Reducción de la temperatura del dializado para la hipotensión intradialítica en pacientes con nefropatía crónica que requieren hemodiálisis

¿Cuál es el problema?

Un número creciente de pacientes con enfermedad renal crónica necesitan hemodiálisis (HD). Cuando los riñones no son capaces de eliminar suficientes residuos de la sangre, se utiliza la HD para limpiar la sangre y eliminar el exceso de agua a través de una máquina de diálisis. La hipotensión intradialítica (HID) es una complicación frecuente de la HD, que se caracteriza por una caída repentina de la presión arterial (PA) con síntomas hipotensivos como mareos, debilidad, náuseas y fatiga, y es un factor de riesgo de morbilidad y mortalidad cardiovascular. En general, una disminución de la temperatura corporal está asociada con la contracción de los vasos y un aumento de la PA. Sin embargo, la temperatura del dializado ampliamente utilizada es de 37°C, y es probable que la temperatura corporal aumente durante la diálisis estándar. La eliminación del calor con dializado frío puede ser beneficiosa para la estabilidad hemodinámica. Además, la reducción empírica fija de la temperatura del dializado es simple y fácil de adoptar en la práctica diaria, sin embargo, puede aumentar la incomodidad del paciente, con sensación de frío, escalofríos y síntomas relacionados.

¿Qué se hizo?

Se recopilaron todos los datos de los estudios de pacientes con ERC que requirieron HD y que informaron de datos sobre la HDI, la tasa de molestias y otros resultados importantes. Se incluyeron 25 estudios con 712 participantes en la revisión y se realizó un metanálisis para estimar el efecto del enfriamiento del dializado.

¿Qué se encontró?

La calidad de los estudios incluidos fue generalmente muy baja debido al riesgo de sesgo, el tamaño pequeño de la muestra y la falta de información.

Se encontró evidencia de calidad muy baja de que la reducción fija de la temperatura del dializado disminuyó la incidencia de la HDI en comparación con el dializado estándar y aumentó la tasa de molestias. Cuando la incomodidad del paciente es mínima, la reducción de la temperatura del dializado puede ser una opción para reducir la HDI. Sin embargo, ningún estudio informó sobre los resultados a largo plazo como la muerte o los trastornos cardíacos.

Conclusions

Hay datos limitados que sugieren que la reducción de la temperatura del dializado puede prevenir la HDI, pero la conclusión es muy incierta. Se necesitan estudios más amplios que midan resultados importantes como la HDI o la mortalidad de los pacientes con HD para evaluar el efecto de la reducción de la temperatura del dializado.

Conclusiones de los autores: 

La reducción de la temperatura del dializado puede prevenir la HDI, pero la conclusión es incierta. Se necesitan estudios más amplios que midan resultados importantes para los pacientes con HD para evaluar el efecto de la reducción de la temperatura del dializado. Seis estudios en curso pueden aportar evidencia de calidad alta muy necesaria en el futuro.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La hipotensión intradialítica (HDI) es una complicación frecuente de la hemodiálisis (HD) y un factor de riesgo de morbilidad cardiovascular y muerte. Varios estudios clínicos sugirieron que la reducción de la temperatura del dializado, como la reducción fija de la temperatura del dializado o el dializado isotérmico mediante un sistema de biorretroalimentación, podría mejorar la tasa de HDI.

Objetivos: 

Esta revisión procuró evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la reducción de la temperatura del dializado para la HDI en pacientes con enfermedad renal crónica que requieren HD, en comparación con la temperatura estándar del dializado.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado Cochrane de Riñón y Trasplante hasta el 14 de mayo 2019 mediante contacto con el especialista en información, y con el uso de términos de búsqueda relevantes para esta revisión. Los estudios en el registro especializado se identifican mediante búsquedas en CENTRAL, MEDLINE y EMBASE, en actas de congresos, en el International Clinical Trials Register (ICTRP) Search Portal y en ClinicalTrials.gov.

Criterios de selección: 

Se incluyeron en la revisión ensayos controlados aleatorios (ECA), ECA cruzados, ECA grupales o ensayos controlados cuasialeatorios.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron de forma independiente la información, incluidos los participantes, las intervenciones, los resultados, los métodos del estudio y los riesgos de sesgo. Se utilizó un modelo de efectos aleatorios para realizar la síntesis cuantitativa de la evidencia. El riesgo de sesgo de cada estudio incluido se evaluó mediante la herramienta Cochrane de «Riesgo de sesgo». La certeza de la evidencia se evaluó mediante los criterios Grades of Recommendation, Assessment, Development and Evaluation (GRADE).

Resultados principales: 

Se incluyeron 25 estudios (712 participantes). Tres estudios fueron ECA paralelos y cinco fueron estudios cruzados (crossover). Diecinueve estudios compararon la reducción fija de la temperatura del dializado (por debajo de 36°C) y la temperatura estándar del dializado (37°C a 37,5°C). Todos los estudios presentaban un riesgo de sesgo incierto o alto. En comparación con el dializado estándar, no se sabe si la reducción fija de la temperatura del dializado mejora la tasa de HDI (8 estudios, 153 participantes: cociente de tasas 0,52; IC del 95%: 0,34 a 0,80; evidencia de certeza muy baja); sin embargo, podría aumentar la tasa de molestias en comparación con el dializado estándar (4 estudios, 161 participantes: cociente de tasas 8,31; IC del 95%: 1,86 a 37,12; evidencia de certeza muy baja). No se informaron abandonos debido a los eventos adversos. Ningún estudio informó de muerte, síndrome coronario agudo ni accidente cerebrovascular.

Tres estudios compararon el dializado isotérmico y el dializado termoneutral. El dializado isotérmico podría mejorar la tasa de HDI en comparación con el dializado termoneutral (2 estudios, 133 participantes: cociente de tasas 0,68; IC del 95%: 0,60 a 0,76; I2 = 0%; evidencia de certeza muy baja). No hubo informes de la tasa de molestias (1 estudio) o abandonos debidos a eventos adversos (2 estudios). Ningún estudio informó de muerte, síndrome coronario agudo ni accidente cerebrovascular.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save