Aire caliente y humidificado para el resfriado común

Pregunta de la revisión

Se examinaron los efectos de la inhalación de aire caliente y humidificado suministrado por un dispositivo (RhinoTherm) en pacientes con resfriado común.

Antecedentes

El resfriado común es la infección más frecuente en los humanos. Por lo general no causa complicaciones, pero puede provocar días de ausentismo en el trabajo o en la escuela debido a la incomodidad causada por los síntomas. El diagnóstico se basa en los síntomas, y los tratamientos son principalmente sintomáticos. Los síntomas incluyen fiebre, pérdida de apetito, malestar, sensación de frío, con cefalea, molestias musculares y dolores. Muchos de los signos y síntomas son causados por la congestión debido a la inflamación de las membranas y el engrosamiento de la mucosidad en la nariz. El resfriado común se ha tratado durante décadas con vapor inhalado para ayudar a que la mucosidad drene más fácilmente. Hay evidencia de laboratorio de que el virus del resfriado puede ser sensible al calor, pero ningún ensayo clínico a gran escala ha probado su eficacia. La inhalación de vapor se sigue utilizando porque proporciona un alivio subjetivo de los síntomas del resfriado común.

Fecha de la búsqueda

La búsqueda está actualizada hasta el 24 de febrero de 2017.

Características de los estudios

Se incluyeron seis ensayos aleatorizados, doble ciego, de cinco publicaciones con un total de 387 participantes publicadas entre 1987 y 1995 en idioma inglés. En todos los ensayos incluidos se utilizó el dispositivo RhinoTherm, que suministraba aire caliente y humidificado durante diferentes períodos de tiempo y a diferentes velocidades de flujo para tratar los síntomas del resfriado común. Tres ensayos se realizaron en los EE.UU., dos en el Reino Unido y uno en Israel. La mayoría de los estudios reclutaron a pacientes con resfriados naturales, pero un estudio indujo los resfriados infectando a los participantes.

Fuentes de financiación de los estudios

Los dispositivos RhinoTherm fueron proporcionados por Netzer Sereni en cuatro estudios y por A Beacham en dos estudios. Un estudio fue financiado con fondos internos de la Clínica Cleveland y otro con fondos discrecionales de los autores. Los estudios restantes no informaron las fuentes de financiamiento.

Resultados clave

Ninguno de los estudios incluidos informó de un empeoramiento de las puntuaciones de los síntomas clínicos después de inhalar aire caliente y humidificado. Los participantes de dos ensayos mostraron una falta de síntomas persistentes; sin embargo, los resultados no fuero consistentes. Dos estudios informaron sobre eventos adversos leves. El tratamiento no tuvo efectos sobre la eliminación del rinovirus.

Calidad de la evidencia

Con el uso de los criterios GRADE la calidad de la evidencia se consideró baja para los resultados de reducción de la gravedad clínica del resfriado común (medida por la disminución del índice de puntuación de los síntomas); el número de participantes con respuesta subjetiva: el tratamiento no ayudó; y el número de participantes con un cultivo viral positivo en los lavados nasales, debido al riesgo de sesgo e inconsistencia de los resultados de los estudios.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia actual no muestra efectos beneficiosos ni perjudiciales del uso de aire caliente y humidificado suministrado a través del dispositivo RhinoTherm para el tratamiento del resfriado común. Se necesitan más ensayos aleatorizados doble ciego que incluyan formas de tratamiento estandarizadas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los pacientes con un resfriado común han utilizado por mucho tiempo el aire calentado y humidificado. La base teórica es que el vapor puede ayudar a que la mucosidad congestionada drene mejor y que el calor pueda destruir el virus del resfriado como lo hace in vitro. Ésta es una actualización de una revisión publicada en 2013.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la inhalación de vapor de agua caliente (vaporización) en el tratamiento del resfriado común mediante la comparación de los síntomas, la eliminación del virus y la resistencia nasal.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (hasta febrero de 2017), MEDLINE (1966 hasta el 24 de febrero de 2017), Embase (1990 hasta el 24 de febrero de 2017) y Current Contents (1998 hasta el 24 de febrero de 2017). También se realizaron búsquedas en la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform (WHO ICTRP) (8 de marzo de 2017) y en ClinicalTrials.gov (8 de marzo de 2017), así como en las listas de referencias de los estudios incluidos.

Criterios de selección: 

Fueron elegibles para su inclusión los ensayos controlados aleatorizados que utilizaron vapor de agua caliente en participantes con un resfriado común o un resfriado común inducido experimentalmente.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane. Tres autores de la revisión, de forma independiente, revisaron los títulos y resúmenes para incluir los posibles estudios identificados en la búsqueda. El proceso de selección se registró con suficiente detalle para completar un diagrama de flujo de PRISMA. Se utilizó el formulario de recopilación de datos sobre las características de los estudios y los datos de los resultados que se elaboró y utilizó para las versiones anteriores de esta revisión. Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y un tercer autor resolvió los desacuerdos. Para analizar los datos se utilizó el programa Review Manager 5.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ensayos de cinco publicaciones con un total de 387 participantes. No se incluyeron estudios nuevos en esta actualización de 2017. La evaluación del "Riesgo de sesgo" indicó un riesgo incierto de sesgo en el dominio de asignación al azar y un bajo riesgo de sesgo en los dominios de realización, detección, desgaste e informe.

No estuvo claro si el aire caliente y humidificado proporciona un alivio sintomático del resfriado común, ya que el análisis de efectos fijos mostró evidencia de un efecto (odds ratio [OR] 0,30; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,16 a 0,56; dos estudios, 149 participantes), pero el análisis de efectos aleatorios no mostró diferencias significativas en los resultados (OR 0,22; IC del 95%: 0,03 a 1,95). Hay un argumento para utilizar cualquiera de las dos formas de análisis. Ninguno de los estudios demostró un empeoramiento de las puntuaciones clínicas de los síntomas. Un estudio realizado en los EE.UU. demostró un empeoramiento de la resistencia nasal, pero un estudio israelí más antiguo mostró una mejoría. Un estudio examinó la eliminación del virus en los lavados nasales, sin encontrar diferencias significativas entre el grupo de tratamiento y el de placebo (OR 0,47; IC del 95%: 0,04 a 5,19). A juzgar por la respuesta subjetiva al tratamiento (es decir, el tratamiento no ayudó), el número de participantes que informaron sobre la resolución de los síntomas no fue significativamente mayor en el grupo de humidificación térmica (OR 0,58; IC del 95%: 0,28 a 1,18; dos estudios, 124 participantes). Hubo una heterogeneidad significativa en los efectos del aire calentado y humedecido sobre diferentes resultados, por lo que la calidad de la evidencia se consideró baja. Algunos estudios informaron sobre eventos adversos leves (que incluyen molestias o irritación de la nariz).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save