Programas de cribado odontológico en escuelas para mejorar la salud bucodental de los niños

¿Cuál era el objetivo de esta revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane fue averiguar si el cribado odontológico escolar mejora la salud bucodental de los niños; y si lo hace, cuál es el mejor método de cribado. Se encontraron siete estudios relevantes para responder esta pregunta. Esta es una actualización de la revisión original publicada por primera vez en diciembre de 2017.

Mensajes clave

Hay evidencia insuficiente para extraer conclusiones acerca de si hay una función para el cribado odontológico tradicional en la escuela en la mejoría de la asistencia odontológica. Los programas de cribado odontológico en escuelas con cartas de derivación personalizadas o ítems de motivación adicionales probablemente tienen la capacidad de mejorar la asistencia odontológica durante el corto plazo (seguimiento de tres meses hasta dos años). El cribado basado en criterios específicos posiblemente puede ser mejor que ningún cribado. Sin embargo, no está claro si la mejoría en la asistencia odontológica da lugar a una mejor salud bucodental en los niños. Todavía se necesitan estudios de alta calidad que midan el efecto del cribado en la salud bucodental y que se realicen durante períodos más prolongados.

¿Qué se estudió en esta revisión?

Las enfermedades bucodentales, especialmente la caries dental, afectan a los niños en todo el mundo. Si no se tratan, la salud bucodental puede deteriorarse de forma progresiva y repercutir negativamente en el bienestar general de los niños. También tienen una carga económica a nivel familiar y de la comunidad.

El cribado odontológico en la escuela es una medida de salud pública en que el examen bucodental de los niños se realiza en el contexto de la escuela seguido de la información a los padres acerca de la condición bucodental y las necesidades de tratamiento de su hijo. Procura identificar cuestiones de salud bucodental en un estadio inicial e impulsar a los padres a buscar tratamiento cuando fuese necesario. La inquietud de esta revisión es conocer si en realidad lo anterior mejora la salud bucodental de los niños.

¿Cuáles son los principales resultados de esta revisión?

Se encontraron siete estudios relevantes, con 20 192 niños incluidos en el análisis. Se realizaron cuatro estudios en el Reino Unido, dos en la India y uno en los EE.UU. Los niños en estos estudios tenían entre cuatro y 15 años. Los estudios compararon a los niños sometidos a cribado en la escuela con niños no sometidos a cribado en cuanto a la salud bucodental y las visitas al dentista. Los estudios también compararon un tipo de cribado con otro (p.ej. variaciones en el examen clínico o el proceso de derivación).

No existe seguridad sobre si el cribado odontológico tradicional en la escuela mejora la asistencia odontológica debido a que la certidumbre de la evidencia se evaluó como muy baja.

El cribado basado en criterios específicos (p.ej. sin registro con un dentista) parece ser más efectivo para mejorar la asistencia odontológica que la ausencia de cribado (evidencia de certeza baja), aunque posiblemente no haya diferencias entre el cribado basado en criterios y el cribado general (evidencia de certeza muy baja).

Una carta personalizada de derivación a los padres parece mejorar la asistencia odontológica (evidencia de certidumbre baja).

El cribado cuando se complementa con motivación en cuanto a la educación sanitaria y el ofrecimiento de tratamiento gratuito parece mejorar la asistencia odontológica (evidencia de certidumbre baja).

Hubo evidencia no concluyente proveniente de un ensayo que comparó diferentes cartas de derivación: una carta de derivación basada en un modelo teórico conocido como «modelo de autorregulación de sentido común» enviado a los padres de los niños en los que se identificó la necesidad de tratamiento durante el cribado, con o sin una guía de información odontológica, en comparación con una carta de derivación tradicional (evidencia de certeza muy baja).

Los siete estudios realizaron el seguimiento de los niños durante tres a ocho meses después de ser sometidos al cribado. Por lo tanto, no se conoce si los beneficios del cribado se prolongaron con el transcurso del tiempo.

No se encontraron ensayos que consideraran la relación coste-efectividad de estos programas ni los efectos adversos.

¿Cuál es el grado de actualización de la revisión?

Se buscaron estudios publicados hasta el 4 de marzo 2019.

Conclusiones de los autores: 

Los ensayos incluidos en esta revisión evaluaron los efectos a corto plazo del cribado. Se encontró evidencia de certeza muy baja que no bastó para extraer conclusiones acerca de si el cribado odontológico escolar tradicional cumple alguna función en la mejoría de la asistencia odontológica. Para el cribado basado en criterios, se encontró evidencia de certidumbre baja de que puede mejorar la asistencia odontológica en comparación con ningún cribado. Sin embargo, en comparación con el cribado tradicional no hay evidencia de una diferencia en la asistencia odontológica (evidencia de certeza muy baja).

Se encontró evidencia de certeza baja para establecer la conclusión de que las cartas de derivación personalizadas o específicas podrían mejorar la asistencia odontológica en comparación con sus contrapartes no específicas. También se encontró evidencia de certeza baja de que el cribado complementado con motivación (educación en salud bucodental y ofrecimiento de tratamiento gratuito) podría mejorar la asistencia odontológica en comparación con el cribado solo. Para los niños que requerían tratamiento, se encontró evidencia de certeza muy baja que no fue concluyente con respecto a si una carta de derivación basada en el «modelo de auto-regulación de sentido común» era mejor que una carta de derivación estándar.

No se encontraron ensayos que consideraran los posibles efectos adversos del cribado dental en las escuelas o que evaluaran su efectividad para mejorar la salud bucodental.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cribado odontológico en la escuela se refiere a la inspección visual de la cavidad bucal de los niños en un contexto escolar seguido de la concientización de los padres acerca del estado de salud bucodental actual y las necesidades de tratamiento del niño. El cribado en la escuela procura identificar a los niños en un estadio anterior a la presentación de las enfermedades sintomáticas, lo cual, en consecuencia, impulsa la asistencia sanitaria bucodental preventiva y terapéutica para los niños. Esta revisión evalúa la efectividad del cribado odontológico en la escuela en cuanto a la mejoría del estado de salud bucodental. Esta es una actualización de la revisión original publicada por primera vez en 2017.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de los programas de cribado odontológico en la escuela en el estado de salud bucodental general y el uso de servicios odontológicos.

Estrategia de búsqueda (: 

El especialista en información del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health's Information Specialist) buscó en las siguientes bases de datos: Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health’s Trials Register) (hasta el 4 marzo 2019), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, el Cochrane Register of Studies, hasta el 4 marzo 2019), MEDLINE Ovid (1946 hasta el 4 marzo 2019) y en Embase Ovid (15 septiembre 2016 hasta el 4 marzo 2019). Se hicieron búsquedas de ensayos en curso en el US National Institutes of Health Trials Registry (ClinicalTrials.gov) y en la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform. No hubo ninguna restricción en el idioma ni en el estado de publicación al efectuar las búsquedas en las bases de datos electrónicas; sin embargo, la búsqueda en Embase se restringió a los últimos seis meses, debido al Cochrane Centralised Search Project, para identificar todos los ensayos clínicos y agregarlos a CENTRAL.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) (con asignación al azar grupal o de grupos paralelos) que evaluaban el cribado odontológico en la escuela en comparación con ninguna intervención o con un tipo de cribado en comparación con otro.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyeron siete ensayos (cinco eran ECA en grupos) con 20 192 niños de cuatro a 15 años de edad. Los ensayos evaluaron períodos de seguimiento de tres a ocho meses. Se realizaron cuatro ensayos en el Reino Unido, dos en la India y uno en los EE.UU. Se evaluaron dos ensayos como en riesgo de sesgo bajo, dos ensayos como en riesgo de sesgo alto y tres ensayos como en riesgo de sesgo incierto.

Ninguno de los ensayos tuvo un seguimiento a largo plazo para evaluar los efectos duraderos del cribado odontológico en la escuela.

Ninguno de los ensayos informó de la proporción de niños con caries no tratada u otras enfermedades bucodentales, la coste-efectividad ni los eventos adversos.

Cuatro ensayos evaluaron el cribado tradicional versus ningún cribado. Se realizó un metanálisis para el resultado “asistencia odontológica” y encontró un resultado no concluyente con heterogeneidad alta. Se encontró que, en parte, la heterogeneidad se debió al diseño del estudio (tres ECA con asignación al azar grupal y un ECA a nivel individual). Debido a la inconsistencia, la evidencia se disminuyó a “certidumbre muy baja” y no es posible establecer conclusiones acerca de esta comparación.

Dos ECA con asignación al azar grupal (ambos eran ensayos de cuatro brazos) evaluaron el cribado basado en criterios versus ningún cribado y mostraron una estimación agrupada del efecto de CR 1,07 (IC del 95%: 0,99 a 1,16), lo cual sugiere un beneficio posible para el cribado (evidencia de certidumbre baja). No hubo evidencia de una diferencia cuando el cribado basado en criterios se comparó con el cribado tradicional (CR 1,01; IC del 95%: 0,94 a 1,08) (evidencia de muy baja certidumbre).

En un ensayo, una carta específica de derivación (personalizada) se comparó con una no específica. Los resultados estuvieron a favor de la carta específica de derivación con un cálculo del efecto de CR 1,39 (IC del 95%: 1,09 a 1,77) para la asistencia a los servicios odontológicos generales y un cálculo del efecto de CR 1,90 (IC del 95%: 1,18 a 3,06) para la asistencia a los servicios ortodónticos especialistas (evidencia de certidumbre baja).

Un ensayo comparó el cribado complementado con motivación versus cribado solo. La asistencia odontológica fue más probable después del cribado complementado con motivación, con un cálculo del efecto de CR 3,08 (IC del 95%: 2,57 a 3,71) (evidencia de certidumbre baja).

Solo un ensayo informó de la proporción de niños con caries dental tratada. Este ensayo evaluó una carta de derivación posterior al cribado basada en el modelo de autorregulación de sentido común (un marco teórico que explica cómo las personas entienden y responden a las amenazas a su salud), con o sin una guía de información dental, en comparación con una carta de derivación estándar. Los resultados no fueron concluyentes. Debido al alto riesgo de sesgo, la falta de direccionalidad y la imprecisión, la evidencia se evaluó como de certeza muy baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save