Intervenciones para el tratamiento de la depresión posterior al accidente cerebrovascular

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Los fármacos antidepresivos pueden ser útiles para el tratamiento de la depresión después del accidente cerebrovascular, pero también causan efectos secundarios. La depresión es frecuente después del accidente cerebrovascular y puede ser tratada con fármacos antidepresivos o terapia psicológica. Esta revisión de 16 ensayos que incluye 1 655 participantes encontró que los fármacos antidepresivos pueden provocar la recuperación o mejorar los síntomas de la depresión. Sin embargo, también aumentan los efectos secundarios. Es conveniente utilizar estos agentes con cuidado en personas con trastorno depresivo persistente después del accidente cerebrovascular, ya que se conoce poco acerca de los riesgos, especialmente de las crisis convulsivas, las caídas y el delirio. No se encontraron pruebas de beneficio de la psicoterapia. Las investigaciones futuras deben incluir un grupo más amplio de pacientes con accidente cerebrovascular.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró un efecto pequeño pero significativo de la farmacoterapia (no psicoterapia) sobre el tratamiento de la depresión y la reducción de los síntomas depresivos, así como un aumento significativo de los eventos adversos. Se necesitan más investigaciones antes de poder recomendar el uso habitual de tales tratamientos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La depresión es una consecuencia importante del accidente cerebrovascular que repercute en la recuperación, pero que a menudo no es detectada o es tratada de forma inadecuada. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2004.

Objetivos: 

Determinar si el tratamiento farmacológico, psicológico, o electroconvulsivo (TEC) de la depresión en los pacientes con accidente cerebrovascular puede mejorar el resultado.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registros Especializados de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrovasculares (Cochrane Stroke Group) (última búsqueda octubre de 2007) y del Grupo Cochrane de Depresión, Ansiedad y Neurosis (Cochrane Depression Anxiety and Neurosis Group) (última búsqueda febrero de 2008). Además, se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library, número 1, 2008), MEDLINE (1966 hasta mayo 2006), EMBASE (1980 hasta mayo 2006), CINAHL (1982 hasta mayo 2006), PsycINFO (1967 hasta mayo 2006) y en otras bases de datos. También se buscó en listas de referencias, los registros de ensayos clínicos, las actas de congresos y los resúmenes de tesis de grado y se estableció contacto con autores, investigadores y compañías farmacéuticas.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación al azar que comparan agentes farmacológicos con placebo, o diversas formas de psicoterapia o TEC con atención estándar (o atención control) en pacientes con accidente cerebrovascular, con la intención de tratar la depresión.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron los ensayos para su inclusión y evaluaron su calidad metodológica; tres revisores extrajeron, verificaron de forma cruzada e introdujeron los datos. Los análisis primarios se centraron en la prevalencia del trastorno depresivo diagnosticable al final del tratamiento. Las medidas de resultado secundarias incluyeron las puntuaciones de depresión en escalas estándar, la función física, la muerte, el accidente cerebrovascular recurrente y los efectos adversos.

Resultados principales: 

En la revisión se incluyeron 16 ensayos (17 intervenciones) con 1 655 participantes. Los datos estuvieron disponibles para 13 ensayos de agentes farmacológicos y para cuatro ensayos de psicoterapia. No había ensayos sobre TEC. Los análisis se complicaron debido a la ausencia de criterios estandarizados de diagnóstico y de resultado, y a métodos analíticos dispares. Hubo algunas pruebas del beneficio de la farmacoterapia en cuanto a la remisión completa de la depresión y una reducción (mejoría) de las puntuaciones en las escalas de calificación de la depresión, pero también hubo pruebas de un aumento asociado de los eventos adversos. No hubo pruebas de beneficios de la psicoterapia.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save