Intervenciones para la prevención de los trastornos del olfato (disfunción olfativa) persistentes tras la infección por covid-19

¿Por qué es esto importante?

Se ha comprobado que la covid-19 causa problemas con el sentido del olfato. En ocasiones se trata de una reducción de la capacidad de oler cosas, y a veces es una pérdida completa del sentido del olfato. En muchas personas se recupera en poco tiempo, pero en otras podría durar semanas o meses. Esta revisión considera si hay tratamientos que las personas podrían utilizar tan pronto como hayan perdido el sentido del olfato (dentro de las cuatro semanas siguientes al inicio de los síntomas), para tratar de evitar que esto se convierta en un problema de larga duración.

¿Cómo se identificó y evaluó la evidencia?

Se buscaron todos los estudios pertinentes en la literatura médica para resumir los resultados. También se examinó el grado de certeza de la evidencia, y se tuvieron en cuenta aspectos como el tamaño de los estudios y la forma en la que se realizaron. En función de esto, la evidencia se clasificó en uno de los siguientes grados: certeza muy baja, baja, moderada o alta.

Qué se encontró

Solo se encontró un estudio completado. En este estudio participaron 100 personas, todas ellas con problemas de olfato durante un corto período de tiempo (menos de cuatro semanas) al comienzo del estudio. El estudio comparó personas tratadas con un espray de esteroides que se introduce en la nariz, con personas que no recibieron tratamiento. También se recomendó a todas las personas del estudio que realizaran un "entrenamiento olfativo", es decir, que pasaran un breve tiempo al día practicando el olfato con determinados aromas, para tratar de estimular el retorno del sentido del olfato. Los investigadores los siguieron durante tres semanas para ver qué pasaba. Los resultados de esta comparación se presentan aquí:

Corticoides intranasales comparados con ningún tratamiento (todos ellos con entrenamiento olfativo)

No se sabe si un espray nasal de esteroides es mejor o peor que ningún tratamiento en cuanto a:

- hacer que las personas sientan que su sentido del olfato ha vuelto a la normalidad después de tres semanas;
- provocar un cambio en el sentido del olfato después de tres semanas.

Lo anterior se debe a que la evidencia fue de certeza muy baja.

Se encontraron otros estudios que se realizan actualmente, pero cuyos resultados aún no están disponibles para incluirlos en esta revisión.

¿Qué significa esto?

No se sabe si la administración de un espray nasal de esteroides tiene algún beneficio en la prevención de la pérdida del sentido del olfato a largo plazo que está relacionada con la covid-19, o si causa algún daño. No hay evidencia disponible sobre otros tratamientos. Esta revisión es una "revisión sistemática continua", lo que significa que se seguirá comprobando si hay nuevos estudios que podrían ser relevantes y que la revisión se actualizará continuamente cuando haya más resultados disponibles.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

La evidencia de esta revisión Cochrane está actualizada hasta diciembre de 2020.

Conclusiones de los autores: 

Existe evidencia muy limitada sobre la eficacia de las diferentes intervenciones para prevenir la disfunción olfativa persistente tras la infección por covid-19. Sin embargo, se ha identificado un pequeño número de estudios adicionales en curso en esta área. Como se trata de una revisión sistemática continua, la evidencia se actualizará periódicamente para incorporar nuevos datos de estos y otros estudios pertinentes, a medida que estén disponibles.

Para esta (primera) versión de la revisión continua, se identificó un único estudio de corticosteroides intranasales a incluir, que proporcionó datos de solo dos de los desenlaces predeterminados. La evidencia fue de certeza muy baja, por lo que no fue posible determinar si los corticosteroides intranasales podrían tener un efecto beneficioso o perjudicial.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La pérdida de la función olfativa está bien reconocida como un síntoma cardinal de la infección por covid-19, y la pandemia en curso ha dado lugar a un gran número de individuos afectados con anomalías en su sentido del olfato. Para muchos, la afección es temporal y se resuelve en dos o cuatro semanas. Sin embargo, en una minoría significativa los síntomas persisten. En la actualidad se desconoce si la intervención precoz con algún tipo de tratamiento (como la medicación o el entrenamiento olfativo) puede promover la recuperación y prevenir la persistencia de las alteraciones olfativas.

Objetivos: 

Evaluar los efectos (beneficiosos y perjudiciales) de las intervenciones que se han utilizado, o propuesto, para prevenir la disfunción olfativa persistente por la infección por covid-19. Un objetivo secundario es mantener la evidencia actualizada mediante un método de revisión sistemática continua.

Métodos de búsqueda: 

El documentalista del Grupo Cochrane de Enfermedades de oído, nariz y garganta (Cochrane ENT) buscó estudios publicados y no publicados en el Registro Cochrane de estudios de covid-19 (Cochrane COVID-19 Study Register), el Registro de ensayos del Grupo; CENTRAL; Ovid MEDLINE; Ovid Embase; Web of Science; ClinicalTrials.gov; ICTRP y en fuentes adicionales. La fecha de búsqueda fue el 16 de diciembre de 2020.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados que incluyeron participantes con síntomas de alteración olfativa tras la covid-19. Solo se incluyeron en esta revisión personas con síntomas durante al menos cuatro semanas. Los estudios compararon cualquier intervención con ningún tratamiento o placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándares de Cochrane. Los desenlaces principales fueron la presencia de una función olfativa normal, los efectos adversos graves y el cambio en el sentido del olfato. Los desenlaces secundarios fueron la prevalencia de parosmia, el cambio en el sentido del gusto, la calidad de vida relacionada con la enfermedad y otros efectos adversos (incluida la epistaxis/secreciones sanguinolentas). Se utilizó el método GRADE para evaluar la certeza de la evidencia de cada desenlace.

Resultados principales: 

Se incluyó un estudio de 100 participantes que comparó un espray intranasal de esteroides con ninguna intervención. También se aconsejó a los participantes de ambos grupos que realizaran un entrenamiento olfativo durante la duración del ensayo. Solo se identificaron datos para dos de los desenlaces predeterminados para esta revisión, y no hubo datos disponibles para el desenlace principal de efectos adversos graves.

Corticosteroides intranasales comparados con ninguna intervención (todos con entrenamiento olfativo)

Los participantes autoevaluaron la presencia de una función olfativa normal después de tres semanas de tratamiento mediante una escala visual analógica (rango: 0 a 10, puntuaciones más altas = mejor). Una puntuación de 10 representaba una "sensación olfativa completamente normal". La evidencia sobre el efecto de los corticosteroides intranasales en la recuperación autocalificada del sentido del olfato es muy incierta (efecto absoluto estimado 619 por 1000 en comparación con 520 por 1000; razón de riesgos [RR] 1,19; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,85 a 1,68; un estudio; 100 participantes; evidencia de certeza muy baja).

No se informó del cambio en el sentido del olfato, pero se informó la puntuación autocalificada del sentido del olfato al final del estudio con la misma escala visual analógica (después de tres semanas de tratamiento). La mediana de las puntuaciones al final fue de 10 (rango intercuartil [IQR]: 9 a 10) en el grupo que recibió corticosteroides intranasales, y de 10 (IQR: 5 a 10) en el grupo que recibió ninguna intervención (un estudio; 100 participantes; evidencia de certeza muy baja).

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information