Intervenciones para las caídas en la esclerosis múltiple

Pregunta de la revisión

Los pacientes con esclerosis múltiple (EM) que se sometieron a intervenciones para reducir las caídas, ¿presentan mejores resultados de las caídas que los que no se sometieron a un tratamiento? Además, los diferentes tipos de intervenciones para prevenir las caídas, ¿tienen diferentes resultados en los pacientes con EM?

Antecedentes

Debido a las lesiones en el sistema nervioso central de los pacientes con EM, las dificultades para pensar y en la fuerza muscular, el tono muscular, la sensibilidad, la coordinación y la movilidad pueden conllevar un mayor riesgo de caídas, en comparación con las personas que no padecen EM. A los pacientes con EM se les ofrece intervenciones para prevenir las caídas: ejercicios, medicación, cirugía, tratamiento de la incontinencia urinaria, terapia nutricional o con líquidos, intervención psicológica, tecnología asistencial/ambiental, del entorno (entorno social), intervenciones del conocimiento y otras intervenciones. El riesgo de caídas en los pacientes con EM es tres veces mayor que en las personas ancianas; sin embargo, no está claro si las intervenciones para prevenir las caídas son efectivas para reducir las caídas en la EM. Actualmente existen algunos estudios de buena calidad que han investigado la efectividad de las intervenciones para prevenir las caídas en pacientes con EM.

Características de los estudios

Esta revisión incluyó 13 estudios con 839 participantes que abordaron diversos tipos de intervenciones para prevenir las caídas, la mayoría comparó una intervención de ejercicios con ninguna intervención o dos o más intervenciones para prevenir las caídas.

Resultados clave y calidad de la evidencia

Existe incertidumbre sobre el efecto de los ejercicios en la prevención de caídas debido a la calidad de la evidencia baja a muy baja para algunos de los resultados primarios. La confianza en estos resultados para la prevención de caídas es baja porque este tema fue abordado solamente en unos pocos ensayos pequeños que, a nuestro juicio, tuvieron cierto riesgo de sesgo y deficiencias metodológicas. Todavía hay relativamente pocos estudios grandes y de buena calidad para fundamentar los hallazgos, por lo que se necesitan más ensayos.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia relacionada con los efectos de las intervenciones para prevenir las caídas en la EM es escasa e incierta. La base de evidencia demuestra un riesgo de sesgo variado, con una certeza de la evidencia muy baja a baja. Existe cierta evidencia a favor de las intervenciones con ejercicios para la mejora de la funcionalidad del equilibrio y la movilidad. Sin embargo, esto debe interpretarse con cautela, ya que estos resultados secundarios no se evaluaron siguiendo los criterios GRADE y los resultados representan datos de una pequeña cantidad de estudios. Se necesitan ECA sólidos que examinen la efectividad de las intervenciones multifactoriales sobre las caídas en los resultados de las caídas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La esclerosis múltiple (EM) es una de las enfermedades más prevalentes del sistema nervioso central; las estimaciones recientes de prevalencia indican que la EM afecta directamente a 2,3 millones de personas en todo el mundo. En un metanálisis reciente se han reportado tasas de caídas del 56% entre los pacientes con EM. Las guías clínicas no proponen un enfoque basado en la evidencia para las intervenciones sobre las caídas en la EM. Se necesita información resumida sobre la efectividad de las intervenciones para prevenir las caídas en la EM.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar la efectividad de las intervenciones diseñadas para reducir las caídas en pacientes con EM. Los objetivos específicos incluyeron las siguientes comparaciones: (1) intervenciones para prevenir las caídas frente a intervenciones de control y; (2) diferentes tipos de intervenciones para prevenir las caídas.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Esclerosis Múltiple y Enfermedades Raras (Cochrane Multiple Sclerosis and Rare Diseases of the CNS Group), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (2018, número 9); MEDLINE (PubMed) (1966 hasta el 12 de septiembre 2018); Embase (EMBASE.com) (1974 al 12 de septiembre 2018); Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature (EBSCOhost) (1981 al 12 de septiembre 2018); Latin American and Caribbean Health Science Information Database (Bireme) (1982 al 12 de septiembre 2018); ClinicalTrials.gov; y la Plataforma de Registros Internacionales de Ensayos Clínicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS); PsycINFO (1806 al 12 de septiembre 2018); y la Physiotherapy Evidence Database (1999 al 12 de septiembre 2018).

Criterios de selección: 

Se seleccionaron ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados de intervenciones para reducir las caídas en pacientes con EM. Se incluyeron ensayos que examinaron las intervenciones para prevenir las caídas en comparación con grupos control o diferentes tipos de intervenciones para prevenir las caídas. Los resultados primarios incluyeron: tasa de caídas, riesgo de caídas, cantidad de caídas por paciente y eventos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión cribaron los estudios para su selección, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Para comparar la tasa de caídas entre los grupos se utilizó el cociente de tasas (CT) y el intervalo de confianza del 95%. Para el riesgo de caídas se utilizó el riesgo relativo (RR) y el IC del 95% basado en la cantidad de pacientes que sufrieron caídas en cada grupo.

Resultados principales: 

En total se aleatorizaron a 839 pacientes con EM (12 a 177 individuos) en los 13 ensayos incluidos. La media de edad de los participantes fue de 52 años (36 a 62 años). El porcentaje de participantes mujeres osciló entre el 59% y el 85%. Los estudios incluyeron a pacientes con todos los tipos de EM. La mayoría de los ensayos comparó una intervención con ejercicios con ninguna intervención o con diferentes tipos de intervenciones para prevenir las caídas. Esta revisión incluyó dos comparaciones: (1) Intervención para prevenir las caídas frente a una intervención de control y (2) Intervención para prevenir las caídas frente a otra intervención para prevenir las caídas. Las intervenciones probadas con mayor frecuencia fueron el ejercicio como única intervención, la formación como única intervención, la estimulación eléctrica funcional y el ejercicio más formación. El riesgo de sesgo de los estudios incluidos fue variado; nueve estudios demostraron un riesgo de sesgo alto relacionado con uno o más aspectos de la metodología.

Hubo evidencia incierta con relación a los efectos del ejercicio frente al control en la tasa de caídas (CT de 0,68; IC del 95%: 0,43 a 1,06; evidencia de calidad muy baja), la cantidad de pacientes que sufrieron caídas (RR de 0,85; IC del 95%: 0,51 a 1,43; evidencia de calidad baja) y los eventos adversos (RR de 1,25; IC del 95%: 0,26 a 6,03; evidencia de calidad baja).

No hubo datos disponibles sobre los resultados de calidad de vida que compararan el ejercicio con una intervención de control. La mayoría del resto de las comparaciones entre las intervenciones para prevenir las caídas y los controles no hallaron evidencia de un efecto a favor de ninguno de los grupos para todos los resultados primarios.

Para la comparación de diferentes intervenciones para prevenir las caídas, la heterogeneidad de los tipos de intervención entre los estudios impidió el agrupamiento de los datos.

En relación con los resultados secundarios, hubo evidencia de un efecto a favor de las intervenciones con ejercicios en comparación con los grupos de control para la funcionalidad del equilibrio con una DME de 0,50 (IC del 95%: 0,09 a 0,92), la movilidad autoinformada con una DME de 16,30 (IC del 95%: 9,34 a 23,26) y la movilidad objetiva, con una DME de 0,28 (IC del 95%: 0,07 a 0,50). Los resultados secundarios no se evaluaron con los criterios GRADE y deben interpretarse con cautela.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save