Intervenciones motivacionales para el abuso de sustancias

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

En todo el mundo más de 76 000 000 de pacientes tienen problemas con el alcohol y 15 000 000 tienen problemas con las drogas. Las intervenciones motivacionales son tratamientos psicológicos dirigidos a ayudar a los pacientes a reducir o detener el consumo de drogas y alcohol. Los pacientes que consumen drogas y el asesor se reúnen habitualmente entre una y cuatro veces durante aproximadamente una hora. El asesor expresa que comprende cómo se sienten los pacientes acerca de su problema y los ayuda a tomar sus propias decisiones. No intenta convencer al paciente de que cambie su comportamiento, pero discute las posibles consecuencias de cambiar o de no hacerlo. Finalmente, discuten los objetivos de los pacientes y cuál es su posición actual en relación con estos objetivos. Se buscaron los estudios que incluyeron pacientes con problemas con el alcohol o las drogas y que los dividieron de forma aleatoria en un grupo de intervención motivacional y un grupo control que no recibía tratamiento o recibía uno diferente. Sólo se incluyeron los estudios que verificaron las grabaciones de video o audio de las terapias para asegurarse de que la intervención que se administró era realmente motivacional. Los resultados en esta revisión se basan en 59 estudios. Los resultados muestran que los pacientes que recibieron intervenciones motivacionales redujeron el consumo de sustancias más que los pacientes que no recibieron tratamiento. Sin embargo, parece que otros tratamientos activos, el tratamiento habitual, la evaluación y la retroalimentación pueden ser tan efectivos como las intervenciones motivacionales. No hubo datos suficientes para establecer una conclusión acerca de los efectos de las intervenciones motivacionales sobre la retención en el tratamiento, la disposición para el cambio o las condenas repetidas. Debido a la calidad de las investigaciones se debe tener precaución al establecer conclusiones y las investigaciones nuevas pueden cambiarlas.

Conclusiones de los autores: 

Las intervenciones motivacionales pueden reducir el grado de abuso de sustancias en comparación con ninguna intervención. En su mayoría las pruebas son de baja calidad, por lo que es probable que la realización de estudios de investigación adicionales tenga una repercusión importante sobre la confianza en la estimación del efecto y pueda cambiarla.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En todo el mundo existen 76 300 000 de pacientes con trastornos por consumo de alcohol y 15 300 000 con trastornos por consumo de drogas. Las intervenciones motivacionales son un método semidirectivo centrado en el paciente que se dirige a aumentar la motivación intrínseca para el cambio al explorar y resolver la ambivalencia. La intervención se utiliza ampliamente, por lo que es importante determinar si es útil, tiene algún efecto perjudicial o no es efectiva.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones motivacionales para el abuso de sustancias con respecto al consumo de drogas, la retención en el tratamiento, la disposición para el cambio y el número de condenas repetidas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en 18 bases de datos electrónicas, cinco sitios web, cuatro listas de correo y listas de referencias de los estudios incluidos y revisiones. Las fechas de búsqueda fueron 30 de noviembre, 2010 para La Cochrane Library, Medline, Embase y PsychINFO.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que incluyen pacientes con dependencia o abuso de sustancias. Las intervenciones incluyeron intervenciones motivacionales o terapia de estímulo motivacional. Los resultados incluyeron el grado de abuso de sustancias, la retención en el tratamiento, la motivación para el cambio, el número de condenas repetidas.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores evaluaron de forma independiente los estudios para su inclusión y dos autores extrajeron los datos. Los resultados se categorizaron en (1) intervenciones motivacionales versus control sin tratamiento, (2) intervenciones motivacionales versus tratamiento habitual, (3) intervenciones motivacionales versus evaluación y retroalimentación ("feedback") y (4) intervenciones motivacionales versus otro tratamiento activo. Dentro de cada categoría se realizaron metanálisis por separado para el seguimiento posterior a la intervención, a corto plazo, a medio plazo y a largo plazo.

Resultados principales: 

Se incluyeron 59 estudios con un total de 13 342 participantes. En comparación con ningún tratamiento las intervenciones motivacionales mostraron un efecto significativo sobre el consumo de sustancias que fue más marcado en el seguimiento posterior a la intervención: DME 0,79; (IC del 95%: 0,48 a 1,09) y menos marcado en el seguimiento a corto plazo: DME 0,17 (IC del 95%: 0,09 a 0,26) y a medio plazo: DME 0,15 (IC del 95%: 0,04 a 0,25). En el seguimiento a largo plazo el efecto no fue significativo: DME 0,06 (IC del 95%: -0,16 a 0,28). No hubo diferencias significativas entre las intervenciones motivacionales y el tratamiento habitual en el seguimiento posterior a la intervención, a corto y a medio plazo. Las intervenciones motivacionales fueron más efectivas que la evaluación y la retroalimentación en el seguimiento a medio plazo: DME 0,38 (IC del 95%: 0,10 a 0,66). En el seguimiento a corto plazo no hubo efectos significativos. Con respecto a otra intervención activa en ninguno de los períodos de seguimiento hubo efectos significativos.

No hubo datos suficientes para establecer una conclusión acerca de los efectos de las intervenciones motivacionales sobre los resultados secundarios.

Share/Save