Diferentes métodos para la inducción del trabajo de parto ambulatorio

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Las mujeres pueden sentirse más cómodas esperando que el trabajo de parto comience en su casa, y la atención ambulatoria puede ser menos costosa para los profesionales de los servicios sanitarios. La inducción del trabajo de parto (donde el trabajo de parto comienza de forma artificial) se realiza por una diversas razones, que incluyen que haya transcurrido la fecha de parto establecida o razones individuales como la diabetes. Se ha utilizado un rango de fármacos diferentes (incluida la prostaglandina E vaginal y cervical2, el misoprostol oral y vaginal y el mononitrato de isosorbide) y otros métodos (incluida la acupuntura) para inducir el trabajo de parto. La inducción del trabajo de parto se ha realizado en el hospital, aunque algunos métodos pueden utilizarse de forma apropiada en el ámbito ambulatorio. Las mujeres pueden ser capaces de administrar el tratamiento ellas mismas en su casa, o ser dadas de alta después del tratamiento en el hospital. Esta revisión examinó la factibilidad, la efectividad, la satisfacción materna, los costes de asistencia sanitaria y, cuando se dispuso de información, la seguridad de la inducción del trabajo de parto ambulatorio.

Se incluyeron 28 estudios controlados con 2 616 mujeres asignadas al azar para la inducción o que recibían placebo o ningún tratamiento. En todos los estudios las mujeres recibieron tratamiento en su casa o fueron dadas de alta después del tratamiento inicial y la monitorización inicial en el hospital. Hubo algunas pruebas de que los agentes de inducción usados en el ámbito ambulatorio redujeron la necesidad de administrar fármacos adicionales, como la oxitocina para inducir el trabajo de parto, y acortaron el tiempo desde el comienzo del tratamiento hasta el nacimiento del recién nacido. Los agentes de inducción usados de esta manera no parecieron aumentar la probabilidad de necesitar una cesárea u otras intervenciones durante el trabajo de parto. Sólo dos estudios proporcionaron información sobre los criterios de las mujeres acerca del proceso de inducción. En general hubo muy poca información sobre los costes de los diferentes métodos para los servicios sanitarios. La inducción del trabajo de parto ambulatorio parece factible y segura. No se conoce cuáles son los métodos preferidos por las mujeres, o qué intervenciones son las más efectivas y seguras en el ámbito ambulatorio.

Conclusiones de los autores: 

La inducción del trabajo de parto ambulatoria parece factible. No existen pruebas suficientes para conocer qué métodos de inducción son los preferidos por las mujeres, o cuáles intervenciones son las más efectivas y seguras en el ámbito ambulatorio.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La inducción del trabajo de parto tiene diversas indicaciones y se utilizan varios fármacos, métodos mecánicos y otros métodos. Para las mujeres en riesgo bajo, algunos métodos de inducción del trabajo de parto pueden utilizarse de forma apropiada en ámbitos ambulatorios.

Objetivos: 

Examinar las intervenciones farmacológicas y mecánicas para inducir el trabajo de parto en el ámbito ambulatorio en cuanto a la factibilidad, la efectividad, la satisfacción materna, los costes de asistencia sanitaria y, cuando se dispone de información, la seguridad. La revisión complementa revisiones existentes sobre la inducción del trabajo de parto que examinaron la efectividad y la seguridad.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (diciembre 2009) y en listas de referencias de estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados con asignación aleatoria que examinaban la maduración cervical o la inducción del trabajo de parto en ámbitos ambulatorios con agentes farmacológicos o métodos mecánicos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los artículos elegibles de forma independiente. Se chequearon todos los datos después del ingreso en el programa review manager.

Resultados principales: 

Se incluyeron 28 estudios con 2 616 mujeres que examinaban diferentes métodos de inducción del trabajo de parto donde las mujeres recibieron tratamiento domiciliario o se les dio el alta domiciliaria luego del tratamiento inicial y la monitorización en el hospital.

Los estudios examinaron la PGE vaginal e intracervical2, el misoprostol vaginal y oral, el mononitrato de isosorbide, la mifepristona, los estrógenos y la acupuntura. En términos generales, los resultados demuestran que la inducción ambulatoria del trabajo de parto es factible y que los eventos adversos importantes son poco frecuentes. No hubo pruebas sólidas de que los agentes usados para inducir el trabajo de parto ambulatorio tuvieran un impacto (positivo o negativo) en la salud materna o neonatal. Hubo algunas pruebas de que, en comparación con placebo o ningún tratamiento, los agentes de inducción redujeron la necesidad de intervenciones adicionales para inducir el trabajo de parto y acortaron el intervalo desde la intervención hasta el parto. No fue posible agrupar los resultados en relación con el progreso en el trabajo de parto, ya que los estudios tendieron a medir una gama muy amplia de resultados.

No hubo ninguna evidencia de que los agentes de inducción aumentaran las intervenciones en el trabajo de parto, como el parto quirúrgico. Sólo dos estudios proporcionaron información sobre los criterios de las mujeres acerca del proceso de inducción, y en general hubo muy poca información sobre los costes para los proveedores de servicio de salud de los diferentes métodos de inducción del trabajo de parto ambulatorio.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save