Eritropoyetina temprana versus tardía para la prevención de la transfusión de eritrocitos en neonatos prematuros y de bajo peso al nacer

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El número de eritrocitos desciende después del nacimiento en los neonatos prematuros debido a la alteración natural de eritrocitos y a la pérdida de sangre. Los bajos niveles de eritropoyetina (EPO), una sustancia en la sangre que estimula la producción de eritrocitos, en neonatos prematuros proporcionan un fundamento para el uso de EPO para prevenir y tratar la anemia. Se incluyó un total de 262 neonatos prematuros en dos estudios de administración temprana versus tardía de EPO para prevenir las transfusiones de sangre. No se observaron beneficios demostrables de la administración temprana versus tardía de EPO con respecto a la reducción en el uso de transfusiones de eritrocitos, el número de transfusiones, la cantidad de glóbulos rojos transfundidos o el número de exposiciones a donantes por neonato. Sin embargo, el uso de la administración temprana versus tardía de EPO aumenta el riesgo de retinopatía del prematuro, una complicación grave en neonatos nacidos antes de término. Actualmente, faltan pruebas que demuestren que uno de los dos tratamientos brinda beneficios significativos con respecto a cualquier exposición a donantes, dado que muchos neonatos incluidos en ambos estudios estuvieron expuestos a donantes antes del ingreso a los estudios, y la EPO temprana aumenta el riesgo de retinopatía del prematuro. No se recomienda la administración temprana ni tardía de EPO.

Conclusiones de los autores: 

El uso de EPO temprana no redujo significativamente el resultado primario de "uso de una o más transfusiones de eritrocitos", o el "número de transfusiones por lactante" en comparación con la administración tardía de EPO. Actualmente, faltan pruebas que demuestren que la EPO temprana versus tardía brinda algún beneficio significativo con respecto a cualquier exposición sanguínea a donantes, dado que una importante proporción de los neonatos incluidos en los estudios (14% a 30%) estuvo expuesta a la sangre donante antes del ingreso a los estudios. Es de gran interés el resultado de un riesgo mayor estadísticamente significativo de RP (cualquier grado) y una tendencia similar para el estadio de RP > 3 con tratamiento temprano con EPO. No se necesitan estudios adicionales que comparen la administración temprana versus tardía de EPO.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En los neonatos prematuros, el hematocrito desciende después del nacimiento debido a factores fisiológicos y a la pérdida de sangre. Los bajos niveles de eritropoyetina (EPO) en neonatos prematuros justifican el uso de EPO para prevenir o tratar la anemia.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la iniciación temprana (antes de los 8 días después del nacimiento) versus tardía (entre 8 y 28 días después que nacimiento) de EPO para disminuir las transfusiones de eritrocitos en neonatos prematuros y de bajo peso al nacer.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library, número 2, 2006). Se realizaron búsquedas electrónicas y manuales en MEDLINE, EMBASE y CINAHL, archivos personales, bibliografías de los ensayos identificados y resúmenes de las Pediatric Academic Societies y la European Society of Pediatric Research Meetings, publicadas en Pediatric Research (noviembre de 2005).

Criterios de selección: 

Diseño: Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios. Población: Neonatos prematuros (< 37 semanas de edad gestacional) o de bajo peso al nacer (< 2500 g) de menos de ocho días de vida. Intervención: Iniciación temprana de la EPO (antes de los ocho días de vida) versus tardía (entre los ocho y 28 días de vida). Resultados: se informó al menos uno de los siguientes resultados: Uso de una o más transfusiones de eritrocitos; Volumen total (ml/kg) de sangre transfundida por neonato; Número de transfusiones por neonato; Número de donantes a quienes estuvo expuesto el neonato; Mortalidad durante la estancia hospitalaria inicial (todas las causas); y resultados comunes asociados con el nacimiento de prematuros.

Obtención y análisis de los datos: 

Los revisores siguieron de forma independiente los métodos estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group) para evaluar la calidad de los estudios e informar los resultados. Los efectos del tratamiento ponderado, calculados mediante Revman 4.2.8, incluyeron el riesgo relativo típico (RR), la diferencia de riesgo típica (DR), el número necesario a tratar para producir un beneficio (NNTB), el número necesario a tratar para producir un daño (NNTD) y la diferencia de medias (DM), y todas estas medidas tuvieron sus intervalos de confianza (IC) del 95%. Se utilizó un modelo de efectos fijos para el metanálisis. Se realizaron pruebas de heterogeneidad, incluida la estadística de I cuadrado (I2), para evaluar la conveniencia del agrupamiento de los datos.

Resultados principales: 

Se identificaron dos estudios controlados aleatorios doble ciego de alta calidad, que incluyeron a 262 neonatos (Donato 2000; Maier 2002). Ambos estudios aplicaron criterios bien definidos, aunque no idénticos, para las transfusiones de sangre. Entre un 14% y un 32% de los neonatos incluidos habían recibido transfusiones de sangre antes del ingreso al estudio. Se observó una reducción no significativa del "uso de una o más transfusiones de eritrocitos" (RR característico 0,91 [IC del 95%: 0,78; 1,06]; DR característica -0,07 [IC del 95%: -0,18; 0,04]) que favorece la EPO temprana. Los dos estudios (n = 262) informaron el "número de transfusiones por neonato"; la administración temprana de EPO dio lugar a una reducción no significativa comparada con la EPO tardía (DMP característica -0,32 [IC del 95%: -0,92; 0,29]). No hubo ninguna reducción significativa en el volumen total de sangre transfundida por neonato o en el número de donantes a quienes el lactante estuvo expuesto. La retinopatía del prematuro (RP) (todos los estadios) se evaluó en 191 neonatos. La EPO temprana llevó a un aumento significativo del riesgo de RP (RR típico 1,40 [IC del 95%: 1,05; 1,86]; DR característica 0,16 [IC del 95%: 0,03; 0,29]; NNTD 6 [IC del 95%: 3; 33]). Se observó heterogeneidad estadísticamente significativa para este resultado. Los dos estudios (n = 191) informaron el estadio de RP > 3. No se observó ningún aumento estadísticamente significativo del riesgo (RR característico 1,56 [IC del 95%: 0,71; 3,41]; DR característica 0,05 [IC del 95%: -0,04; 0,14]). No se observó una heterogeneidad estadísticamente significativa para este resultado en el RR o la DR. No se informaron otros efectos secundarios o resultados neonatales adversos o favorables.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save