Programas de higiene bucodental en individuos con discapacidad intelectual

Pregunta de la revisión

¿Cuán efectivos son los programas de higiene bucodental en pacientes con discapacidad intelectual?

Antecedentes

La eliminación de la placa dental mediante el cepillado diario de los dientes desempeña una función principal en la prevención de la caries dental y las enfermedades de las encías, las dos causas principales de la pérdida de dientes. Cepillarse los dientes es una habilidad que puede ser difícil para los pacientes con discapacidad intelectual (DI); pueden requerir ayuda y las personas que los cuidan pueden necesitar entrenamiento sobre cómo ayudarlos.

Características de los estudios

Se buscaron estudios hasta el 4 de febrero de 2019. Esta revisión incluyó 34 estudios con 1795 pacientes con discapacidad intelectual y 354 cuidadores. Diecinueve estudios asignaron al azar a los participantes a dos o más grupos (es decir ensayos controlados aleatorizados [ECA] y 15 eran estudios no aleatorizados [no ECA]).

Los estudios evaluaron diferentes maneras de mejorar la higiene bucodental de los pacientes con DI: cepillos de dientes manuales especiales; cepillos de dientes eléctricos; entrenamiento en higiene bucodental para los cuidadores; entrenamiento en higiene bucodental para los pacientes con DI; variación de los intervalos programados entre las visitas al odontólogo y la supervisión del cepillado de los dientes; uso de la discusión de fotografías clínicas como motivador; variación de la frecuencia de cepillado de los dientes de los pacientes con DI; uso de un agente revelador de placa y uso de planes de cuidado bucodental individualizados.

Los estudios evaluaron la inflamación gingival (encías rojas e hinchadas) y la placa. Algunos estudios evaluaron el conocimiento de los cuidadores, el comportamiento, la actitud y la autoeficacia (creencia en la competencia) en cuanto a la higiene bucodental, así como el comportamiento en cuanto a la higiene bucodental y las aptitudes de los pacientes con DI. No se midió la caries dental ni la calidad de vida. Los estudios se agruparon según el momento en el que se midieron los resultados: a corto plazo (seis semanas o menos), a medio plazo (entre seis semanas y 12 meses) y a largo plazo (más de 12 meses).

Resultados clave

Un cepillo de dientes manual especial (el Superbrush), usado por los cuidadores, puede ser mejor para reducir los niveles de inflamación gingival y posiblemente la placa en pacientes con DI que un cepillo de dientes manual estándar a plazo medio, aunque lo anterior no se observó a corto plazo.

No se encontró ninguna diferencia entre los cepillos de dientes eléctricos y manuales usados por los pacientes con DI o los cuidadores en cuanto a la inflamación gingival o la placa a plazo medio y los resultados a corto plazo fueron poco claros.

El adiestramiento de los cuidadores en cuanto al cepillado de los dientes de los pacientes con DI puede haber mejorado el conocimiento en higiene bucodental de los cuidadores a plazo medio.

El adiestramiento de los pacientes con DI en cuanto al cepillado de sus propios dientes puede haber reducido la cantidad de placa en los dientes a corto plazo.

Las visitas de control bucodental programadas regularmente y la posibilidad de que los cuidadores supervisen el cepillado de dientes entre las visitas pueden haber presentado una mayor probabilidad que la atención habitual de reducir la inflamación gingival y la placa a largo plazo.

El debate sobre las fotografías clínicas de la placa en los dientes de los participantes observada mediante un agente revelador para motivarlos a realizar un mejor cepillado de dientes no pareció reducir la placa.

El cepillado de dientes diario llevado a cabo por un estudiante de odontología puede ser más efectivo para la reducción de los niveles de placa a corto plazo que el cepillado de dientes por parte del profesional una vez o dos veces por semana.

El dentífrico con un agente revelador de la placa y los planes de atención bucodental individualizados fueron evaluados cada uno en un estudio no aleatorizado que indicó que pueden ser beneficiosos.

Solo un estudio se propuso medir formalmente los efectos secundarios negativos; sin embargo, la mayoría de los estudios comentaron que no se encontraron. Algunos estudios encontraron que algunos pacientes tenían dificultades con los cepillos de dientes eléctricos o manuales especiales.

Certeza de la evidencia

Aunque algunas intervenciones de higiene bucodental en pacientes con DI muestran evidencia científica de beneficios, no está claro qué significan en realidad estos beneficios para la higiene bucodental o la salud bucodental de un individuo. La certeza de la evidencia es principalmente baja o muy baja por lo que la investigación futura puede cambiar los resultados. Solo hay evidencia de certeza moderada para un hallazgo: los cepillos de dientes eléctricos y manuales probablemente presentan una efectividad similar para reducir la inflamación gingival en pacientes con DI a medio plazo. Se necesitan más y mejores estudios de investigación para evaluar completamente las intervenciones prometedoras para mejorar la higiene bucodental de los pacientes con DI y para confirmar qué intervenciones no son efectivas. Mientras tanto, los cambios en los hábitos actuales según esta revisión se deben realizar con cautela, y las decisiones acerca de la atención para la higiene bucodental se deben basar en la experiencia profesional y las necesidades y las preferencias de los pacientes con DI y sus cuidadores.

Conclusiones de los autores: 

Aunque algunas intervenciones de higiene bucodental en pacientes con DI mostraron efectos beneficiosos, su importancia clínica no está clara. La certeza de la evidencia fue en su mayoría baja o muy baja. Hubo evidencia de certeza moderada solo para un hallazgo: los cepillos de dientes eléctricos y manuales probablemente presentan una efectividad similar para reducir la inflamación gingival en pacientes con DI a medio plazo. Se recomienda la realización de ECA más grandes y de calidad más alta para respaldar o refutar los resultados de esta revisión. Mientras tanto, la atención para la higiene bucodental y el asesoramiento deben basarse en la experiencia profesional y las necesidades y las preferencias del individuo con DI y sus cuidadores.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La enfermedad periodontal (encía) y la caries dental (caries) son las causas más comunes de la pérdida de dientes; la placa dental juega un papel importante en el desarrollo de estas enfermedades. La higiene bucodental efectiva incluye la eliminación de la placa dental, p.ej. mediante el cepillado de dientes regular. Los pacientes con discapacidades intelectuales (DI) pueden tener una higiene bucodental y resultados de salud bucodental deficientes.

Objetivos: 

Evaluar los efectos (beneficiosos y perjudiciales) de las intervenciones de higiene bucodental, específicamente la eliminación mecánica de la placa, en pacientes con discapacidades intelectuales (DI).

Estrategia de búsqueda (: 

El Especialista en Información del Grupo Cochrane de Salud Bucodental realizó búsquedas en las siguientes bases de datos hasta el 4 de febrero de 2019: Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health's Trials Register), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE Ovid, Embase Ovid y PsycINFO Ovid. Se hicieron búsquedas de ensayos en curso en ClinicalTrials.gov y en la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform. La búsqueda en Embase estuvo restringida por fecha debido al Cochrane Centralised Search Project, que proporciona los ensayos clínicos indizados en Embase a través de CENTRAL. Se realizaron búsquedas manuales en resúmenes de congresos especializados de la International Association of Disability and Oral Health (2006 a 2016).

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) y algunos tipos de estudios no aleatorizados (no ECA) (ensayos controlados no aleatorizados, estudios controlados tipo antes y después, estudios de series de tiempo interrumpido y estudios de medidas repetidas) que evaluaban intervenciones de higiene bucodental dirigidas a pacientes con DI o sus cuidadores, o ambos. Se utilizó la definición de DI de la International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems 10a revisión (ICD-10). Se definió la higiene bucodental como la eliminación mecánica de la placa. Se excluyeron los estudios que evaluaban la eliminación química de la placa, o la eliminación mecánica y química de la placa combinadas.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos autores de revisión, de forma independiente, seleccionaron los registros de la búsqueda, identificaron los estudios relevantes, extrajeron los datos, evaluaron el riesgo de sesgo y juzgaron la certeza de la evidencia según los criterios GRADE. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener la información adicional necesaria. Los ECA y los no ECA se informaron por separado.

Resultados principales: 

Se incluyeron 19 ECA y 15 no ECA con 1795 adultos y niños con DI y 354 cuidadores. Las intervenciones evaluadas fueron: cepillos de dientes manuales especiales, cepillos de dientes eléctricos, adiestramiento en higiene bucodental, visitas odontológicas programadas más cepillado de dientes supervisado, discusión de fotografías clínicas que mostraban la placa, variación en la frecuencia del cepillado de dientes, agentes reveladores de la placa y planes de atención individualizados. Los resultados se clasificaron como a corto plazo (seis semanas o menos), a medio plazo (entre seis semanas y 12 meses) y a largo plazo (más de 12 meses).

La mayoría de los estudios fueron pequeños, y en general todos tuvieron riesgo alto o incierto de sesgo. Ninguno de los estudios informó sobre la calidad de vida ni la caries dental. Más abajo se presenta la evidencia disponible de los ECA (o no ECA cuando la comparación no tuvo ECA) para la salud gingival (inflamación y placa) y los efectos adversos, así como el conocimiento y los resultados del comportamiento para los estudios del adiestramiento.

Evidencia de muy baja certeza indicó que un cepillo de dientes manual especial (el Superbrush) redujo la inflamación gingival (IG), y posiblemente la placa, más que un cepillo de dientes convencional a medio plazo (IG: diferencia de medias [DM] -12,40; IC del 95%: -24,31 a -0,49; placa: DM -0,44; IC del 95%: -0,93 a 0,05; un ECA, 18 participantes); el cepillado lo realizaron los cuidadores. A corto plazo, ningún cepillo de dientes mostró superioridad (IG: DM -0,10; IC del 95%: -0,77 a -0,57; placa: DM -0,20; IC del 95%: -0,45 a -0,85; un estudio; 25 participantes; evidencia de certeza baja a muy baja).

Evidencia de certeza moderada y baja no encontró diferencias entre los cepillos de dientes eléctricos y manuales para reducir la IG o la placa, respectivamente, a plazo medio (IG: DM 0,02; IC del 95%: -0,06 a 0,09; placa: diferencia de medias estandarizada 0,29; IC del 95%: -0,07 a 0,65; dos ECA, 120 participantes). Los resultados a corto plazo fueron inconsistentes (cuatro ECA; evidencia de certeza baja a muy baja).

Evidencia de certeza baja indicó que el adiestramiento de los cuidadores en la atención para la higiene bucodental no tuvo un efecto detectable sobre los niveles de IG o la placa a plazo medio (IG: DM -0,09; IC del 95%: -0,63 a -0,45; placa: DM -0,07; IC del 95%: -0,26 a 0,13; dos ECA, 99 participantes). Evidencia de baja certeza indicó que el conocimiento de la higiene bucodental de los cuidadores fue mejor a medio plazo después del entrenamiento (DM 0,69; IC del 95%: 0,31 a 1,06; dos ECA, 189 participantes); resultado que no se encontró a corto plazo, y los resultados de los cambios en la conducta, la actitud y la autoeficacia fueron mixtos.

Un ECA (diez participantes) encontró que el adiestramiento de los pacientes con DI en la atención para la higiene bucodental redujo la placa pero no la IG a corto plazo (IG: DM -0,28; IC del 95%: -0,90 a -0,34; placa: DM -0,47; IC del 95%: -0,92 a -0,02; evidencia de certeza muy baja).

Un ECA (304 participantes) halló que las visitas de control bucodental programadas (en intervalos de 1, 3 o seis meses) más el cepillado de dientes diario supervisado tuvieron una mayor probabilidad que la atención habitual de reducir la IG (formación de bolsas pero no hemorragia) y la placa a largo plazo (evidencia de certeza baja).

Un ECA (29 participantes) encontró que la posibilidad de motivar a los pacientes con DI acerca de la higiene bucodental al debatir sobre las fotografías de sus dientes con placa destacada mediante un agente revelador de la placa no redujo la placa a plazo medio (evidencia de muy baja certeza).

Un ECA (80 participantes) halló que el cepillado de dientes diario por parte de los estudiantes de odontología fue más efectivo para reducir la placa en pacientes con DI que el cepillado de dientes una vez o dos veces por semana a corto plazo (evidencia de certeza baja).

Un no ECA que evaluó el dentífrico con un agente revelador de la placa y uno que evaluó planes de atención bucodental individualizados (evidencia de muy baja certeza) encontraron un efecto beneficioso para la salud gingival.

La mayoría de los estudios no informaron sobre los efectos adversos; de los que lo hicieron, solo un estudio los consideró un resultado formal. Algunos estudios informaron las dificultades de los participantes al utilizar cepillos de dientes eléctricos o manuales especiales.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save