 5% de mejoría) o 12% de mejoría relativa (IC del 95%: 7% a 18% de mejoría) (4 estudios, 1622 participantes). Esta mejoría tal vez no revista importancia clínica (evidencia de alta calidad).

En comparación con placebo, celecoxib mejoró levemente la función física en la escala WOMAC de 1700 puntos, lo que da cuenta de 4% de la mejoría absoluta (IC del 95%: 2% a 6% de mejoría), 12% de mejoría relativa (IC del 95%: 5% a 19% de mejoría) (4 estudios, 1622 participantes). Esta mejoría tal vez no revista importancia clínica (evidencia de alta calidad).

No hubo evidencia de una diferencia relevante para los retiros debido a los eventos adversos (OR de Peto 0,99; IC del 95%: 0,85 a 1,15) (evidencia de calidad moderada debido a las limitaciones del estudio).

Los resultados no fueron concluyentes debido a las cantidades de participantes que presentaron algún tipo de evento adverso grave (EAG) (OR de Peto 0,95; IC del 95%: 0,66 a 1,36), eventos gastrointestinales (OR de Peto 1,91; IC del 95%: 0,24 a 14,90) y eventos cardiovasculares (OR de Peto 3,40; IC del 95%: 0,73 a 15,88) (evidencia de muy baja calidad debido a imprecisión grave y limitaciones del estudio). Sin embargo, las agencias reguladoras advirtieron acerca del aumento de eventos cardiovasculares para el celecoxib.

Celecoxib frente a AINEt

Los resultados no fueron concluyentes respecto del efecto en el dolor entre celecoxib y los AINEt con una escala analógica visual (EAV) de 100 puntos, que reveló 5% de mejoría absoluta (IC del 95%: 11% de mejoría contra 2% de empeoramiento), 11% de mejoría relativa (IC del 95%: 26% de mejoría contra 4% de empeoramiento) (2 estudios, 1180 participantes, evidencia de calidad moderada debido a sesgo de publicación).

En comparación con los AINEt, celecoxib mejoró levemente la función física en una escala WOMAC de 100 puntos, lo que reveló un 6% de mejoría absoluta (IC del 95%: 6% a 11% de mejoría) y 16% de mejoría relativa (IC del 95%: 2% a 30% de mejoría). Esta mejoría tal vez no revista importancia clínica (evidencia de baja calidad debido a datos faltantes y pocos participantes) (1 estudio, 264 participantes).

En función de la calidad de la evidencia baja o muy baja (se redujo el nivel debido a datos faltantes, al alto riesgo de sesgo, a los eventos escasos y a los intervalos de confianza amplios), los resultados fueron poco concluyentes para los retiros debido a los EA (OR de Peto 0,97; IC del 95%: 0,74 a 1,27), cantidad de participantes que presentaron EAG (OR de Peto 0,92; IC del 95%: 0,66 a 1,28), eventos gastrointestinales (OR de Peto 0,61; 0,15 a 2,43) y eventos cardiovasculares (OR de Peto 0,47; IC del 95%: 0,17 a 1,25).

En comparación con celecoxib y placebo, no hubo diferencias en los análisis agrupados entre nuestro análisis principal con riesgo de sesgo bajo y todos los estudios elegibles. En las comparaciones de celecoxib y AINEt, solamente un resultado exhibió una diferencia entre los estudios con riesgo de sesgo bajo y todos los estudios elegibles: función física (6% de mejoría absoluta en el riesgo de sesgo bajo, sin diferencias en todos los estudios elegibles).

Ninguno de los estudios incluidos en las comparaciones principales midió la calidad de vida. De los 36 estudios, 34 informaron financiación por parte de compañías farmacéuticas y en 34 estudios uno o más autores del estudio eran empleados del patrocinador.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save