Aumento de la ingesta de agua para prevenir los cálculos urinarios

Pregunta de la revisión

Esta revisión se realizó para averiguar si el hecho de beber más agua evita que las personas contraigan cálculos renales.

Antecedentes

Los cálculos renales son comunes en las personas. El hecho de beber más agua puede evitar que las personas que nunca han tenido cálculos los desarrollen, y/o ayudar a prevenir que las personas que han tenido cálculos en el pasado los desarrollen nuevamente. No existe seguridad sobre su funcionamiento ni en cuanto a si el hecho de beber más agua tiene efectos no deseados.

Características de los estudios

Se examinaron los estudios de investigación hasta octubre 2019. Se incluyeron estudios que, al azar, decidieron si se les pedía a las personas que bebieran más agua (para producir al menos 2 litros de orina) o no se les proporcionaban instrucciones especiales. No se encontraron estudios de personas que nunca habían tenido cálculos renales. Se encontró un estudio realizado en 220 personas que en el pasado habían presentado cálculos que contenían calcio, pero que no presentaban cálculos cuando comenzaron el estudio. La edad promedio era de aproximadamente 41 años, y dos tercios de los participantes eran hombres.

Resultados clave

Se encontró que beber más agua puede reducir el riesgo de que los cálculos vuelvan a aparecer. También puede prolongar el tiempo hasta que reaparecen los cálculos. No se encontró evidencia de efectos no deseados.

Certeza de la evidencia

La certeza de la evidencia de ambos resultados para los que se encontró evidencia fue baja. Este hecho significa que los verdaderos resultados pueden ser bastante diferentes.

Conclusiones de los autores: 

No se encontró evidencia de ECA sobre la función del aumento de la ingesta de agua para la prevención primaria de los cálculos urinarios. Para la prevención secundaria, el aumento de la ingesta de agua que alcanza un volumen de orina de al menos 2,0 L/día puede reducir la recurrencia de los cálculos urinarios y prolongar el tiempo hasta la recurrencia en el caso de las personas con antecedentes de cálculos urinarios. Sin embargo, la confianza en estos hallazgos es limitada. No se encontró evidencia de eventos adversos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los cálculos urinarios son una afección común caracterizada por una prevalencia creciente y tasas altas de recurrencia. En estudios observacionales se ha informado de que el aumento de la ingesta de agua desempeñó una función en la prevención de la formación de cálculos urinarios, pero con evidencia de solidez limitada.

Objetivos: 

Comparar los efectos del aumento de la ingesta de agua con la ingesta estándar de agua para la prevención de la formación de cálculos urinarios en participantes con o sin antecedentes de cálculos urinarios.

Métodos de búsqueda: 

Se realizó una búsqueda sistemática en PubMed (MEDLINE), EMBASE (Ovid) y en la Cochrane Library hasta el 15 de octubre de 2019. Se hicieron búsquedas manuales en artículos de revisión, registros de ensayos clínicos y listas de referencias de artículos recuperados. No se aplicó ninguna restricción en cuanto al idioma o el estado de la publicación.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) y cuasialeatorizados que analizaron los efectos beneficiosos y perjudiciales del aumento de la ingesta de agua versus la ingesta de agua estándar para la prevención de la formación de cálculos urinarios en participantes con o sin antecedentes de cálculos urinarios.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane. Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos. Se agruparon los resultados dicotómicos (p. ej., tasa de incidencia/recurrencia de cálculos urinarios; eventos adversos) mediante los riesgos relativos (RR) con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se calculó el cociente de riesgos instantáneos (CRI) y los correspondientes IC del 95% para evaluar el efecto de la intervención en los resultados del tiempo transcurrido hasta el evento. La certeza de la evidencia se evaluó mediante criterios GRADE.

Resultados principales: 

La búsqueda no identificó ningún ECA que investigara la función del aumento de la ingesta de agua para la prevención de la formación de cálculos urinarios en participantes sin antecedentes de cálculos urinarios (prevención primaria). Se encontró un ECA que evaluaba los efectos del aumento de la ingesta de agua versus la ingesta estándar de agua para la prevención de la formación de cálculos urinarios en personas con antecedentes de cálculos urinarios (prevención secundaria). En este ensayo se asignó al azar a 220 participantes (110 participantes en el grupo de intervención con aumento en la ingesta de agua y 110 en el grupo de control con una ingesta de agua estándar). El aumento de la ingesta de agua se definió como el logro de un volumen de orina de al menos 2,0 L por día mediante la ingesta de agua.

Según este estudio, el aumento de la ingesta de agua puede disminuir las recurrencias de cálculos (RR 0,45; IC del 95%: 0,24 a 0,84; 199 participantes; evidencia de certeza baja), lo cual corresponde a 149 recurrencias de cálculos menos (43 menos a 205 menos) por 1000 participantes con 270 recurrencias de cálculos por 1000 participantes durante cinco años en el grupo de control.

El aumento de la ingesta de agua también puede prolongar el tiempo hasta la recurrencia de cálculos urinarios en comparación con la ingesta de agua estándar (CRI 0,40; IC del 95%: 0,20 a 0,79; 199 participantes; evidencia de certeza baja); sobre la base de una tasa de recurrencia de cálculos de 270 por 1000 participantes durante cinco años, lo cual corresponde a 152 recurrencias menos (209 menos a 50 menos) por 1000 participantes.

Para ambos resultados, la certeza de la evidencia se disminuyó por las limitaciones de los estudios y por la imprecisión. No se encontró evidencia en cuanto al resultado de los eventos adversos

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save