Administración de soluciones tamponadas versus no tamponadas en el perioperatorio para la cirugía en adultos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Durante la cirugía, a los pacientes se les administran soluciones en las venas para prevenir y tratar la deshidratación y la pérdida de sangre. Algunas soluciones consisten en una solución sencilla de sal, aunque otras se asemejan más estrechamente al líquido en la sangre. Estas últimas soluciones se nombran soluciones tamponadas porque mantienen el equilibrio de los ácidos y las bases en el cuerpo. En la bibliografía disponible, se buscaron posibles estudios aleatorios que compararan resultados con el uso de soluciones tamponadas y de soluciones no tamponadas cuando se administraron a los pacientes durante la cirugía.

En esta revisión Cochrane, se incluyeron 14 publicaciones que informaron datos de 13 ensayos con 706 participantes de los que 368 recibieron soluciones tamponadas y 338 soluciones no tamponadas. Los pacientes que recibieron soluciones tamponadas tuvieron un equilibrio acidobásico más normal que los que recibieron soluciones no tamponadas; y se redujo la necesidad de transfusión de algunos productos sanguíneos. En general, las soluciones tamponadas son una alternativa segura y eficaz a las soluciones no tamponadas cuando se administran de forma intravenosa a los pacientes a los que se les realiza cirugía.

Conclusiones de los autores: 

La administración de soluciones tamponadas a los pacientes adultos durante la cirugía es tan segura y efectiva como la administración de soluciones salinas no tamponadas. El uso de soluciones tamponadas se asocia con menos trastornos metabólicos, en particular hipercloremia y acidosis metabólica. Se necesitan estudios más grandes para evaluar resultados consistentes como la mortalidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El tratamiento perioperatorio de los líquidos influye en los resultados clínicos después de una cirugía mayor. Las soluciones se pueden basar en una solución no tamponada sencilla de sal, como la solución salina normal, o se puede modificar con bicarbonato o amortiguadores precursores de bicarbonato como el maleato, el gluconato, el lactato o el acetato, para reflejar mejor el estado fisiológico humano. Estas últimas soluciones tienen ventajas teóricas sobre la solución salina normal para prevenir la acidosis hiperclorémica. Actualmente, varios estudios clínicos han comparado soluciones con y sin un amortiguador para lograr una solución electrolítica equilibrada para la restauración perioperatoria de los líquidos.

Objetivos: 

Examinar la seguridad y la eficacia de la administración perioperatoria de soluciones tamponadas versus no tamponadas para la expansión o el mantenimiento de los volúmenes de plasma en pacientes adultos a los que se les realizan cirugías.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials [CENTRAL]) (2011, número 4), MEDLINE (1966 hasta mayo de 2011), EMBASE (1980 hasta mayo de 2011) y CINAHL (1982 hasta mayo de 2011). Se realizaron búsquedas manuales en resúmenes de congresos y, cuando fue posible, se estableció contacto con líderes en el campo.

Criterios de selección: 

Solamente se incluyeron ensayos aleatorios de soluciones intravenosas tamponadas versus no tamponadas para la restauración perioperatoria de los líquidos. Se excluyeron los ensayos con otras formas de comparaciones como cristaloides versus coloides y coloides versus coloides diferentes. También se excluyeron los ensayos que utilizaron soluciones hipertónicas y soluciones con dextrosa.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los ensayos clínicos de forma independiente. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión. Cuando fue necesario, se estableció contacto con los autores de los ensayos para que proporcionaran información adicional. Las estimaciones agrupadas de los resultados dicotómicos se presentaron como odds ratios (OR) y los resultados continuos como diferencias de medias, con intervalos de confianza (IC) del 95%. Los datos se analizaron con Review Manager 5.1 mediante los modelos de efectos fijos y cuando la heterogeneidad fue alta (I² > 40%) se utilizaron los modelos de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Se identificaron 14 publicaciones que informaron 13 ensayos o comparaciones con 706 participantes. En muchos de los resultados informados hubo heterogeneidad clínica y estadística significativas. El resultado primario de mortalidad en cualquier momento se informó solamente en tres estudios con 267 pacientes. La tasa de mortalidad fue del 2,9% para el grupo de soluciones tamponadas y del 1,5% para el grupo de soluciones no tamponadas, pero esta diferencia no fue estadísticamente significativa. El OR de Peto fue 1,85 (IC del 95%: 0,37 a 9,33; p = 0,45; I2 = 0%). La disfunción de órganos solamente se presentó para el deterioro renal. No hubo diferencias en la insuficiencia renal que provocó tratamiento con diálisis entre los grupos de soluciones tamponadas y soluciones no tamponadas (OR 0,61; IC del 95%: 0,23 a 1,63; p = 0,32; I2 = 0%). Los marcadores de fracaso del sistema de órganos evaluados mediante la diuresis, la creatinina y sus variables (para la función renal), PaC02 (función respiratoria) y las náuseas y los vómitos postoperatorios (función gastrointestinal) mostraron una diferencia estadísticamente significativa solo en los niveles de PaC02. La diferencia de medias fue 1,18 con niveles PaC02 inferiores en el grupo de soluciones no tamponadas (IC del 95%: 0,09 a 2,28; p = 0,03; I2 = 0%) en comparación con el grupo de soluciones tamponadas.

No hubo diferencias en la pérdida sanguínea intraoperatoria, en los volúmenes intraoperatorios de eritrocitos ni en la transfusión de plasma fresco congelado entre los grupos. Se produjo un aumento de la transfusión plaquetaria en el grupo de soluciones no tamponadas que fue estadísticamente significativo después de analizar los datos transformados (transformación logarítmica porque los datos fueron muy asimétricos).

Se observaron varias diferencias metabólicas. Hubo una diferencia en el pH postoperatorio de 0,06 unidades, inferior en el grupo de soluciones no tamponadas (IC del 95%: 0,04 a 0,08; p 2 = 74%). Sin embargo, esta diferencia no se mantuvo en el primer día del postoperatorio. El grupo de soluciones no tamponadas también tuvo niveles de déficit base, sodio sérico y cloro significativamente mayores.

No se demostraron diferencias en la duración de la estancia hospitalaria y no se informaron datos sobre los costos ni la calidad de vida.

Share/Save