¿El tratamiento de la enfermedad de las encías ayuda a los pacientes con diabetes a controlar los niveles de azúcar en la sangre?

Pregunta de la revisión

La principal pregunta que se aborda en esta revisión es: ¿cuán efectivo es el tratamiento de la enfermedad de las encías para controlar los niveles de azúcar en la sangre (conocido como control glucémico) en los pacientes con diabetes, en comparación con ningún tratamiento activo o la atención habitual?

Antecedentes

El tratamiento de las enfermedades de las encías se utiliza para reducir la tumefacción y la infección de las enfermedades de las encías. Mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control es una cuestión clave para los pacientes con diabetes, y algunas investigaciones clínicas sugieren que existe una relación entre el tratamiento de las enfermedades de las encías y el control de la glucemia. Por consiguiente, es importante descubrir si el tratamiento de las enfermedades de las encías mejora el control glucémico para fomentar un mejor uso de los recursos clínicos.

Hay una amplia gama de tratamientos de enfermedades de las encías disponibles para tratar a los pacientes con diabetes. En esta revisión se consideraron dos tipos.

1. ¿El tratamiento de las enfermedades de las encías mejora el control del azúcar en la sangre en los pacientes con diabetes?
2. ¿Tiene un tipo de tratamiento para las enfermedades de las encías un mayor efecto que otro para mejorar el control del azúcar en la sangre?

Características de los estudios

Esta revisión de los ensayos clínicos existentes fue realizada por los autores que trabajan con el Grupo Cochrane de Salud Oral y actualiza la versión anterior publicada en 2010. La evidencia está vigente hasta el 31 de diciembre de 2014.

En esta revisión hay 35 ensayos (que incluyen 2.565 participantes), publicados entre 1997 y 2014, en los que las personas recibieron al azar un tipo de tratamiento para la enfermedad de las encías (incluido el raspado y alisado radicular (RAR) y RAR combinado con otros tipos de tratamiento), o atención habitual/no tratamiento activo.

Los ensayos incluidos en esta revisión utilizaron RAR con o sin un tratamiento adicional. Entre los tratamientos adicionales se incluían instrucciones para limpiar los dientes adecuadamente (conocidas como instrucciones de higiene oral) y otros tratamientos de las encías (por ejemplo, los antimicrobianos, que se utilizan para tratar infecciones).

Resultados clave

Se encontraron 35 ensayos que fueron adecuados para su inclusión en esta revisión. Treinta y cuatro de esos estudios proporcionaron resultados que podían incluirse en al menos una de las dos comparaciones.

1. La evidencia de 14 ensayos (1.499 participantes) mostró que la RAR reduce los niveles de azúcar en la sangre de los pacientes diabéticos en un 0,29% hasta 4 meses después de recibir la atención, en comparación con la atención habitual/ningún tratamiento activo. Después de 6 meses, no había evidencia de que esta reducción se mantuviera.

2. La evidencia de 21 ensayos (920 participantes) que investigaban diferentes tipos de tratamientos para las enfermedades de las encías no demostraron que un tratamiento fuera mejor que otro.

No había suficientes estudios que midieran los efectos secundarios para poder demostrar si los tratamientos de las enfermedades de las encías causaban algún daño.

Calidad de la evidencia

Actualmente hay evidencia de baja calidad que apoya el uso de la escalada y el alisado radicular para controlar los niveles de azúcar en la sangre hasta 4 meses después de recibir el tratamiento. Se aconseja el tratamiento continuo de las enfermedades de las encías para mantener las mejoras en los niveles de azúcar en la sangre.

Conclusiones de los autores: 

Hay evidencia de baja calidad de que el tratamiento de la enfermedad periodontal por RAR mejora el control glucémico en las personas con diabetes, con una reducción porcentual media de HbA1c del 0,29% a los 3-4 meses; sin embargo, no hay evidencia suficiente para demostrar que esto se mantiene después de 4 meses.

No había evidencia que apoyara que una terapia periodontal fuera más eficaz que otra para mejorar el control de la glucemia en las personas con diabetes mellitus.

En la práctica clínica, se requerirá un tratamiento periodontal profesional continuo para mantener las mejoras clínicas más allá de los 6 meses. Es necesario realizar más investigaciones para determinar si se deben utilizar terapias de fármacos adyuvantes con el tratamiento periodontal. Los futuros ECA deberían evaluar esto, proporcionar períodos de seguimiento más largos y considerar la inclusión de un tercer brazo de control "sin tratamiento".

Se necesitan estudios más amplios, bien realizados y claramente comunicados para comprender las posibilidades del tratamiento periodontal para mejorar el control de la glucemia en los pacientes con diabetes mellitus. Además, en futuros estudios será importante que la intervención sea eficaz para reducir la inflamación periodontal y mantenerla en niveles bajos durante todo el período de observación.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El control de la glicemia es un tema clave en la atención de los pacientes con diabetes mellitus (DM). La enfermedad periodontal es la inflamación y destrucción de los tejidos de soporte subyacentes de los dientes. Algunos estudios han indicado una relación bidireccional entre el control de la glicemia y la enfermedad periodontal. Esta revisión actualiza la versión anterior publicada en 2010.

Objetivos: 

El objetivo es investigar el efecto de la terapia periodontal en el control de la glucemia en pacientes con diabetes mellitus.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos electrónicas: el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group Trials Register) (hasta el 31 de diciembre de 2014), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (Cochrane Library 2014, número 11), MEDLINE vía OVID (1946 hasta el 31 de diciembre de 2014), EMBASE vía OVID (1980 hasta el 31 de diciembre de 2014), LILACS vía BIREME (1982 hasta el 31 de diciembre de 2014) y CINAHL vía EBSCO (1937 hasta el 31 de diciembre de 2014). Se buscaron las actas de conferencias en ZETOC (1993 hasta el 31 de diciembre de 2014) y en Web of Knowledge (1990 hasta el 31 de diciembre de 2014). Además, se realizaron búsquedas manuales en dos revistas de periodoncia para determinar si estaban completas, Annals of Periodontology (1996 a 2003) y Periodontology 2000 (1993 a 2003). Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos de los Institutos Nacionales de Salud de los EE.UU. (http://clinicaltrials.gov) y en la Plataforma de Registro de Ensayos Clínicos de la OMS para encontrar ensayos en curso. No se impusieron restricciones de idioma ni de fecha de publicación en la búsqueda en las bases de datos electrónicas.

Criterios de selección: 

Se buscaron ensayos controlados aleatorizados (ECA) de personas con DM tipo 1 o tipo 2 (T1DM/T2DM) con diagnóstico de periodontitis. Las intervenciones incluían tratamientos periodontales como el desbridamiento mecánico, el tratamiento quirúrgico y la terapia antimicrobiana. Se propusieron dos amplias comparaciones:

1. la terapia periodontal frente a la no intervención activa/cuidado habitual;
2. la terapia periodontal frente a la terapia periodontal alternativa.

Obtención y análisis de los datos: 

Para esta actualización de la revisión, al menos dos autores de la revisión examinaron de forma independiente los títulos y resúmenes recuperados por la búsqueda, seleccionaron los ensayos incluidos, extrajeron los datos de los ensayos incluidos y evaluaron los ensayos incluidos en cuanto al riesgo de sesgo.

El resultado principal fue la medición de los niveles de glucosa en la sangre como ensayo de hemoglobina glicosilada (HbA1c).

Los resultados secundarios incluyeron efectos adversos, índices periodontales (hemorragia al sondeo (HAS), nivel de inserción clínica (NIC), índice gingival (IG), índice de placa (IP) y profundidad de la bolsa al sondaje (PBS)), implicaciones de coste y complicaciones diabéticas.

Resultados principales: 

Se incluyeron 35 estudios (incluidos siete de la versión anterior de la revisión), con un total de 2.565 participantes. Todos los estudios utilizaron un diseño de ECA paralelo, y 33 estudios (94%) sólo se centraron en pacientes con T2DM. Hubo variación entre los estudios con respecto al grupo etario incluidos (18 a 80 años), la duración del seguimiento (3 a 12 meses), el uso de la terapia antidiabética y los niveles iniciales de HbA1c de los participantes incluidos (del 5,5% al 13,1%).

Se evaluaron 29 estudios (83%) como de alto riesgo de sesgo, dos estudios (6%) como de bajo riesgo de sesgo y cuatro estudios (11%) como inciertos. Treinta y cuatro de los estudios proporcionaron datos adecuados para el análisis en una o ambas comparaciones.

Comparación 1: la evidencia de baja calidad de 14 estudios (1499 participantes) que comparaban el tratamiento periodontal con ninguna intervención activa/atención habitual demostraron que la media de HbA1c era un 0,29% inferior (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,48% a 0,10% inferior) a los tres o cuatro meses después del tratamiento, y un 0,02% inferior después de seis meses (cinco estudios, 826 participantes; IC del 95%: 0,20% inferior a 0,16% superior).

Comparación 2: 21 estudios (920 participantes) compararon diferentes terapias periodontales entre sí. Sólo había evidencia de muy baja calidad para las múltiples comparaciones cara a cara, la mayoría de las cuales no eran adecuadas para ser agrupadas, y no proporcionaban evidencia clara de un beneficio de una intervención periodontal sobre otra. Se pudo agrupar la comparación específica entre el raspado y el alisado radicular (RAR) más el antimicrobiano versus el RAR y no hubo evidencia consistente de que la adición de antimicrobianos al RAR fuera de algún beneficio al entregar el RAR solo (media HbA1c 0,00% más baja: 12 estudios, 450 participantes; IC del 95%: 0,22% inferior a 0,22% superior) a los 3-4 meses posteriores al tratamiento, o después de 6 meses (HbA1c media 0,04% inferior: cinco estudios, 206 pacientes; IC del 95%: 0,41% inferior a 0,32% superior).

Menos de la mitad de los estudios midieron los efectos adversos. La evidencia era insuficiente para concluir si alguno de los tratamientos estaba asociado con un daño. En los estudios incluidos no se midieron otros resultados comunicados por los pacientes (p.ej., la calidad de vida), ni tampoco las repercusiones en materia de costes o las complicaciones diabéticas.

Los estudios mostraron diversos grados de éxito en lo que respecta al logro de la salud periodontal, y algunos mostraron altos niveles de inflamación residual después del tratamiento. Se mostraron mejoras estadísticamente significativas para todos los índices periodontales (HAS, NIC, IG, IP y PBS) a los 3-4 y 6 meses en la comparación 1; sin embargo, esto fue menos claro para las comparaciones individuales dentro de la amplia categoría de la comparación 2.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save