Fármacos para la prevención del cáncer de pulmón en personas sanas

Conclusiones de los autores: 

Actualmente, no hay pruebas que apoyen la recomendación de consumir vitaminas como el alfatocoferol, el betacaroteno o el retinol, solas o en combinación, para prevenir el cáncer de pulmón. Se encontró un efecto perjudicial para el betacaroteno en combinación con el retinol, en dosis farmacológicas en personas con factores de riesgo para el cáncer de pulmón (fumar o exposición laboral al asbesto). Se necesita una investigación adicional con ensayos más grandes y con seguimientos más largos para analizar la efectividad de otros suplementos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Algunos estudios han sugerido un efecto protector de los nutrientes antioxidantes sobre el cáncer de pulmón. Los estudios epidemiológicos observacionales sugieren una asociación entre una dieta con altos niveles de frutas y verduras que contienen betacaroteno y un riesgo menor de cáncer de pulmón.

Objetivos: 

Determinar si las vitaminas, los minerales y otros agentes potenciales, solos o combinados, reducen la incidencia y la mortalidad por cáncer de pulmón en personas sanas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizó una búsqueda electrónica en las bases de datos MEDLINE (1966 a julio 2001), EMBASE (1974 a julio 2001) y en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register (CENTRAL, Número 3, 2001) y en bibliografías. Además, se estableció contacto con los autores de los estudios incluidos para identificar ensayos potencialmente elegibles publicados y no publicados.

Criterios de selección: 

Los estudios incluidos eran ensayos clínicos controlados aleatorios que comparaban diferentes suplementos o que comparaban los suplementos con un placebo, administrados a personas sanas con el objetivo de prevenir el cáncer de pulmón.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores de manera independiente seleccionaron los ensayos que iban a ser incluidos en la revisión, evaluaron la calidad metodológica de cada uno y obtuvieron los datos en un formulario estandarizado. Para cada estudio, se calcularon el riesgo relativo y los límites de confianza del 95% para los resultados dicotómicos.

Resultados principales

Cuatro estudios fueron elegibles para su inclusión. Todos fueron ensayos basados en la población, e incluían un total de 109 394 participantes. Dos estudios incluyeron fumadores, uno incluyó trabajadores expuestos al asbesto y dos estudios se realizaron en profesionales de la salud. En dos ensayos se incluyó un grupo de participantes sin factores de riesgo reconocidos para el cáncer de pulmón. En todos los ensayos se evaluó el betacaroteno solo o en combinación con el alfatocoferol o el retinol, y un estudio probó el alfatocoferol solo. La duración del tratamiento osciló entre dos y 12 años y el seguimiento fue de dos a cinco años. Todos los ensayos tuvieron un grupo placebo.

No se encontró una reducción en la incidencia del cáncer de pulmón o en la mortalidad, en las personas con factores de riesgo para el cáncer de pulmón que tomaban vitaminas solas en comparación con el placebo (incidencia de cáncer de pulmón: RR 0,98; IC del 95%: 0,81 a 1,19; mortalidad por cáncer de pulmón: RR 0,93; IC del 95%: 0,73 a 1,19). En las personas sin factores de riesgo reconocidos para el cáncer de pulmón, ninguna de las vitaminas o sus combinaciones al parecer tuvieron efecto. Los datos combinados de tres estudios mostraron un incremento estadísticamente no significativo en el riesgo de la incidencia del cáncer de pulmón (RR 1,11; IC del 95%: 0,94 a 1,33) y en la mortalidad (RR 1,05; IC del 95%: 0,87 a 1,28) para el betacaroteno solo, administrado en dosis farmacológicas en grupos con factores de riesgo para el cáncer de pulmón. Cuando el betacaroteno se combinó con el retinol, los datos de un único estudio mostraron un incremento estadísticamente significativo en el riesgo de la incidencia del cáncer de pulmón (RR 1,42; IC del 95%: 1,13 a 1,80) y en la mortalidad (RR 1,75; IC del 95%: 1,29 a 2,38) en personas con factores de riesgo para el cáncer de pulmón que tomaron ambas vitaminas, en comparación con quienes tomaron placebo. Los datos de un estudio también mostraron que la combinación del betacaroteno con el alfatocoferol, en personas con factores de riesgo para el cáncer de pulmón, se asocia con un incremento estadísticamente no significativo en el riesgo de la incidencia del cáncer de pulmón (RR 1,16; IC del 95%: 0,96 a 1,39) y en la mortalidad (RR 1,15; IC del 95%: 0,91 a 1,45). No se observó efecto alguno en la incidencia total del cáncer, la mortalidad o la mortalidad por todas las causas.

Conclusiones de los autores

Actualmente, no hay pruebas que apoyen la recomendación de consumir vitaminas como el alfatocoferol, el betacaroteno o el retinol, solas o en combinación, para prevenir el cáncer de pulmón. Se encontró un efecto perjudicial para el betacaroteno en combinación con el retinol, en dosis farmacológicas en personas con factores de riesgo para el cáncer de pulmón (fumar o exposición laboral al asbesto). Se necesita una investigación adicional con ensayos más grandes y con seguimientos más largos para analizar la efectividad de otros suplementos.

Esta revisión debería citarse como:Caraballoso M, Sacristan M, Serra C, Bonfill XLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Cuatro estudios fueron elegibles para su inclusión. Todos fueron ensayos basados en la población, e incluían un total de 109 394 participantes. Dos estudios incluyeron fumadores, uno incluyó trabajadores expuestos al asbesto y dos estudios se realizaron en profesionales de la salud. En dos ensayos se incluyó un grupo de participantes sin factores de riesgo reconocidos para el cáncer de pulmón. En todos los ensayos se evaluó el betacaroteno solo o en combinación con el alfatocoferol o el retinol, y un estudio probó el alfatocoferol solo. La duración del tratamiento osciló entre dos y 12 años y el seguimiento fue de dos a cinco años. Todos los ensayos tuvieron un grupo placebo.

No se encontró una reducción en la incidencia del cáncer de pulmón o en la mortalidad, en las personas con factores de riesgo para el cáncer de pulmón que tomaban vitaminas solas en comparación con el placebo (incidencia de cáncer de pulmón: RR 0,98; IC del 95%: 0,81 a 1,19; mortalidad por cáncer de pulmón: RR 0,93; IC del 95%: 0,73 a 1,19). En las personas sin factores de riesgo reconocidos para el cáncer de pulmón, ninguna de las vitaminas o sus combinaciones al parecer tuvieron efecto. Los datos combinados de tres estudios mostraron un incremento estadísticamente no significativo en el riesgo de la incidencia del cáncer de pulmón (RR 1,11; IC del 95%: 0,94 a 1,33) y en la mortalidad (RR 1,05; IC del 95%: 0,87 a 1,28) para el betacaroteno solo, administrado en dosis farmacológicas en grupos con factores de riesgo para el cáncer de pulmón. Cuando el betacaroteno se combinó con el retinol, los datos de un único estudio mostraron un incremento estadísticamente significativo en el riesgo de la incidencia del cáncer de pulmón (RR 1,42; IC del 95%: 1,13 a 1,80) y en la mortalidad (RR 1,75; IC del 95%: 1,29 a 2,38) en personas con factores de riesgo para el cáncer de pulmón que tomaron ambas vitaminas, en comparación con quienes tomaron placebo. Los datos de un estudio también mostraron que la combinación del betacaroteno con el alfatocoferol, en personas con factores de riesgo para el cáncer de pulmón, se asocia con un incremento estadísticamente no significativo en el riesgo de la incidencia del cáncer de pulmón (RR 1,16; IC del 95%: 0,96 a 1,39) y en la mortalidad (RR 1,15; IC del 95%: 0,91 a 1,45). No se observó efecto alguno en la incidencia total del cáncer, la mortalidad o la mortalidad por todas las causas.

Tools
Information
Share/Save