Terapia cognitivo-conductual para la ansiedad en niños y jóvenes

¿Por qué es importante esta revisión?

Muchos niños y jóvenes presentan problemas de ansiedad. Los niños y jóvenes con trastornos de ansiedad tienen más probabilidades que sus compañeros de tener dificultades con las amistades, la vida familiar y escolar, así como de desarrollar problemas de salud mental más adelante en la vida. Las terapias como la terapia cognitivo-conductual (TCC) pueden ayudar a los niños y jóvenes a superar las dificultades de la ansiedad mediante el uso de nuevas formas de pensar y de enfrentarse a sus miedos.

¿Quién estará interesado en esta revisión?

Padres, niños y jóvenes; personas que trabajan en la educación; profesionales que trabajan en servicios de salud mental para niños y jóvenes; y médicos de familia.

¿Qué preguntas pretende contestar esta revisión?

Esta revisión actualiza y reemplaza las revisiones Cochrane anteriores de 2005 y 2015, que mostraron que la TCC es un tratamiento eficaz para los niños y jóvenes con trastornos de ansiedad.

Esta revisión tuvo como objetivo responder las siguientes preguntas:

• ¿La TCC es más efectiva que una lista de espera o ningún tratamiento?

• ¿La TCC es más eficaz que otros tratamientos y medicamentos?

• ¿La TCC ayuda a reducir los síntomas de ansiedad en los niños y jóvenes a más largo plazo?

• ¿Algunos tipos de TCC son más efectivos que otros? (p.ej., la terapia individual versus grupal)

• ¿La TCC es efectiva para grupos específicos? (p.ej., niños con autismo)

¿Qué estudios se incluyeron en la revisión?

Se realizaron búsquedas en las bases de datos para encontrar todos los estudios de TCC para los trastornos de ansiedad en niños y jóvenes publicados hasta octubre de 2019. Para ser incluidos en la revisión, los estudios debían ser ensayos controlados aleatorizados (un tipo de estudio en el que los participantes se asignan a uno de dos o más grupos de tratamiento mediante un método aleatorio) y debían incluir a jóvenes menores de 19 años con un diagnóstico de trastorno de ansiedad. En la revisión se incluyeron 87 estudios con 5964 participantes en los análisis.

¿Qué nos dice la evidencia de la revisión?

La calidad general de la evidencia se consideró "moderada" o "baja". Existe evidencia de que la TCC es más eficaz que una lista de espera o ningún tratamiento para reducir la ansiedad en los niños y jóvenes, aunque los hallazgos varían según los estudios. No hay evidencia clara de que la TCC sea más efectiva que otros tratamientos. Un escaso número de estudios analizó los desenlaces seis meses después de la administración de la TCC y mostró que continuaba la reducción de la ansiedad. No se encontró evidencia clara de que una forma de proporcionar la TCC sea más eficaz que otra (p.ej., en un grupo, tratamientos más largos, con los padres) o que la TCC sea más o menos eficaz para un grupo específico de niños (p.ej., niños con trastornos del espectro autista).

¿Qué debe suceder a continuación?

En los estudios de investigación futuros se debería comparar la TCC con tratamientos y medicamentos alternativos; identificar quiénes se benefician y quiénes no se benefician de la TCC y qué necesitan los que no se benefician; establecer la forma de hacer más accesible la TCC; y prestar mucha más atención a las poblaciones desatendidas, incluidos los niños y jóvenes de países de ingresos bajos y medios.

Conclusiones de los autores: 

La TCC es probablemente más eficaz a corto plazo que las listas de espera/ningún tratamiento, y puede ser más eficaz que el control de atención. Se encontró poca o ninguna evidencia en los resultados de que la TCC sea superior a la atención habitual o a los tratamientos alternativos, pero la confianza en estos hallazgos es limitada debido a las preocupaciones sobre la cantidad y la calidad de la evidencia disponible, y todavía se sabe poco sobre la mejor manera de mejorar eficientemente los desenlaces.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las revisiones Cochrane anteriores han mostrado que la terapia cognitivo-conductual (TCC) es efectiva en el tratamiento de los trastornos de ansiedad en la niñez. Sin embargo, todavía hay dudas con respecto a lo siguiente: evidencia actualizada de la eficacia y la aceptabilidad relativas de la TCC en comparación con listas de espera/ningún tratamiento, tratamiento habitual, controles de atención y tratamientos alternativos; los efectos beneficiosos en varios desenlaces; los efectos a más largo plazo; los desenlaces para diferentes formatos de administración; y entre los niños con trastornos del espectro autista (TEA) y los niños con deficiencias intelectuales.

Objetivos: 

Examinar el efecto de la TCC para los trastornos de ansiedad en la niñez, en comparación con lista de espera/ningún tratamiento, tratamiento habitual (TH), control de atención, tratamiento alternativo y medicación.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane de ensayos controlados del Grupo Cochrane de Trastornos mentales comunes (Cochrane Common Mental Disorders Controlled Trials Register) (todos los años hasta 2016), en el Registro Cochrane central de ensayos controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE, Embase y PsycINFO (cada uno hasta octubre de 2019), en registros internacionales de ensayos y se realizaron búsquedas en la literatura gris.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados de TCC que implicaban el contacto directo con el niño, los padres o ambos, e incluyeron comparadores que no eran la TCC (lista de espera/ningún tratamiento, tratamiento habitual, control de atención, tratamiento alternativo, medicación). Los participantes eran menores de 19 años y cumplieron con los criterios diagnósticos de un trastorno de ansiedad. Los desenlaces principales fueron la remisión del diagnóstico de ansiedad primaria después del tratamiento y la aceptabilidad (número de participantes perdidos en la evaluación posterior al tratamiento), y los desenlaces secundarios incluyeron la remisión de todos los diagnósticos de ansiedad, la reducción de los síntomas de ansiedad, la reducción de los síntomas depresivos, la mejora del funcionamiento global, los efectos adversos y los efectos a más largo plazo.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane. Para evaluar la calidad general de la evidencia se utilizaron los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 87 estudios y 5964 participantes en los análisis cuantitativos.

En comparación con la lista de espera/ningún tratamiento, la TCC probablemente aumenta la remisión posterior al tratamiento de los diagnósticos de ansiedad primaria (TCC: 49,4%, lista de espera/ningún tratamiento: 17,8%; OR 5,45; intervalo de confianza [IC] del 95%: 3,90 a 7,60; n = 2697, 39 estudios, calidad moderada); NNTB 3 (IC del 95%: 2,25 a 3,57) y todos los diagnósticos de ansiedad (OR 4,43; IC del 95%: 2,89 a 6,78; n = 2075, 28 estudios, calidad moderada).

Evidencia de calidad baja no mostró una diferencia entre la TCC y el TH en la remisión de los trastornos de ansiedad primaria después del tratamiento (OR 3,19; IC del 95%: 0,90 a 11,29; n = 487, ocho estudios), pero sí indicaron que la TCC puede aumentar la remisión de todos los trastornos de ansiedad en comparación con el TH (OR 2,74; IC del 95%: 1,16 a 6,46; n = 203, cinco estudios).

En comparación con el control de atención, la TCC puede aumentar la remisión después del tratamiento de los trastornos de ansiedad primaria (OR 2,28; IC del 95%: 1,33 a 3,89; n = 822, diez estudios, calidad baja) y de todos los trastornos de ansiedad (OR 2,75; IC del 95%: 1,22 a 6,17; n = 378, cinco estudios, calidad baja).

No hubo suficientes datos disponibles para comparar la TCC con tratamientos alternativos en la remisión posterior al tratamiento de los trastornos de ansiedad primaria, y evidencia de calidad baja mostró que puede haber poca o ninguna diferencia entre estos grupos en la remisión posterior al tratamiento de todos los trastornos de ansiedad (OR 0,89; IC del 95%: 0,35 a 2,23; n = 401, cuatro estudios).

Evidencia de calidad baja no mostró diferencias en cuanto a la aceptabilidad entre la TCC y la lista de espera/ningún tratamiento (OR 1,09; IC del 95%: 0,85 a 1,41; n = 3158, 45 estudios), el tratamiento habitual (OR 1,37; IC del 95%: 0,73 a 2,56; n = 441, ocho estudios), el control de atención (OR 1,00; IC del 95%: 0,68 a 1,49; n = 797, 12 estudios) y el tratamiento alternativo (OR 1,58; IC del 95%: 0,61 a 4,13; n = 515, siete estudios).

No se informaron efectos adversos en los estudios; sin embargo, en el escaso número de estudios en los que se hizo referencia a los efectos adversos, no estuvo claro si se controlaron de forma sistemática.

En el texto se ofrecen los resultados de los desenlaces de los síntomas de ansiedad, los desenlaces más amplios, los desenlaces a largo plazo y los análisis de subgrupos.

No se encontró evidencia de diferencias consistentes en los desenlaces según los formatos de administración (p.ej., individual versus grupal; cantidad de tiempo de contacto con del terapeuta) ni entre las muestras con y sin TEA, y ningún estudio incluyó muestras de niños con deficiencias intelectuales.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save