¿Es el plasma de las personas que se han recuperado de covid-19 un tratamiento efectivo para las personas con covid-19?

Mensajes clave

• Existe mucha confianza en que el plasma de convaleciente no tiene efectos beneficiosos en el tratamiento de personas con covid-19 de moderada a grave.

• Se desconocen los efectos del plasma de convaleciente en el tratamiento de personas con covid-19 leve o sin síntomas.

• Se encontraron unos 130 estudios en curso, no publicados y recientemente publicados. Esta revisión se actualizará con la evidencia de estos estudios lo antes posible. La nueva evidencia podría responder a las preguntas restantes.

¿Qué es el plasma de convaleciente?

El cuerpo produce anticuerpos como una de sus defensas contra la infección. Los anticuerpos se encuentran en una parte de la sangre llamada plasma. El plasma de las personas que se han curado de la covid-19 contiene anticuerpos contra la covid-19 y se puede utilizar para producir dos preparados. En primer lugar, se puede utilizar para preparar plasma de convaleciente, que es el plasma que contiene estos anticuerpos. En segundo lugar, se puede utilizar para preparar inmunoglobulina hiperinmune, que está más concentrada y, por lo tanto, contiene más anticuerpos.

El plasma de convaleciente y la inmunoglobulina hiperinmune se han empleado con éxito para tratar algunos virus. Estos tratamientos (administrados por goteo o inyección) suelen tolerarse bien, pero pueden causar efectos no deseados.

¿Qué se quería averiguar?

Se quiso averiguar si la transfusión de plasma de convaleciente o de inmunoglobulina hiperinmune son tratamientos eficaces para tratar a personas con covid-19 confirmada. Se examinaron los siguientes:

• muertes por cualquier causa tras el tratamiento con plasma de convaleciente o inmunoglobulina hiperinmune;

• mejoría o empeoramiento del estado de los pacientes, medido por el número de personas que necesitaron un respirador (una máquina que ayuda a respirar a las personas si no pueden hacerlo por sí mismas);

• calidad de vida; y

• efectos no deseados.

¿Qué se hizo?

Se buscaron estudios que investigaran el plasma de convaleciente o la inmunoglobulina hiperinmune para tratar a personas con covid-19. Los estudios se podían haber realizado en cualquier parte del mundo y podrían haber incluido participantes de cualquier edad, sexo u origen étnico con covid-19 leve, moderada o grave.

En la medida de lo posible, se agruparon los resultados de los estudios para analizarlos. La confianza en la evidencia se calificó sobre la base de factores como los métodos y el tamaño de los estudios.

¿Qué se encontró?

Se encontraron 13 estudios con 48 509 participantes que investigaron el plasma de convaleciente. Todos los estudios, excepto uno, incluían a participantes con covid-19 moderada a grave. No se encontraron estudios que investigaran la inmunoglobulina hiperinmune. Los estudios se realizaron principalmente en hospitales, en países de todo el mundo.

Covid-19 moderada a grave
El plasma de convaleciente se comparó con placebo o atención estándar:

• el plasma de convaleciente no supone una diferencia en las muertes por cualquier causa hasta 28 días después del tratamiento. Aproximadamente 237 de cada 1000 personas que recibieron placebo o atención estándar murieron, en comparación con 233 de cada 1000 personas que recibieron plasma de convaleciente (siete estudios, 12 646 personas);

• el plasma de convaleciente da lugar a poca o ninguna diferencia en la mejoría del estado de los pacientes en cuanto a la necesidad de menos asistencia respiratoria en el conjunto de la población que necesitó algún tipo de asistencia respiratoria antes del inicio del tratamiento (ocho estudios, 12 682 personas), y también en las personas que recibieron ventilación al inicio del estudio (dos estudios, 630 personas);

• el plasma de convaleciente no supone una diferencia en el empeoramiento de la enfermedad del paciente. Aproximadamente 126 de cada 1000 personas que recibieron placebo o atención estándar necesitaron ventilación mecánica invasiva, en comparación con 123 de cada 1000 personas que recibieron plasma de convaleciente (cuatro estudios, 11 765 personas);

• el plasma de convaleciente podría no suponer una diferencia en los efectos no deseados. Los ocho estudios que informaron sobre los efectos no deseados midieron y publicaron sus resultados de forma muy diferente, por lo que no es posible establecer conclusiones.

Ninguno de los estudios informó sobre la calidad de vida.

Covid-19 leve
No se sabe si el plasma de convaleciente comparado con el placebo o la atención estándar supone una diferencia en el número de muertes, la mejoría o el empeoramiento del estado de los pacientes, la calidad de vida o los efectos no deseados. Solo se encontró un estudio con 160 participantes que evaluó a personas con covid-19 leve.

¿Cuáles son las limitaciones de la evidencia?

• Existe mucha seguridad en la evidencia para las muertes por cualquier causa y la mejoría o el empeoramiento del estado de los pacientes en las personas con covid-19 moderada a grave.

• La confianza en el resto de la evidencia para las personas con covid-19 moderada y grave, y leve, es muy limitada porque los estudios fueron muy diferentes y no midieron ni registraron sus resultados con métodos coherentes.

• Se encontró poca evidencia útil sobre los efectos no deseados y ninguna sobre la calidad de vida.

¿Cuál es el grado de actualización de esta evidencia?

Esta es la cuarta versión de la revisión. La evidencia está actualizada hasta el 17 de marzo de 2021.

Conclusiones de los autores: 

Existe una elevada certeza en la evidencia de que el plasma de convaleciente para el tratamiento de personas con enfermedad moderada a grave no reduce la mortalidad y tiene poco o ningún efecto en las medidas de mejoría clínica. Se desconocen los efectos adversos del plasma de convaleciente. Aunque se hacen grandes esfuerzos para realizar estudios sobre la covid-19, la publicación heterogénea de los desenlaces continúa siendo un problema. Existen 100 estudios en curso y 33 estudios que constan en un registro de estudios como completados o finalizados. La publicación de los estudios en curso podría resolver algunas de las incertidumbres en torno al tratamiento con inmunoglobulina hiperinmune para personas con cualquier gravedad de la enfermedad y sobre el tratamiento con plasma de convaleciente para personas con enfermedad asintomática o leve.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El plasma de convaleciente y la inmunoglobulina hiperinmune pueden reducir la mortalidad en pacientes con enfermedades víricas respiratorias y se investigan como posibles tratamientos para la enfermedad por coronavirus 2019 (covid-19). Se requiere un profundo conocimiento del conjunto de evidencia actual sobre los beneficios y riesgos de estas intervenciones.

Objetivos: 

Mediante un enfoque de revisión sistemática continua, evaluar si la transfusión de plasma de convaleciente o de inmunoglobulina hiperinmune es eficaz y segura en el tratamiento de personas con covid-19; y mantener la vigencia de la evidencia.

Métodos de búsqueda: 

Para identificar estudios en curso y completados, se realizaron búsquedas en la Base de Datos de literatura sobre la enfermedad por coronavirus Global COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), MEDLINE, Embase, el Registro Cochrane de Estudios de covid-19, la Plataforma COVID-19 L*OVE de Epistemonikos y en registros de ensayos. Las búsquedas se realizaron el 17 de marzo 2021.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evaluaron el plasma de convaleciente o la inmunoglobulina hiperinmune para la covid-19, independientemente de la gravedad de la enfermedad, la edad, el sexo o el origen étnico. Para realizar evaluaciones de seguridad, también se incluyeron estudios no aleatorizados de intervención (ENAI) no controlados, si incluían al menos 500 participantes.

Se excluyeron los estudios que incluyeron poblaciones con otras enfermedades por coronavirus, como el síndrome respiratorio agudo grave (SARS) o el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), así como los estudios que evaluaron la inmunoglobulina estándar.

Obtención y análisis de los datos: 

Se siguió la metodología estándar de Cochrane.

Para evaluar el sesgo en los estudios incluidos se utilizó la herramienta Cochrane “Risk of Bias 2” para los ECA y, para los ENAI, los criterios de evaluación para estudios observacionales, proporcionados por el Grupo Cochrane de Cáncer infantil. Con el método GRADE se calificó la certeza de la evidencia para los siguientes desenlaces: mortalidad por todas las causas, mejoría y empeoramiento del estado clínico (en personas con enfermedad moderada a grave), aparición de síntomas clínicos graves de covid-19 (en personas con enfermedad leve o asintomáticas), calidad de vida (incluida la fatiga y la autonomía funcional), eventos adversos de grados 3 y 4 y eventos adversos graves.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 estudios (12 ECA, un ENAI) con 48 509 participantes, de los cuales 41 880 recibieron plasma de convaleciente. No se identificaron estudios completados que evaluaran la inmunoglobulina hiperinmune. Se identificaron otros 100 estudios en curso que evalúan el plasma de convaleciente o la inmunoglobulina hiperinmune, y 33 estudios informaron que se habían completado o finalizado.

Personas con un diagnóstico confirmado de covid-19 y enfermedad de moderada a grave

Once ECA y un ENAI investigaron el uso de plasma de convaleciente en 48 349 participantes con enfermedad moderada a grave. Nueve ECA compararon el plasma de convaleciente con un tratamiento con placebo o con la atención estándar sola, y dos compararon el plasma de convaleciente con plasma estándar (resultados no incluidos en el resumen).

Efectividad del plasma de convaleciente

Se incluyeron datos de nueve ECA (12 875 participantes) para evaluar la efectividad del plasma de convaleciente en comparación con el placebo o la atención estándar sola.

El plasma de convaleciente no reduce la mortalidad por todas las causas a los 28 días (razón de riesgos [RR] 0,98; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,92 a 1,05; siete ECA, 12 646 participantes; evidencia de certeza alta). Tiene poco o ningún efecto en la mejoría clínica de todos los participantes cuando se evalúa por la retirada de la asistencia respiratoria (RR no calculable; ocho ECA, 12 682 participantes; evidencia de certeza alta). Tiene poco o ningún efecto en la posibilidad de ser desconectado o retirado de la ventilación mecánica invasiva en el subgrupo de participantes que requieren ventilación mecánica invasiva al inicio (RR 1,04; IC del 95%: 0,57 a 1,93; dos ECA, 630 participantes; evidencia de certeza baja). No reduce la necesidad de ventilación mecánica invasiva (RR 0,98; IC del 95%: 0,89 a 1,08; cuatro ECA, 11 765 participantes; evidencia de certeza alta). No se identificaron diferencias entre subgrupos.

No se identificaron estudios que informaran sobre la calidad de vida y, por lo tanto, no se sabe si el plasma de convaleciente tiene algún efecto en la calidad de vida. Un ECA evaluó la resolución de la fatiga a los siete días, pero no existe certeza sobre el efecto (RR 1,21; IC del 95%: 1,02 a 1,42; 309 participantes; evidencia de certeza muy baja).

Seguridad del plasma de convaleciente

Se incluyeron los resultados de ocho ECA y un ENAI para evaluar la seguridad del plasma de convaleciente. Algunos de los ECA informaron sobre los datos de seguridad solo para el grupo de plasma de convaleciente.

Se desconoce si el plasma de convaleciente aumenta o reduce el riesgo de eventos adversos de grados 3 y 4 (RR 0,90; IC del 95%: 0,58 a 1,41; cuatro ECA, 905 participantes; evidencia de certeza baja) y los eventos adversos graves (RR 1,24; IC del 95%: 0,81 a 1,90; dos ECA, 414 participantes; evidencia de certeza baja).

En el texto completo se incluye un resumen de los eventos informados en los ENAI (que incluyen datos de seguridad de 20 000 de 35 322 participantes transfundidos), y de cuatro ECA que informaron los datos de seguridad solo de los participantes transfundidos (6125 participantes).

Personas con un diagnóstico confirmado de infección por SARS-CoV-2 y enfermedad leve o asintomática

Se identificó un ECA con 160 participantes, que comparaba el plasma de convaleciente con el tratamiento con placebo (suero fisiológico).

Efectividad del plasma de convaleciente

Existe mucha incertidumbre con respecto al efecto del plasma de convaleciente sobre la mortalidad por todas las causas (RR 0,50; IC del 95%: 0,09 a 2,65; evidencia de certeza muy baja). Existe incertidumbre con respecto al efecto del plasma de convaleciente sobre la aparición de síntomas clínicos graves de covid-19 (RR no calculable; evidencia de certeza baja).

No se identificaron estudios que informaran sobre la calidad de vida.

Seguridad del plasma de convaleciente

Se desconoce si el plasma de convaleciente se asocia con un mayor riesgo de eventos adversos de grados 3 o 4 (evidencia de certeza muy baja) o con eventos adversos graves (evidencia de certeza muy baja).

Esta es una revisión sistemática continua. Cada semana se busca nueva evidencia y se actualiza la revisión cuando se identifica evidencia nueva relevante. Consultar el estado actual de esta revisión en la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas (Cochrane Database of Systematic Reviews).

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information