Alimentos enterales completos tempranos para recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer

Pregunta de la revisión: ¿los recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer (lactantes nacidos prematuramente o pequeños) crecen más rápido y tienen menos problemas cuando reciben todos los nutrientes en forma de alimentos con leche desde poco después del parto (en comparación con la introducción gradual de los alimentos con leche mientras se administran líquidos o nutrientes a través de un goteo intravenoso [una infusión lenta en la sangre a través de una vena])?

Antecedentes: "alimentación enteral completa temprana" significa que los recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer reciben toda la nutrición en forma de alimentación con leche desde poco después del parto, y no reciben líquidos suplementarios ni nutrición por goteo intravenoso. La evaluación de si este enfoque es seguro y beneficioso es particularmente pertinente para la alimentación de los recién nacidos muy prematuros o de muy bajo peso al nacer (nacidos antes de las 32 semanas o con un peso inferior a 1500 g).

Características de los estudios: se incluyeron seis ensayos, todos realizados en unidades de atención neonatal en la India durante la década de 2010. Los ensayos fueron en general de buena calidad, aunque la mayoría fueron pequeños (en total 526 recién nacidos). Los participantes fueron recién nacidos prematuros con un peso al nacer entre 1000 y 1500 g.

La búsqueda está actualizada hasta julio de 2020.

Resultados clave: no hubo datos suficientes para demostrar si los recién nacidos que recibieron alimentación completa con leche desde el parto aumentaron de peso y crecieron más rápidamente que los lactantes en los que se introdujeron gradualmente los alimentos durante la primera o segunda semana después del parto. Los ensayos no informaron sobre los efectos que la alimentación completa temprana con leche podría tener sobre el desarrollo y el crecimiento posterior del recién nacido. Los ensayos incluidos no encontraron evidencia de otros posibles efectos beneficiosos o perjudiciales de la alimentación completa temprana, incluidos los efectos sobre la alimentación o los problemas intestinales.

Conclusión: no hay evidencia suficiente para determinar si la alimentación completa temprana con leche beneficia a los recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer. Se necesitarían nuevos ensayos para resolver esta incertidumbre.

Calidad de la evidencia: la evidencia se calificó como de calidad baja o muy baja porque los ensayos incluidos fueron pequeños, tuvieron algunas deficiencias metodológicas y sus hallazgos no fueron consistentes. Lo anterior significa que es muy probable que los estudios de investigación adicionales tengan un impacto importante sobre las estimaciones del efecto y en la confianza en los hallazgos.

Conclusiones de los autores: 

Los ensayos no proporcionaron datos suficientes para determinar con certeza la forma en la que la alimentación enteral completa temprana, en comparación con la introducción retrasada o progresiva de la alimentación enteral, afecta al crecimiento de los lactantes prematuros o de bajo peso al nacer. No se conoce con certeza si la alimentación enteral completa temprana afecta el riesgo de enterocolitis necrosante debido al riesgo de sesgo en los ensayos (a causa de la falta de enmascaramiento), la inconsistencia y la imprecisión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La introducción y el avance de la alimentación enteral para los lactantes prematuros o de bajo peso al nacer se suele retrasar debido a la preocupación de que la alimentación enteral completa temprana no sea bien tolerada o pueda aumentar el riesgo de enterocolitis necrosante. Sin embargo, la alimentación enteral completa temprana podría aumentar la ingesta de nutrientes y las tasas de crecimiento, acelerar la transición posnatal fisiológica, metabólica y de la microbioma intestinal, y reducir el riesgo de complicaciones asociadas con los dispositivos intravasculares para la administración de líquidos.

Objetivos: 

Determinar la forma en la que la alimentación enteral completa temprana, en comparación con la introducción retardada o progresiva de la alimentación enteral, afecta el crecimiento y los eventos adversos como la enterocolitis necrosante, en los lactantes prematuros o de bajo peso al nacer.

Métodos de búsqueda: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología para buscar en el Registro Cochrane central de ensayos controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials); en MEDLINE Ovid, Embase Ovid, Maternity & Infant Care Database Ovid, el Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature, y en las bases de datos de ensayos clínicos, las actas de congresos y las listas de referencias de los artículos recuperados los ensayos controlados aleatorizados y cuasialeatorizados hasta octubre de 2020.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados que compararon la alimentación enteral completa temprana con la introducción retardada o progresiva de la alimentación enteral en lactantes prematuros o de bajo peso al nacer.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los métodos estándar del Grupo Cochrane de Neonatología. Dos autores de la revisión por separado evaluaron la elegibilidad de los ensayos y su calidad, extrajeron los datos y resumieron las estimaciones del efecto mediante las razones de riesgos (RR), las diferencias de riesgos y las diferencias de medias (DM), con los intervalos de confianza (IC) del 95%. Se utilizaron los criterios GRADE para evaluar la certeza de la evidencia.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ensayos. Todos se realizaron en la década de 2010 en instalaciones de atención neonatal en la India. En total participaron 526 lactantes. En su mayoría fueron lactantes muy prematuros con un peso al nacer entre 1000 g y 1500 g. Los ensayos fueron de buena calidad metodológica, pero una posible fuente de sesgo fue que los padres, los médicos y los investigadores no estaban cegados a la intervención. Los ensayos compararon la alimentación completa temprana (60 ml/kg a 80 ml/kg el primer día después del parto) con la alimentación enteral mínima (habitualmente 20 ml/kg el primer día), complementada con líquidos intravenosos. Los volúmenes de alimentación aumentaron diariamente, según lo tolerado, de 20 ml/kg a 30 ml/kg de peso corporal, hasta un volumen objetivo en estado estable de 150 ml/kg a 180 ml/kg/día. Todos los lactantes participantes se alimentaron preferentemente con leche materna extraída, en dos ensayos los volúmenes insuficientes se complementaron con leche materna de donante y en cuatro se utilizó leche maternizada para prematuros.

Hubo pocos datos disponibles para evaluar los parámetros de crecimiento. Un ensayo (64 participantes) informó de una tasa de aumento de peso más lenta (diferencia mediana -3,0 g/kg/día), y otro (180 participantes) informó de una tasa de aumento de peso más rápida en el grupo de alimentación enteral completa temprana (DM 1,2 g/kg/día). No se realizaron metanálisis de estos datos (evidencia de certeza muy baja). Ninguno de los ensayos informó sobre la tasa de crecimiento del perímetro cefálico. Un ensayo informó que la puntuación z media del peso al alta hospitalaria fue mayor en el grupo de alimentación enteral completa temprana (DM 0,24; IC del 95%: 0,06 a 0,42; evidencia de certeza baja). Los metanálisis no mostraron evidencia de un efecto sobre la enterocolitis necrosante (RR 0,98; IC del 95%: 0,38 a 2,54; seis ensayos, 522 participantes; I² = 51%; evidencia de certeza muy baja).

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save