¿Cuáles son los efectos beneficiosos y los riesgos de la administración de antibióticos y de la limpieza por un profesional de la salud dental para tratar la enfermedad de las encías?

¿Por qué es importante esta pregunta?

La enfermedad de las encías es una afección frecuente en la que las encías se inflaman, duelen o se infectan. Es causada por las bacterias que se acumulan en las encías y los dientes. Las encías enfermas pueden sangrar cuando las personas se cepillan los dientes y pueden causar mal aliento. Si no se trata la enfermedad de las encías, los dientes pueden aflojarse y finalmente caerse. Lo anterior puede afectar la capacidad de la persona de masticar y hablar. También puede hacer que las personas se sientan cohibidas por su apariencia.

Los profesionales de la odontología pueden limpiar los dientes y las encías para eliminar el exceso de bacterias de la boca. Utilizan instrumentos especiales, habitualmente un raspador con ultrasonido seguido de instrumentos manuales especializados, para raspar las bacterias de los dientes y evitar que afecten a las encías.

Los antibióticos (medicamentos que matan las bacterias) tomados por la boca (por vía oral) se pueden utilizar junto con la limpieza profesional para eliminar las bacterias de la zona entre los dientes y las encías. Sin embargo, existen riesgos potenciales asociados con los antibióticos, como las reacciones alérgicas y la resistencia a los antibióticos (cambios en las bacterias después de la exposición a los antibióticos, que les permiten sobrevivir a un futuro tratamiento con antibióticos).

Se realizó una revisión de la evidencia de los estudios de investigación para determinar los efectos beneficiosos y los riesgos de la administración de antibióticos junto con la limpieza dental profesional para tratar la enfermedad de las encías. También se deseaba conocer si algunos antibióticos funcionan mejor que otros en esta situación.

¿Cómo se identificó y evaluó la evidencia?

Se buscaron en la literatura médica los estudios controlados aleatorizados (estudios clínicos en los que las personas se colocan al azar en uno de dos o más grupos de tratamiento), ya que proporcionan la evidencia más sólida sobre los efectos de un tratamiento. Luego se compararon los resultados y se resumió la evidencia de todos los estudios. Finalmente, la confianza en la evidencia se calificó sobre la base de factores como los métodos y los tamaños de los estudios, así como la consistencia de los hallazgos entre los estudios.

¿Qué se encontró?

Se encontraron 45 estudios que incluyeron a 2664 personas mayores de 18 años con enfermedad de las encías. Los estudios compararon la limpieza profesional más los antibióticos con la limpieza profesional solamente, o compararon diferentes antibióticos utilizados junto con la limpieza profesional entre sí.

No es posible decir si los antibióticos reducen la enfermedad de las encías a largo plazo (un año o más después del tratamiento), o si algunos antibióticos son mejores que otros. Este hecho se debe a que existe muy poca confianza en la evidencia que se encontró.

No es posible decir si los antibióticos se asocian con efectos no deseados porque existe muy poca confianza en la evidencia. Los efectos no deseados más frecuentes fueron los trastornos gastrointestinales leves y temporales como las náuseas, los vómitos, la diarrea o un sabor metálico en la boca. No se informaron efectos no deseados graves.

No se informó de estudios sobre la resistencia a los antimicrobianos, ni sobre los cambios en la calidad de vida de las personas.

¿Qué significa esto?

No se sabe si:

- la administración de antibióticos junto con la limpieza profesional es beneficiosa para el tratamiento de la enfermedad de las encías a largo plazo (más de un año después del tratamiento);
- la administración de antibióticos junto con la limpieza profesional se asocia con efectos no deseados; o
- algunos antibióticos son mejores que otros para tratar la enfermedad de las encías junto con la limpieza profesional.

La confianza en la evidencia disponible es muy baja. Es probable que los resultados de esta revisión cambien cuando haya más evidencia disponible. Los estudios futuros deberían definir claramente qué se considera una mejora mínimamente importante en la enfermedad de las encías.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

La evidencia de esta revisión Cochrane está actualizada hasta marzo de 2020.

Conclusiones de los autores: 

Hay evidencia de certeza muy baja (en el seguimiento a largo plazo) para informar a los médicos y los pacientes acerca de si los antimicrobianos sistémicos complementarios son de alguna ayuda para el tratamiento no quirúrgico de la periodontitis. No hay evidencia suficiente para decidir si algunos antibióticos son mejores que otros cuando se administran junto con el RAR. Ninguno de los ensayos informó sobre eventos adversos graves, pero los pacientes deben estar al tanto de los eventos adversos frecuentes relacionados con estos fármacos.

Es necesario realizar ECA bien planificados que definan claramente la diferencia clínica mínimamente importante para los desenlaces de las bolsas cerradas, el NIC, la PBS y la HS.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los antimicrobianos sistémicos se pueden utilizar como complemento del desbridamiento mecánico (raspado y alisado radicular [RAR]) como método de tratamiento no quirúrgico de la periodontitis. En la bibliografía se documentan varios antibióticos con diferentes dosis y combinaciones. La revisión sigue la clasificación anterior de periodontitis, ya que todos los estudios incluidos utilizaron esta clasificación.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los antimicrobianos sistémicos como complemento del RAR para el tratamiento no quirúrgico de los pacientes con periodontitis.

Métodos de búsqueda: 

El documentalista del Grupo Cochrane de Salud Oral realizó búsquedas en las siguientes bases de datos hasta el 9 de marzo de 2020: Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Salud oral (Cochrane Oral Health's Trials Register), CENTRAL, MEDLINE y Embase. Se hicieron búsquedas de ensayos en curso en los US National Institutes of Health Ongoing Trials Register (ClinicalTrials.gov) y en la Plataforma de registros internacionales de ensayos clínicos de la Organización Mundial de la Salud.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) en individuos con periodontitis diagnosticada clínicamente y no tratada. Los ensayos compararon el RAR con los antibióticos sistémicos versus RAR solo/placebo, o con otros antibióticos sistémicos.

Obtención y análisis de los datos: 

La selección de los ensayos, la extracción de los datos y la evaluación del riesgo de sesgo se realizaron por duplicado. Se calcularon las diferencias de medias (DM) para los datos continuos, con intervalos de confianza (IC) del 95%. La certeza de la evidencia se evaluó mediante los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 45 ensayos realizados en todo el mundo, con 2664 participantes adultos. Catorce estudios tuvieron un riesgo general de sesgo bajo, en ocho el riesgo fue alto y en los 23 restantes fue incierto. Siete ensayos no proporcionaron datos para el análisis. Se evaluó la certeza de la evidencia de las diez comparaciones que informaron de un seguimiento a largo plazo (≥ 1 año). Ninguno de los estudios informó datos sobre la resistencia a los antimicrobianos ni los cambios en la calidad de vida comunicados por los pacientes.

Amoxicilina + metronidazol + RAR versus RAR en la periodontitis crónica/agresiva: la evidencia del porcentaje de bolsas cerradas (DM -16,20%; IC del 95%: -25,87 a -6,53; un estudio, 44 participantes), el nivel de inserción clínica (NIC) (DM -0,47 mm; IC del 95%: -0,90 a -0,05; dos estudios, 389 participantes), la profundidad de la bolsa al sondaje (PBS) (DM -0,30 mm; IC del 95%: -0,42 a -0,18; dos estudios, 389 participantes) y el porcentaje de hemorragia al sondaje (HS) (DM -8,06%; IC del 95%: -14,26 a -1,85; dos estudios, 389 participantes) fue de certeza muy baja. Solo los resultados de las bolsas cerradas y la HS mostraron una diferencia clínica mínimamente importante (DCMI) a favor de amoxicilina + metronidazol + RAR.

Metronidazol + RAR versus RAR en la periodontitis crónica/agresiva: la evidencia del porcentaje de bolsas cerradas (DM -12,20%; IC del 95%: -29,23 a 4,83; un estudio, 22 participantes), el NIC (DM -1,12 mm; IC del 95%: -2,24 a 0; tres estudios, 71 participantes), la PBS (DM -1,11 mm; IC del 95%: -2,84 a 0,61; dos estudios, 47 participantes) y el porcentaje de HS (DM -6,90%; IC del 95%: -22,10 a 8,30; un estudio, 22 participantes) fue de certeza muy baja. Solo los resultados del NIC y la PBS mostraron una DCMI que favoreció al grupo MTZ + RAR.

Azitromicina + RAR versus RAR para la periodontitis crónica/agresiva: no se encontró evidencia de una diferencia en el porcentaje de bolsas cerradas (DM 2,50%; IC del 95%: -10,19 a 15,19; un estudio, 40 participantes), el NIC (DM -0,59 mm; IC del 95%: -1,27 a 0.08; dos estudios, 110 participantes), la PBS (DM -0,77 mm; IC del 95%: -2,33 a 0,79; dos estudios, 110 participantes) ni en el porcentaje de HS (DM -1,28%; IC del 95%: -4,32 a 1,76; dos estudios, 110 participantes) (evidencia de certeza muy baja para todos los resultados).

Amoxicilina + clavulanato + RAR versus RAR para la periodontitis crónica: la evidencia de un estudio (21 participantes) para el NIC (DM 0,10 mm; IC del 95%: -0,51 a 0,71), la PBS (DM 0,10 mm; IC del 95%: -0,17 a 0,37) y la HS (DM 0%; IC del 95%: -0,09 a 0,09) fue de certeza muy baja y no mostró diferencias entre los grupos.

Doxiciclina + RAR versus RAR en la periodontitis agresiva: la evidencia de un estudio (22 participantes) del NIC (DM -0,80 mm; IC del 95%: -1,49 a -0,11) y la PBS (DM -1,00 mm; IC del 95%: -1,78 a -0,22) fue de certeza muy baja; el grupo de doxiciclina + RAR mostró una DCMI en la PBS solamente.

Tetraciclina + RAR versus RAR para la periodontitis agresiva: se encontró evidencia de certeza muy baja de una diferencia en la mejoría a largo plazo en el NIC en el grupo de tetraciclina (DM -2,30 mm; IC del 95%: -2,50 a -2,10; un estudio, 26 participantes).

Clindamicina + RAR versus RAR en la periodontitis agresiva: se encontró evidencia de certeza muy baja en un estudio (21 participantes) de una diferencia en la mejoría a largo plazo en el NIC (DM -1,70 mm; IC del 95%: -2,40 a -1,00) y la PBS (DM -1,80 mm; IC del 95%: -2,47 a -1,13) a favor de clindamicina + RAR.

Doxiciclina + RAR versus metronidazol + RAR para la periodontitis agresiva: hubo evidencia de certeza muy baja en un estudio (27 participantes) de una diferencia en el NIC a largo plazo (DM 1,10 mm; IC del 95%: 0,36 a 1,84) y la PBS (DM 1,00 mm; IC del 95%: 0,30 a 1,70) a favor de metronidazol + RAR.

Clindamicina + RAR versus metronidazol + RAR para la periodontitis agresiva: la evidencia de un estudio (26 participantes) del NIC (DM 0,20 mm; IC del 95%: -0,55 a 0,95) y la PBS (DM 0,20 mm; IC del 95%: -0,38 a 0,78) fue de certeza muy baja y no mostró diferencias entre los grupos.

Clindamicina + RAR versus doxiciclina + RAR para la periodontitis agresiva: la evidencia de un estudio (23 participantes) del NIC (DM -0,90 mm; IC del 95%: -1,62 a -0,18) y la PBS (DM -0,80 mm; IC del 95%: -1,58 a -0,02) fue de certeza muy baja y no mostró diferencias entre los grupos.

La mayoría de los ensayos en los que se probaron la amoxicilina, el metronidazol y la azitromicina informaron de eventos adversos como náuseas, vómitos, diarrea, trastornos gastrointestinales leves y sabor metálico. No se informaron eventos adversos graves.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save