Terapia cognitivo-conductual para la ansiedad en niños y jóvenes

¿Por qué es importante esta revisión?

Muchos niños y jóvenes sufren de ansiedad. Los niños y los jóvenes con ansiedad son más propensos a tener problemas con las amistades, la vida familiar y la escuela. Los tratamientos para niños y jóvenes con ansiedad pueden ayudar a prevenir el desarrollo de problemas de salud mental o de abuso de drogas y alcohol en la edad adulta. Las terapias de conversación como la terapia cognitivo-conductual (TCC) pueden ayudar a los niños y a los jóvenes a manejar la ansiedad mediante el uso de nuevas formas de pensar. Muchos padres y niños prefieren probar las terapias de conversación en lugar de la medicación como los antidepresivos.

¿Quién estará interesado en esta revisión?

Padres, niños y jóvenes; personas que trabajan en la educación; profesionales que trabajan en servicios de salud mental para niños y jóvenes; y médicos generales.

¿Qué preguntas pretende contestar esta revisión?

Esta revisión es una actualización de una revisión Cochrane anterior de 2005, que indicó que la TCC es un tratamiento efectivo para los niños y los jóvenes con ansiedad.

En esta actualización, se intentan contestar las siguientes preguntas:

• ¿La TCC es más efectiva que ninguna terapia (lista de espera)?

• ¿La TCC es más efectiva que otras terapias “activas” como los libros de autoayuda dirigidos a los niños y los jóvenes?

• ¿La TCC es más efectiva que la medicación?

• ¿La TCC ayuda a reducir los síntomas de ansiedad en los niños y los jóvenes a más largo plazo?

¿Qué estudios se incluyeron en la revisión?

Se utilizaron bases de datos de búsqueda para encontrar todos los estudios de alta calidad de la TCC para la ansiedad en niños y jóvenes publicados entre 1970 y julio 2012. Para estar incluidos en la revisión, los estudios debían ser ensayos controlados aleatorizados y debían incluir a niños y jóvenes con un diagnóstico claro de ansiedad.

En la revisión se incluyeron 41 estudios con un total de 1806 participantes. Los autores de la revisión calificaron la calidad general de los estudios como “moderada”.

¿Qué nos dice la evidencia de la revisión?

La TCC es significativamente más efectiva que ninguna terapia para reducir los síntomas de ansiedad en los niños y los jóvenes.

No hay evidencia clara que indique que una forma de proporcionar la TCC es más efectiva que otra (p.ej., en grupo, individualmente, con los padres).

La TCC no es más efectiva que otras “terapias activas” como los libros de autoayuda.

El número pequeño de estudios significó que los autores de la revisión no pudieran comparar la TCC con la medicación.

Sólo cuatro estudios consideraron los resultados a más largo plazo después de la TCC. No hubo evidencia clara que mostrara una mejoría mantenida en los síntomas de ansiedad entre los niños y los jóvenes.

¿Qué debe suceder a continuación?

Los autores de la revisión recomiendan que la investigación futura considere más detalladamente qué hace que la TCC funcione mejor para los niños y los jóvenes, cómo puede proporcionarse la TCC de la forma más efectiva en función de los costes, y cómo la TCC puede adaptarse a diferentes grupos etarios.

Conclusiones de los autores: 

La terapia cognitivo-conductual es un tratamiento efectivo para los trastornos de ansiedad en niños y adolescentes; sin embargo, la evidencia que indica que la TCC es más efectiva que los controles activos o el TH o la medicación en el seguimiento es limitada y no concluyente.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Una revisión Cochrane anterior (James 2005) mostró que la terapia cognitivo-conductual (TCC) fue efectiva para tratar los trastornos de ansiedad infantil; sin embargo, aún quedan preguntas con respecto a (1) la eficacia relativa de la TCC versus los tratamientos activos sin TCC; (2) la eficacia relativa de la TCC versus la medicación y la combinación de TCC y medicación versus placebo; y (3) los efectos a largo plazo de la TCC.

Objetivos: 

Examinar (1) si la TCC es un tratamiento efectivo para los trastornos de ansiedad en niños y adolescentes en comparación con (a) controles en lista de espera; (b) tratamientos activos sin TCC (es decir, placebo psicológico, biblioterapia y tratamiento habitual (TH)); y (c) medicación y la combinación de medicación y TCC versus placebo; y (2) los efectos a largo plazo de la TCC.

Estrategia de búsqueda (: 

Las búsquedas para esta revisión incluyeron el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) y el registro del Grupo Cochrane de Depresión, Ansiedad y Neurosis (Cochrane Depression, Anxiety and Neurosis Group), que se compone de los ensayos controlados aleatorizados pertinentes de la bases de datos bibliográficas-The Cochrane Library (1970 hasta julio 2012), EMBASE, (1970 hasta julio 2012) MEDLINE (1970 hasta julio 2012) y PsycINFO (1970 hasta julio 2012).

Criterios de selección: 

Se examinaron todos los ensayos controlados aleatorizados (ECA) de la TCC versus lista de espera, condiciones de control activas, TH o medicación. Todos los participantes debían haber cumplido con los criterios del Diagnostic and Statistical Manual (DSM) o la International Classification of Diseases (ICD) de un diagnóstico de ansiedad, con la exclusión de la fobia común, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno por estrés postraumático y el mutismo electivo.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad metodológica de los ensayos incluidos. Para el resultado dicotómico de la remisión del diagnóstico de ansiedad, se utilizó el odds ratio (OR) con intervalos de confianza (IC) del 95%, basado en el modelo de efectos aleatorios, con un agrupamiento de los datos a través del método de ponderación de la varianza inversa. La significación se estableció en P < 0,05. Los datos continuos sobre los síntomas de ansiedad de cada niño se agruparon mediante la diferencia de medias estandarizada (DME).

Resultados principales: 

Cuarenta y un estudios con 1806 participantes fueron incluidos en los análisis. Los estudios incluyeron a niños y adolescentes con ansiedad de gravedad leve a moderada en ámbitos universitarios, escolares y de consultorios comunitarios. Para el resultado primario de la remisión de cualquier diagnóstico de ansiedad para la TCC versus controles en lista de espera, el análisis de intención de tratar (ITT) con 26 estudios y 1350 participantes mostró un OR de 7,85 (IC del 95%: 5,31 a 11,60; Z = 10,34; P < 0,0001), aunque con evidencia de heterogeneidad moderada (P = 0,05, I²= 30%). El número necesario a tratar (NNT) fue 3,0 (IC del 95%: 1,75 a 3,03). No se observó ninguna diferencia en el resultado entre los formatos individuales, grupales y familiares/paternos. Los análisis de ITT revelaron que la TCC no fue más efectiva que los tratamientos con controles activos sin TCC (seis estudios, 426 participantes) o que el TH para reducir los diagnósticos de ansiedad (dos estudios, 88 participantes). Los pocos estudios controlados de seguimiento (n = 4) indican que los beneficios del tratamiento en cuanto a la remisión del diagnóstico de ansiedad no son estadísticamente significativos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save