Extracción quirúrgica versus retención para el tratamiento de las muelas de juicio impactadas asintomáticas sin signos de enfermedad

Pregunta de la revisión

Se realizó esta revisión, a través de Cochrane Oral Health, para determinar si las muelas de juicio retenidas en adolescentes o adultos deben extraerse si no causan ningún problema o si deben dejarse en paz y revisarse a intervalos regulares. Esta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2012 y actualizada por primera vez en 2016.

Antecedentes

Las muelas del juicio (también conocidas como terceros molares) generalmente erupcionan entre los 17 y 26 años de edad. Son los últimos dientes en salir, y normalmente erupcionan en una posición cercana a los últimos dientes en pie (segundos molares). El espacio para las muelas del juicio puede ser limitado, por lo que a menudo no salen o salen sólo parcialmente, debido a la impactación de las muelas del juicio contra las muelas que están directamente delante. En la mayoría de los casos, lo anterior se produce cuando los segundos molares bloquean la salida de la erupción de los terceros molares y actúan como una barrera física que impide la erupción completa. Una muela del juicio impactada se denomina "asintomática" y "libre de enfermedad" si no hay signos o síntomas de enfermedad que afecten a la muela del juicio o a las estructuras cercanas.

Las muelas de juicio impactadas se pueden asociar con inflamación y ulceración de la zona vecina de las encías, daño a las raíces de los segundos molares, caries en los segundos molares, enfermedad de la encía y del hueso alveolar alrededor de los segundos molares y el desarrollo de quistes o tumores. En general, se está de acuerdo en que la extracción de las muelas del juicio es apropiada si hay signos o síntomas de enfermedad relacionados con las muelas del juicio, pero hay menos acuerdo sobre la forma en que se deben tratar las muelas del juicio impactadas y asintomáticas.

Características de los estudios

El documentalista de Salud Oral Cochrane buscó en la literatura médica hasta el 10 de mayo de 2019. Se encontraron dos estudios, uno en el que los participantes habían sido elegidos al azar para que se les extrajeran o no sus muelas de juicio (un ensayo controlado aleatorizado o ECA), y otro en el que los autores del estudio examinaron a personas que habían optado por retener o extraer sus muelas de juicio (un estudio de cohorte prospectivo). En los estudios participaron 493 personas. El ECA se llevó a cabo en un hospital dental del Reino Unido e incluyó a 77 adolescentes de ambos sexos que habían completado el tratamiento con aparato para tratamiento ortodóncico. El estudio de cohorte se llevó a cabo en una clínica dental privada de los Estados Unidos y en él participaron 416 hombres de 24 a 84 años de edad que se ofrecieron como voluntarios.

Resultados clave

Las evidencia disponible no es suficiente para decir si deben extraerse o no las muelas del juicio impactadas asintomáticas y libres de enfermedades.

Los estudios incluidos no midieron la calidad de vida relacionada con la salud, los costes o los efectos secundarios de la extracción de dientes.

En un estudio (el estudio de cohorte), que corría un grave riesgo de sesgo, se determinó que mantener las muelas del juicio impactadas asintomáticas en la boca puede aumentar el riesgo de infección de las encías (periodontitis) que afecta al segundo molar adyacente a largo plazo, pero esta evidencia era muy incierta. En el mismo estudio, la evidencia fue insuficiente para sacar conclusiones sobre el efecto en el riesgo de caries en el segundo molar adyacente.

El otro estudio (el ECA) también tenía un alto riesgo de sesgo. Midió el apiñamiento de los dientes en la boca, y encontró que esto puede no ser afectado significativamente por el hecho de que las muelas del juicio impactadas se mantengan en la boca o se extraigan.

Calidad de la evidencia

Se consideró que la evidencia proporcionada por los dos estudios son de baja a muy baja certeza, por lo que no se puede confiar en estos resultados. Se necesita con urgencia investigación de alta calidad para apoyar la práctica clínica en esta área.

Conclusión

Faltan evidencia científica en las que los profesionales de la salud dental y los encargados de la formulación de políticas puedan basar las decisiones de tratamiento de las muelas del juicio impactadas asintomáticas y libres de enfermedades. Por consiguiente, los profesionales de la odontología se guiarán por los conocimientos clínicos y la experiencia clínica local o nacional, teniendo en cuenta las preferencias de los pacientes. Cuando no se extraen las muelas del juicio impactadas asintomáticas y libres de enfermedades, la monitorización por un profesional de la salud dental a intervalos regulares ayudará a identificar y abordar cualquier problema que pueda surgir.

Conclusiones de los autores: 

No se dispone de evidencia suficiente para determinar si las muelas del juicio impactadas asintomáticas y libres de enfermedad deben extraerse o conservarse. Aunque la retención de las muelas del juicio impactadas asintomáticas y libres de enfermedad puede estar asociada a largo plazo con un mayor riesgo de periodontitis que afecta a los segundos molares adyacentes, la evidencia es de muy poca certeza. Es poco probable que sea factible la realización de ECA bien diseñados que investiguen los efectos a largo plazo y poco frecuentes de la retención y la extracción de las muelas de juicio impactadas asintomáticas sin signos de enfermedad, en un grupo representativo de individuos. Debido a su ausencia continua, los estudios de cohortes prospectivos a largo plazo de alta calidad pueden aportar evidencia valiosa en el futuro. Debido a la ausencia de evidencia disponible, deben considerarse los valores de los pacientes y la pericia clínica utilizada para guiar la toma de decisiones compartida con los pacientes que presentan muelas de juicio impactadas asintomáticas sin signos de enfermedad. Si se toma la decisión de conservar estos dientes, es aconsejable una evaluación clínica a intervalos regulares para evitar resultados indeseables.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La extracción profiláctica de las muelas del juicio impactadas asintomáticas y libres de enfermedad es la extracción quirúrgica de las muelas del juicio en ausencia de síntomas y sin evidencia de enfermedad local. Las muelas de juicio impactadas pueden asociarse con alteraciones patológicas, como pericoronitis, resorción de raíces, enfermedad ósea alveolar y de las encías (periodontitis), caries y desarrollo de quistes y tumores. Cuando se realiza una extracción quirúrgica en personas mayores, aumenta el riesgo de complicaciones, dolor y molestias postoperatorias. Otras razones que justifican la extirpación profiláctica de los terceros molares impactados asintomáticos y libres de enfermedad han sido la prevención del amontonamiento de los incisivos inferiores tardíos, la prevención de daños a estructuras adyacentes como el segundo molar o el nervio alveolar inferior, la preparación para la cirugía ortognática, la preparación para la radioterapia o durante los procedimientos para tratar a personas con traumatismos en la zona afectada. La extracción de las muelas de juicio asintomáticas sin signos de enfermedad es un procedimiento común, y los investigadores deben determinar si la evidencia apoya esta práctica. Esta revisión es una actualización de una revisión originalmente publicada en 2005 y previamente actualizada en 2012 y 2016.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la extracción comparada con la retención (tratamiento conservador) de las muelas de juicio impactadas asintomáticas sin signos de enfermedad en adolescentes y adultos.

Estrategia de búsqueda (: 

El especialista en información del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health's Information Specialist) buscó en las siguientes bases de datos: Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health’s Trials Register) (hasta el 10 de mayo de 2019), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (la Cochrane Library, 2019, número 4), MEDLINE Ovid (1946 hasta el 10 de mayo de 2019) y Embase Ovid (1980 hasta el 10 de mayo de 2019). Se hicieron búsquedas de ensayos en curso en el US National Institutes of Health Trials Registry (ClinicalTrials.gov) y en la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform. No se impusieron restricciones de idioma ni de fecha de publicación en la búsqueda en las bases de datos electrónicas.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA), sin restricción en cuanto a la duración del seguimiento, que comparaban la extracción (o ausencia) con la retención (o presencia) de muelas de juicio impactadas asintomáticas y libres de enfermedad en adolescentes o adultos. Se consideraron los ensayos controlados cuasialeatorizados y los estudios de cohortes prospectivos para la inclusión cuando los investigadores habían medido los resultados con un seguimiento de cinco años o más.

Obtención y análisis de los datos: 

Ocho autores de la revisión analizaron los resultados de la búsqueda y evaluaron la elegibilidad de los estudios para la inclusión de acuerdo con los criterios de inclusión de la revisión. Ocho autores de la revisión llevaron a cabo, de forma independiente y por duplicado, evaluaciones del riesgo de sesgo. Cuando la información no estaba clara, se contactó con los autores del estudio para obtener información adicional.

Resultados principales: 

Esta actualización de la revisión incluye los mismos dos estudios que se identificaron en la versión anterior de la revisión: un ECA con un diseño de grupos paralelos, que se realizó en un entorno de hospital dental en el Reino Unido, y un estudio de cohorte prospectivo, que se realizó en el sector privado en los EE.UU.

El resultado principal

Ningún estudio elegible en esta revisión informó los efectos de la extracción en comparación con la retención de las muelas de juicio impactadas asintomáticas sin signos de enfermedad en la calidad de vida relacionada con la salud

Resultados secundarios

Sólo se encontró evidencia de calidad baja a muy baja de los efectos de la extracción en comparación con la retención de las muelas de juicio impactadas asintomáticas sin signos de enfermedad para un número limitado de medidas de resultado secundarias.

Un estudio prospectivo de cohorte, en el que se comunicaron datos de un subgrupo de 416 participantes varones sanos, de 24 a 84 años de edad, comparó los efectos de la ausencia (remoción previa o agenesia) contra la presencia de muelas del juicio impactadas asintomáticas y libres de enfermedad en la periodontitis y la caries asociada con el aspecto distal del segundo molar adyacente durante un período de seguimiento de tres a más de 25 años. Hay evidencia de muy baja certeza que indica que la presencia de muelas del juicio impactadas asintomáticas y libres de enfermedades puede estar asociada con un mayor riesgo de periodontitis que afecte a largo plazo al segundo molar adyacente. En el mismo estudio, que está en riesgo de sesgo grave, hay evidencia insuficiente para demostrar una diferencia en el riesgo de caries asociado con la presencia o ausencia de las muelas de juicio impactadas.

Un ECA con 164 participantes asignados al azar y 77 participantes adolescentes analizados comparó el efecto de la extracción con la retención de las muelas de juicio impactadas asintomáticas sin signos de enfermedad en los cambios dimensionales en el arco dental después de cinco años. Los participantes (55% mujeres) habían recibido previamente tratamiento ortodóntico y presentaban muelas de juicio “apiñadas”. No se encontró evidencia a partir de este estudio, que estuvo en alto riesgo de sesgo, para indicar que la extracción de las muelas de juicio impactadas asintomáticas sin signos de enfermedad tiene un efecto clínicamente significativo sobre los cambios dimensionales en el arco dental.

Los estudios incluidos no midieron ninguna de las otras medidas de resultado secundarias: costes, otros eventos adversos asociados con la retención de muelas del juicio impactadas asintomáticas y libres de enfermedad (pericoronitis, reabsorción radicular, formación de quistes, formación de tumores, inflamación/infección) y efectos adversos asociados con su extracción (osteitis alveolar/infección postoperatoria, lesión nerviosa, daño a los dientes adyacentes durante la cirugía, hemorragia, osteonecrosis relacionada con la medicación/radioterapia, inflamación/infección).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save