Alivio del dolor causado por los calambres o la involución uterinos después del parto

Esta revisión actualizada examina la efectividad y la seguridad del alivio del dolor con y sin medicamentos en mujeres que experimentan dolores después del parto vaginal. La administración de un agente para el alivio del dolor se comparó en ensayos controlados aleatorizados con un placebo inactivo, ningún tratamiento o un agente diferente.

¿Cuál es el tema?

Las mujeres pueden experimentar dolor y molestias por calambres después del parto de su recién nacido (conocido como entuertos), a medida que el útero se contrae y vuelve a su tamaño normal previo al embarazo. Estos dolores suelen durar de dos a tres días después del parto. Las mujeres que han tenido un recién nacido anteriormente tienen más probabilidades de experimentar dolores después del parto. La lactancia materna estimula que el útero se contraiga y que aumente la intensidad de los dolores.

Los tipos de analgésicos utilizados para tratar el dolor incluyen el paracetamol, los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), el ibuprofeno y el naproxeno, los opiáceos, incluida la codeína, y los métodos no medicinales como las preparaciones de hierbas y la neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS).

¿Por qué es esto importante?

Es importante controlar el dolor después del parto, ya que éste puede afectar a la realización de actividades normales por parte de la madre, así como a la creación de lazos afectivos y al cuidado de su recién nacido. Los dolores posparto pueden interferir con el establecimiento de la lactancia.

¿Qué evidencia se encontró?

Se buscó evidencia de ensayos controlados aleatorizados (octubre de 2019) y se identificaron 28 estudios con 2749 madres que estaban en el hospital después de partos únicos sin complicaciones. La mayor parte de la evidencia es de certeza baja porque los estudios no incluyeron un número suficiente de mujeres. Muchos de los estudios excluyeron a las mujeres que lactaban, lo que hace que la evidencia sea menos pertinente para un grupo más amplio de mujeres. Ningún estudio informó acerca de la evidencia sobre efectos adversos en los recién nacidos.

Los AINE son probablemente mejores que el placebo (un tratamiento simulado) para proporcionar un alivio suficiente del dolor, según lo que comunicaron las mujeres (11 estudios, 946 mujeres; evidencia de certeza moderada), y pueden reducir la necesidad de un alivio adicional del dolor (cuatro estudios, 375 mujeres; evidencia de certeza baja). Podría haber poca diferencia entre los AINE y el placebo en cuanto al riesgo de efectos adversos en la madre (nueve estudios, 598 mujeres; evidencia de certeza baja).

Los AINE son probablemente mejores que los opiáceos para proporcionar un alivio suficiente del dolor, según lo que comunicaron las mujeres (cinco estudios, 560 mujeres; evidencia de certeza moderada) y podrían reducir el riesgo de efectos adversos en la madre (tres estudios, 255 mujeres; evidencia de certeza baja). Los AINE podrían reducir ligeramente la necesidad de alivio adicional del dolor en comparación con los opiáceos (dos estudios, 232 mujeres; evidencia de certeza baja).

Los opiáceos podrían ser mejores que el placebo para el alivio suficiente del dolor según lo que comunicaron las mujeres (cinco estudios, 299 mujeres; evidencia de certeza baja) y para la necesidad de un alivio adicional del dolor (tres estudios, 273 mujeres; evidencia de certeza baja). Los opiáceos podrían aumentar el riesgo de efectos adversos en la madre en comparación con el placebo (tres estudios, 188 mujeres; evidencia de certeza baja).

La evidencia de certeza muy baja significa que no se conoce con certeza si el paracetamol es mejor que el placebo en el alivio suficiente del dolor percibido por las mujeres, la necesidad de analgesia adicional o en el riesgo de efectos adversos maternos (dos estudios, 123 mujeres).

La evidencia de certeza muy baja significa que no se sabe con certeza si hay diferencias entre el paracetamol y los AINE para el alivio suficiente del dolor percibido por las mujeres, o para el riesgo de efectos adversos maternos (dos estudios, 112 mujeres).

La evidencia de certeza muy baja significa que no se sabe con certeza si los AINE son mejores que los medicamentos a base de hierbas en el alivio suficiente del dolor, según lo que comunicaron las mujeres (cuatro estudios, 394 mujeres), en la necesidad de un alivio adicional del dolor (un estudio, 90 mujeres) o en el riesgo de efectos adversos maternos (un estudio, 108 mujeres).

La evidencia de certeza muy baja significa que no existe seguridad acerca de si hay alguna diferencia entre la TENS y ninguna TENS para el alivio suficiente del dolor percibido por las mujeres (un estudio, 32 mujeres).

¿Qué significa esto?

Los AINE podrían ser mejores que el placebo y probablemente sean mejores que los opiáceos para aliviar los dolores después del parto vaginal. La calidad de la evidencia fue deficiente y no se conoce con certeza la efectividad de otras formas de alivio del dolor. En los ensayos futuros se debería reclutar un número suficiente de mujeres y asegurar una mayor relevancia al incluir mujeres que den el pecho. Los estudios de investigación adicionales también podrían incluir una encuesta a las mujeres después del parto para conocer su experiencia en cuanto a los dolores postparto después de un parto vaginal.

Conclusiones de los autores: 

Los AINE podrían ser mejores que placebo y probablemente son mejores que los opiáceos para aliviar el dolor de los calambres / la involución uterinos después de un parto vaginal. Los AINE y el paracetamol podrían ser igual de efectivos entre sí, mientras que los opiáceos podrían ser más efectivos que placebo. Debido a la evidencia de certeza baja, no existe seguridad acerca de la efectividad de otras formas de alivio del dolor. En los ensayos futuros se debería reclutar un número suficiente de mujeres y asegurar una mayor generalización mediante la inclusión de mujeres que lactan. Se necesitan más estudios de investigación, incluida una encuesta a las mujeres después del parto, para describir apropiadamente su experiencia con respecto a los calambres y la involución uterinos. Se identificaron nueve estudios en curso que podrían ayudar a aumentar el nivel de certeza de la evidencia sobre el alivio del dolor debido a los calambres uterinos en futuras actualizaciones de esta revisión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las mujeres pueden experimentar diferentes tipos de dolor y molestias después del parto, incluido el dolor tipo calambre (a menudo llamado entuertos) asociado con la involución uterina, en la que el útero se contrae para reducir la pérdida de sangre y reducirse a su tamaño previo al embarazo. Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2011.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la analgesia a y no farmacológica para el alivio de los dolores posparto después de un parto vaginal.

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group), ClinicalTrials.gov, la plataforma de registros internacionales de ensayos clínicos de la OMS (ICTRP) (31 de octubre de 2019), y en las listas de referencias de los estudios obtenidos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados que compararon dos tipos diferentes de analgesia o analgésicos versus placebo o analgesia versus ningún tratamiento, para el alivio de los dolores después del parto vaginal. Los tipos de analgesia incluyeron la farmacológica y la no farmacológica. Los ensayos cuasialeatorizados no fueron elegibles para su inclusión.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los ensayos para su inclusión, realizaron una evaluación del "riesgo de sesgo", extrajeron los datos y evaluaron la certeza de la evidencia mediante los criterios GRADE.

Resultados principales: 

En esta actualización se incluyeron 28 estudios (con 2749 mujeres). La evidencia identificada en esta revisión procede de países de ingresos medios a altos. En general los ensayos tuvieron bajo riesgo de sesgo de selección, sesgo de realización y sesgo de desgaste, pero algunos ensayos tuvieron alto riesgo de sesgo debido al informe selectivo y a la falta de cegamiento. Las evaluaciones de la certeza de la evidencia según GRADE variaron de certeza moderada a muy baja, y la decisión de disminuir dicha certeza se basó en las limitaciones del estudio, la imprecisión y (para una comparación) la falta de direccionalidad.

La mayoría de los estudios informaron sobre el desenlace principal, alivio suficiente del dolor percibido por las mujeres. Ningún estudio comunicó datos relativos a los efectos adversos neonatales, la duración de la estancia hospitalaria ni las tasas de lactancia materna. Casi la mitad de los estudios incluidos (11/28) excluyeron a las mujeres que lactaban, lo que hace que la evidencia sea menos generalizable a un grupo más amplio de mujeres.

Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) comparados con placebo

Los AINE son probablemente mejores que el placebo para el alivio suficiente del dolor, percibido por las mujeres (riesgo relativo [RR] 1,66; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,45 a 1,91; 11 estudios, 946 mujeres; evidencia de certeza moderada). Los AINE podrían reducir la necesidad de un alivio adicional del dolor en comparación con el placebo (RR 0,15; IC del 95%: 0,07 a 0,33; cuatro estudios, 375 mujeres; evidencia de certeza baja). Podría haber un riesgo similar de efectos adversos maternos (RR 1,05; IC del 95%: 0,78 a 1,41; nueve estudios, 598 mujeres; evidencia de certeza baja).

AINE comparados con opiáceos

Los AINE son probablemente mejores que los opiáceos para el alivio suficiente del dolor percibido por las mujeres (RR 1,33; IC del 95%: 1,13 a 1,57; cinco estudios, 560 mujeres; evidencia de certeza moderada) y podrían reducir el riesgo de efectos adversos maternos (RR 0,62; IC del 95%: 0,43 a 0,89; tres estudios, 255 mujeres; evidencia de certeza baja). Los AINE podrían ser mejores que los opiáceos para la necesidad de un alivio adicional del dolor, pero los IC amplios incluyen la posibilidad de que las dos clases de fármacos sean igualmente efectivas o que los opiáceos sean mejores (RR 0,37; IC del 95%: 0,12 a 1,12; dos estudios, 232 mujeres; evidencia de certeza baja).

Opiáceos comparados con placebo

Los opiáceos podrían ser mejores que el placebo para el alivio suficiente del dolor percibido por las mujeres (RR 1,26; IC del 95%: 0,99 a 1,61; cinco estudios, 299 mujeres; evidencia de certeza baja). Los opiáceos podrían reducir la necesidad de un alivio adicional del dolor en comparación con el placebo (RR 0,48; IC del 95%: 0,28 a 0,82; tres estudios, 273 mujeres; evidencia de certeza baja). Los opiáceos podrían aumentar el riesgo de efectos adversos maternos en comparación con el placebo, aunque la certeza de la evidencia es baja (RR 1,59; IC del 95%: 0,99 a 2,55; tres estudios, 188 mujeres; evidencia de certeza baja).

Paracetamol comparado con placebo

La evidencia de certeza muy baja significa que no se sabe con certeza si el paracetamol es mejor que el placebo para el alivio suficiente del dolor, percibido por las mujeres, para la necesidad de un alivio adicional del dolor o para el riesgo de efectos adversos maternos (dos estudios, 123 mujeres).

Paracetamol comparado con AINE

La evidencia de certeza muy baja significa que no se sabe con certeza si hay diferencias entre el paracetamol y los AINE en cuanto al alivio suficiente del dolor percibido por las mujeres, en cuanto al riesgo de efectos adversos maternos. No se comunicaron datos sobre la necesidad de un alivio adicional del dolor cuando se compararon el paracetamol y los AINE (dos estudios, 112 mujeres).

AINE comparados con analgesia a base de hierbas

No se sabe con certeza si hay diferencias entre los AINE y la analgesia a base de hierbas para el alivio suficiente del dolor percibido por las mujeres, para la necesidad de un alivio adicional del dolor o para el riesgo de efectos adversos maternos, porque la certeza de la evidencia es muy baja (cuatro estudios, 394 mujeres).

Neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS) comparada con ninguna TENS

La evidencia de certeza muy baja significa que no existe seguridad acerca de si la TENS es mejor que ninguna TENS para un alivio suficiente del dolor percibido por las mujeres. No se informó otro dato que comparara la TENS con ninguna TENS (un estudio, 32 mujeres).

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save