Protocolos con agonistas de la hormona liberadora de gonadotrofina para la supresión hipofisaria en la reproducción asistida

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Los agonistas de la hormona liberadora de gonadotrofina (GnRHa) se administraron mediante inyecciones estimuladoras para prevenir la liberación espontánea de los huevos. Se ha probado que los GnRHa mejoran las tasas de embarazo; sin embargo, en la bibliografía se describen diversos regímenes de GnRHa. Esta revisión se realizó para determinar qué régimen es el más efectivo. Se incluyeron 29 estudios en esta revisión. Un protocolo largo (donde el GnRHa se administra durante al menos 14 días antes del comienzo de la estimulación) proporciona una tasa mayor de embarazo pero requiere dosis mayores de gonadotrofinas en comparación con los protocolos cortos. No hay pruebas suficientes de la efectividad de este régimen, ya que los nacidos vivos se informan con poca frecuencia. La mayoría de los estudios incluidos en esta revisión son muy antiguos. Entre las diversas variaciones de los protocolos largos no existen pruebas de una diferencia en cualquier medida de resultado. Ninguno de los estudios ha determinado la relación entre costo y efectividad ni las percepciones de las mujeres acerca del tratamiento. Se necesitan estudios de investigación adicionales para determinar qué protocolo largo es costo efectivo y cuál es aceptable para las mujeres.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró que la tasa de embarazo fue mayor cuando se utilizó GnRHa en un protocolo largo comparado con un protocolo corto o ultracorto. No hubo pruebas de una diferencia en la tasa de nacidos vivos, pero este resultado sólo se informó en tres estudios. No hubo pruebas de una diferencia en los otros resultados entre varios protocolos largos; ni que la interrupción o la reducción del GnRHa al comienzo de la estimulación se asociara con una reducción en la tasa de embarazo. Para todas las comparaciones, excepto un protocolo largo versus corto, hubo falta de poder estadístico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los agonistas de la hormona liberadora de gonadotrofina (GnRHa) se utilizan en los ciclos de reproducción asistida (TRA) para prevenir un aumento de la hormona luteinizante. En la bibliografía se han descrito diversos protocolos como los protocolos largos (protocolo de dosis continua e interrumpir o reducir la dosis, protocolo luteínico largo o protocolo folicular largo); los protocolos cortos y los protocolos ultracortos.

Objetivos: 

Determinar el protocolo de GnRHa más efectivo como coadyuvante a las gonadotrofinas en los ciclos de TRA.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad (Cochrane Menstrual Disorders and Subfertility Group), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library), MEDLINE, EMBASE, CINHAHL y PsycINFO. También se buscaron listas de referencias de los artículos relevantes. Todas las búsquedas se actualizaron hasta agosto de 2010.

Criterios de selección: 

Sólo se incluyeron ensayos controlados aleatorios que comparaban dos protocolos cualesquiera de GnRHa en ciclos de fecundación in vitro (FIV) o inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

Obtención y análisis de los datos: 

La medida de resultado primaria fue nacidos vivos por mujer. Las medidas de resultado secundarias fueron tasa de embarazo, tasa de embarazo en curso, número de ovocitos recuperados y cantidad de gonadotrofinas utilizadas. Dos autores extrajeron los datos de forma independiente en tablas 2 x 2. Se calcularon los odds ratios (OR) con los intervalos de confianza (IC) del 95% después de verificar la presencia de homogeneidad en el efecto del tratamiento en todos los ensayos. Para las variables continuas se calcularon las diferencias de medias (DM).

Resultados principales: 

De 29 estudios incluidos, 17 compararon protocolos largos con protocolos cortos; dos compararon protocolos largos con protocolos ultracortos; cuatro compararon el comienzo con GnRHa en la fase folicular versus en la fase luteínica; tres compararon continuar versus interrumpir el GnRHa al comienzo de la estimulación; tres compararon continuar con la misma dosis versus reducir la dosis de GnRHa y uno comparó un protocolo corto versus un protocolo corto con interrupción.

No hubo pruebas de una diferencia en la tasa de nacidos vivos, pero este resultado sólo se informó en tres estudios.

Hubo pruebas de un aumento significativo en la tasa de embarazo clínico (OR 1,50; IC del 95%: 1,16 a 1,93) en un protocolo largo comparado con un protocolo corto. Lo anterior significa que hay un aumento del 50% en las probabilidades de lograr un embarazo si se utiliza un protocolo largo comparado con un protocolo corto, aunque esta diferencia podría variar de un aumento del 16% al 93% de las probabilidades de embarazo. Esta diferencia no persistió cuando el metanálisis se realizó sólo con los estudios con asignación al azar adecuada (OR 1,38; IC del 95%: 0,93 a 2,05).

Hubo pruebas de un aumento en el número de ovocitos obtenidos (DM 1,61; IC del 95%: 0,18 a 3,04) cuando se utilizó un protocolo largo comparado con un protocolo corto. Lo anterior significa que hay un aumento del 60% del número de ovocitos recuperados cuando se utiliza un protocolo largo comparado con un protocolo corto, aunque esta diferencia podría variar del 18% al 304% de más ovocitos.

Hubo pruebas de un aumento en la necesidad de gonadotrofinas en los protocolos largos comparados con los protocolos cortos (DM 12,90; IC del 95%: 3,29 a 22,51). Lo anterior significa que se consumieron aproximadamente 12,9 ampollas más de gonadotrofinas cuando se utilizó un protocolo largo comparado con un protocolo corto. Esta diferencia podría variar de 3,29 a 22,51 más ampollas de gonadotrofina.

No hubo pruebas de una diferencia en ninguna de las medidas de resultado para el comienzo con GnRHa en la fase folicular versus en la fase luteínica, ni en la interrupción versus la continuación del GnRHa al comienzo de la estimulación.

Share/Save