La terapia cognitivo-conductual es tan efectiva como otros tratamientos psicosociales para los pacientes con esquizofrenia

Antecedentes

Los pacientes con enfermedades mentales graves como la esquizofrenia pueden presentar trastornos graves en los procesos de pensamiento, que pueden provocar delirios (creencias que no se basan en la realidad) y alucinaciones (ver y oír cosas que no existen realmente). La atención habitual para personas con esquizofrenia se basa en la medicación antipsicótica, pero estos fármacos no siempre son exitosos por sí solos, y se recomiendan tratamientos adicionales como las terapias psicosociales (incluida la terapia cognitivo-conductual [TCC]). El objetivo de la TCC es ayudar a los pacientes a que reevalúen su visión de los síntomas. Se piensa que este proceso ayuda a reducir las molestias y cambiar el comportamiento. A menudo se utiliza para ayudar a los pacientes con enfermedades como la ansiedad y la depresión. Sin embargo, la TCC es costosa, y no está clara la evidencia de su efectividad, en particular en los pacientes con esquizofrenia.

Búsquedas

El especialista en información del Grupo Cochrane de Esquizofrenia realizó búsquedas en el registro especializado para obtener ensayos que hubiesen asignado a los pacientes con esquizofrenia a recibir TCC u otro tipo de tratamiento psicosocial, hasta marzo de 2017. Las búsquedas hallaron 4117 registros. Los autores de la revisión inspeccionaron y seleccionaron estos registros.

Resultados principales

Treintaiséis ensayos controlados aleatorios, que asignaron al azar a 3542 pacientes con esquizofrenia, pudieron incluirse. La calidad de la evidencia de estos ensayos es baja a muy baja. Para los resultados importantes como la recaída, la rehospitalización, el estado mental, la muerte, el funcionamiento social y la calidad de vida, no se encontraron diferencias reales entre la TCC comparada con otros tratamientos psicosociales. El número de participantes que abandonaron prematuramente se utilizó como medida indirecta de la satisfacción con el tratamiento. Un número ligeramente mayor de personas asignadas a otros grupos de tratamiento psicosocial abandonaron prematuramente en comparación con los grupos de TCC. Estos resultados no fueron lo suficientemente consistentes para establecer conclusiones firmes.

Conclusions

No pueden establecerse conclusiones firmes con respecto a la efectividad de la TCC comparada con otros tratamientos psicosociales para personas con esquizofrenia hasta disponer de resultados de ensayos de calidad.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia basada en datos de ensayos controlados aleatorios indica que no existe una ventaja clara y convincente de la terapia cognitivo-conductual sobre otras terapias psicosociales (en ocasiones mucho menos complejas y caras) para personas con esquizofrenia. Se debe observar que aunque se han realizado muchos estudios de investigación en esta área, la calidad de la evidencia disponible es generalmente baja o muy baja. Se necesita investigación de calidad antes de poder establecer conclusiones firmes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es un tratamiento psicosocial que tiene como objetivo ayudar a los individuos a reevaluar las valoraciones de sus experiencias que pueden afectar su nivel de angustia y comportamiento problemático. La TCC actualmente es recomendada por el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) como tratamiento adicional para los pacientes con diagnóstico de esquizofrenia. Otras terapias psicosociales que a menudo son más baratas también están disponibles como tratamiento adicional para los pacientes con esquizofrenia. Esta revisión también forma parte de un grupo de revisiones Cochrane sobre TCC para los pacientes con esquizofrenia.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la TCC en comparación con otras terapias psicosociales como tratamientos adyuvantes para personas con esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos basado en los estudios del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (hasta hasta el 6 de marzo de 2017). Este registro es compilado mediante búsquedas sistemáticas de los recursos principales (que incluyen AMED, BIOSIS CINAHL, Embase, MEDLINE, PsycINFO, PubMed y los registros de ensayos clínicos) y las actualizaciones mensuales, búsquedas manuales, literatura gris y actas de congresos, sin limitaciones de idioma, fecha, tipo de documento ni estado de publicación para la inclusión de documentos en el registro.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron ensayos controlados aleatorios (ECA) que incluyeron a personas con esquizofrenia asignadas al azar a recibir, además del tratamiento habitual, TCC o cualquier otra terapia psicosocial. Los resultados de interés fueron la recaída, el estado general, el estado mental, los eventos adversos, el funcionamiento social, la calidad de vida y la satisfacción con el tratamiento. Se incluyeron los ensayos que cumplían con los criterios de inclusión e informaban datos utilizables.

Obtención y análisis de los datos: 

Se realizó un cribad fiable de las referencias y se seleccionaron los ensayos. Dos autores de la revisión, que trabajaron de forma independiente, evaluaron los ensayos para determinar su calidad metodológica y extrajeron los datos. Se analizaron los datos dicotómicos mediante un análisis por intención de tratar y los datos continuos con una tasa de respuesta del 60%. Cuando fue posible, para los datos binarios, se calculó el cociente de riesgos (CR), para los datos continuos, se calculó la diferencia de medias (DM), todos con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se empleó un modelo de efectos fijos para los análisis, a menos que hubiera una heterogeneidad alta sin explicación. Se evaluó el riesgo de sesgo para los estudios incluidos y se utilizó el enfoque GRADE para producir una tabla de “Resumen de los hallazgos” para los principales resultados de interés.

Resultados principales: 

La revisión ahora incluye 36 ensayos con 3542 participantes, que comparan la TCC con una variedad de otros tratamientos psicosociales que se clasificaron como activos (A) (n = 14) o no activos (NA) (n = 14). Los ensayos a menudo fueron pequeños y presentaron un riesgo de sesgo elevado o poco claro. Cuando la TCC se comparó con otras terapias psicosociales no se observaron diferencias en la recaída a largo plazo (CR 1,05; IC del 95%: 0.85 a 1,29; participantes = 375; estudios = 5; evidencia de calidad baja). No hubo datos disponibles para el cambio clínicamente importante en el estado general, pero se informaron los datos de rehospitalización. Los resultados no mostraron diferencias claras en la rehospitalización a largo plazo (CR 0,96; IC del 95%: 0,82 a 1,14; participantes = 943; estudios = 8; evidencia de baja calidad) ni en el estado mental a largo plazo (CR 0,82; IC del 95%: 0,67 a 1,01; participantes = 249; estudios = 4; evidencia de baja calidad). No se observaron diferencias a largo plazo en la mortalidad (CR 1,57; IC del 95%: 0.62 a 3,98; participantes = 627; estudios = 6; evidencia de calidad baja). Tan solo se dispuso de puntuaciones medias de escalas de desenlaces para el funcionamiento social y la calidad de vida. Las puntuaciones de funcionamiento social fueron similares entre los grupos (Escala de Funcionamiento Social de largo plazo [Social Functioning Scale; SFS]): DM 8,80; IC del 95%: -4,07 a 21,67; participantes = 65; estudios = 1; evidencia de calidad muy baja), y las puntuaciones de calidad de vida también fueron similares (Modular System for Quality of Life [MSQOL] a medio plazo): DM -4,50; IC del 95%: -15,66 a 6,66; participantes = 64; estudios = 1; evidencia de calidad muy baja). Hubo una diferencia modesta pero clara en favor de la TCC para la satisfacción con el tratamiento (medida como "abandono precoz del estudio") (RR 0,86; IC del 95%: 0,75 a 0,99; participantes = 2392; estudios = 26; evidencia de calidad baja).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save