Enfriamiento local para aliviar el dolor del trauma perineal sufrido durante el parto

Los desgarros perineales son frecuentes durante el parto de un recién nacido. Además, en ocasiones el profesional sanitario cortará el perineo para dar espacio extra para que el feto nazca (episiotomía). Estos desgarros y cortes a menudo causan dolor a las mujeres en las horas, días y a veces meses después del parto. Este hecho puede reducir la capacidad de una mujer para caminar y sentarse de manera cómoda, y puede afectar su capacidad para cuidar de su recién nacido, incluida la lactancia. Las mujeres suelen utilizar varios métodos para aliviar el dolor como baños fríos, hielo o compresas frías en la zona. Es importante conocer si el enfriamiento funciona y si, aunque es poco probable que ocurra en esta región del cuerpo, un exceso de enfriamiento puede retrasar la curación o causar quemaduras por hielo.

Esta revisión intentó determinar si el enfriamiento local durante un período corto de tiempo ayuda a aliviar el dolor perineal de las mujeres y ayuda a la curación. Se encontraron diez estudios con 1825 mujeres que compararon los tratamientos de enfriamiento como el hielo, las almohadillas de gel frío o el baño frío con ningún tratamiento, u otros tratamientos. En un estudio se comprobó que las mujeres informaron de menos dolor entre 24 y 72 horas después del parto cuando utilizaron las bolsas de hielo durante 10 a 20 minutos, en lugar de cuando no recibieron tratamiento. No se identificaron efectos sobre la curación.

Solo hay una evidencia escasa de cuán seguros y efectivos son los tratamientos de enfriamiento para aliviar el dolor perineal.

Conclusiones de los autores: 

Los autores concluyeron que solo hay evidencia limitada para apoyar la efectividad de los tratamientos de enfriamiento local (bolsas de hielo, almohadillas de gel frío, baños fríos/helados) aplicados al perineo después del parto para aliviar el dolor.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El traumatismo perineal es frecuente durante el parto y puede ser doloroso. La práctica de la maternidad contemporánea incluye ofrecer a las mujeres numerosas formas de alivio del dolor, incluida la aplicación local de tratamientos de enfriamiento.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y los efectos secundarios de los tratamientos de enfriamiento localizados en comparación con ningún tratamiento, otras formas de tratamientos de enfriamiento y ningún tratamiento de enfriamiento.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (10 de enero 2012), CINAHL (1982 hasta el 10 de enero 2012), el Registro de Ensayos Clínicos de Australia y Nueva Zelanda (10 de enero 2012) y se estableció contacto con expertos en el área.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados y cuasialeatorizados (ECA), publicados y no publicados, que compararon el tratamiento de enfriamiento localizado aplicado al perineo con ningún tratamiento u otros tratamientos aplicados para aliviar el dolor relacionado con el trauma perineal sufrido durante el parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron los ensayos para su inclusión, evaluaron su calidad y extrajeron los datos. Se verificó un subconjunto de datos por duplicado para su exactitud. Los análisis se realizaron según la intención de tratar, cuando los datos lo permitieron. Se solicitó información adicional a los autores de tres ensayos.

Resultados principales: 

Se incluyeron diez ECA publicados (con 1825 mujeres). Las comparaciones fueron tratamientos de enfriamiento local (bolsas de hielo, almohadillas de gel frío [con o sin compresión] o baños fríos/helados) con ningún tratamiento, almohadillas de gel con compresión, agua de hamamelis, energía electromagnética pulsada (EEP), hidrocortisona/espuma de pramoxina (Epifoam), paracetamol oral o baños calientes. Las compresas de hielo proporcionaron un mejor alivio del dolor a las 24 a 72 horas después del parto, en comparación con ningún tratamiento (riesgo relativo [RR] 0,61; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,41 a 0,91; un estudio, n = 208). Las mujeres prefirieron la utilidad de las almohadillas de gel en comparación con las bolsas de hielo o ningún tratamiento (RR 0,82; IC del 95%: 0,73, 0,92). En un estudio pequeño se observaron diferencias en un resultado compuesto de edema y hematomas perineales y cicatrización general de las heridas, que favorecieron a las almohadillas de gel frío (n = 37) sobre el hielo (n = 35, diferencia de medias [DM] 0,63 en una escala de 0 a 15; IC del 95%: 0,20 a 1,06) o ningún tratamiento (n = 39, DM -2,10; IC del 95%: -3,80 a -0,40) tres a 14 días después del parto. Las mujeres informaron más dolor (RR 5,60; IC del 95%: 2,35 a 13,33; un estudio, 100 mujeres) y utilizaron más analgesia adicional (RR 4,00; IC del 95%: 1,44 a 11,13; un estudio, 100 mujeres) después de la aplicación de bolsas de hielo. en comparación con la EEP.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save